Foto: Archivo particular

¡Pacifista! reproduce este artículo en el marco de su alianza informativa con el diario El EspectadorVea la nota original aquí.

Por Redacción Nacional – ‘El Espectador’

El líder comunitario José Jair Cortés fue asesinado este martes en una zona rural del municipio de Tumaco, en donde el pasado 5 de octubre hubo una matanza de al menos siete campesinos cocaleros en un confuso ataque.

La Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CCAJAR) informó en un comunicado que Cortés era uno de los miembros del Consejo Comunitario del territorio de Alto Mira y Frontera, en el departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador.

La información no precisa el lugar en que fue asesinado Cortés, pero recuerda que el líder “tenía amenazas hace varios días, situación que fue puesta en conocimiento por parte del Consejo Comunitario hace 20 días aproximadamente ante las autoridades competentes”.


Lea también en ¡PACIFISTA!:

¡PACIFISTA! y organizaciones de la sociedad civil lanzan campaña por los líderes sociales


La oficina del el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia repudió el asesinato de Cortés, a quien asegura conocía “por su labor”, y señaló en su cuenta de Twitter que seguirá el caso.

La Defensoría del Pueblo de Colombia también rechazó el asesinato y exigió el “esclarecimiento de los hechos”.

El organismo recordó en su cuenta de Twitter que había solicitado medidas de protección para los miembros del consejo comunitario del Alto Mira.

El Consejo Comunitario del territorio de Alto Mira y Frontera fue el que denunció hace algunas semanas la situación de emergencia humanitaria que viven campesinos afrocolombianos, mestizos e indígenas en la zona rural de Tumaco y Llorente por la presencia de grupos armados al margen de la ley.

En la misma región, miembros de la Policía hostigaron el pasado 8 de octubre con disparos y granadas a una misión humanitaria que se dirigía al lugar del ataque contra los cocaleros, aunque sin causar víctimas.


Lea también en ¡PACIFISTA!:

EDITORIAL | 50 líderes asesinados: el silencio no es una opción


Tumaco es el municipio colombiano con más hectáreas de coca sembradas y foco permanente de conflictos territoriales entre guerrillas, narcotraficantes y otras organizaciones criminales.

Por su parte, el Gobernador de Nariño, Camilo Romero Galeano, rechazó de manera enfática el asesinato del líder José Jair Cortés, integrante de la Junta de Gobierno del Consejo Comunitario Alto Mira y Frontera, zona rural del municipio de Tumaco.

“Solicitamos a las autoridades correspondientes que de manera urgente se proceda a investigar los hechos que conllevaron a la muerte del líder comunitario. Nos afecta profundamente esta muerte, justamente días después de habernos reunido en Tumaco con él y los demás miembros de esta Junta de Gobierno correspondiente al territorio donde recientemente se presentaron los dolorosos hechos que dejaron 6 campesinos y decenas de heridos y que aún son materia de investigación. Nuevamente nos resistimos a aceptar que la guerra siga dejando su huella en el pacífico nariñense. Nuestra voz de solidaridad para la familia de José Jair Cortés en este doloroso momento que mantiene el duelo en nuestro Sur”, señaló Romero.

Espere a lo largo del día un cubrimiento completo de ¡PACIFISTA! sobre el asesinato de este líder.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS