La minga comenzó este lunes con una protesta de 2.000 indígenas en la vía a Buenaventura, sector de Loboguerrero.

Todas las fotos por Santiago Villarreal.

La implementación del Acuerdo de paz no parece estar yendo por el camino correcto para las comunidades indígenas. Después del asesinato de tres de sus líderes en menos de 15 días y de varios intentos fallidos por llegar a consensos con el Gobierno entorno a lo prometido en el Acuerdo, la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), decidió jugarse la última carta: convocar a las comunidades indígenas a marchar por las calles de diferentes ciudades en el país. Su plan es hacerlo durante toda la semana.

En Bogotá, indígenas caminaron desde el Parque Nacional hasta la Plaza Bolívar en una ‘minga’, que es una gran reunión de diferentes comunidades indígenas de Colombia. La marcha transcurrió también en Buaventura, Risaralda, Huila, Caquetá, Arauca, Putumayo, Leticia, Tolima, Sucre, Córdoba y Chocó. El fotógrafo Santiago Villarreal acompañó con su cámara el recorrido por la capital.

La compra de tierras para los resguardos, la expedición de un decreto que los reconozca como autoridades ambientales, el incremento del 1% en el Sistema General de Participaciones y la protección de líderes indígenas amenazados son las razones por las cuales decidieron salir a las calles.

Como lo contamos en ¡Pacifista!, los grupos indígenas y afrodescendientes no han sido tenidos en cuenta en el Plan Marco de Implementación del Acuerdo de paz.

La última víctima de las comunidades indígenas fue el de Aulio Isaramá, líder en Chocó, quien fue asesinado por el ELN el pasado 24 de octubre.

Hasta ahora no se conocen propuestas concretas para garantizar la seguridad de las comunidades indígenas.


Vea también en ¡Pacifista!

Los indígenas se cansaron de estar pintados en el posconflicto


A comienzos de 2017 las comunidades indígenas llegaron a un acuerdo con el presidente Santos para que se aprobara un decreto que reconocía a los grupos étnicos como guardianes ambientales, pero aún no ha sido firmado.

En agosto de 2016, las organizaciones indígenas llegaron a una serie de acuerdos con el Gobierno para apoyar el ‘Sí’ en las elecciones del plebiscito.

En las instalaciones de la vicepresidencia, el Gobierno demostró que no tiene un plan concreto sobre cómo incluir el componente étnico al Plan Marco de Implementación.

ARTÍCULOS RELACIONADOS