Jesús Santrich, dirigente político Farc, tenía una curul asegurada en el congreso. Foto: El Espectador

Está por definirse si su caso puede pasar por la JEP o si se tramita directamente en la Corte Suprema de Justicia.

“Este es el principio del fin del proceso de paz con las Farc. Se vienen cosas muy complicadas”. Esto fue lo que nos dijo Henry Acosta, el intermediario entre el gobierno y las Farc cuando se abrió la posibilidad de una salida negociada al conflicto en 2010, después de conocer la captura de Seuxis Hernández Solarte, alias Jesús Santrich, uno de los dirigentes del naciente partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc).

La noticia se conoció al finalizar la tarde del lunes, cuando la Fiscalía confirmó que Santrich estaba siendo trasladado al búnker de la Fiscalía. La detención se realizó después de que la Interpol emitiera una circular roja contra Santrich por el delito de narcotráfico. Esta circular surge de una acusación que emitió la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York el pasado 4 de abril en contra de Santrich por un presunto “acuerdo para exportar 10 toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos”.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, amplió la información en una rueda de prensa y dijo que el envío de cocaína habría sido convenido por un valor de 15 millones de dólares. Ya en suelo estadounidense, agregó Martínez, esas toneladas alcanzarían un valor de 320 millones de dólares.  Estas reuniones se habrían llevado a cabo entre junio de 2017 y abril de 2018.

Según investigaciones de la DEA, los traficantes tendrían acceso a laboratorios para suministrar cocaína en Estados Unidos así como aviones para transportar la droga. De acuerdo con la misma fuente, Santrich aceptó entregar 7.000 kilos de cocaína en el transcurso de un mes y otras tres toneladas en el mes posterior. De comprobarse la versión de la agencia antidrogas estadounidense, Santrich sería culpable por el delito de conspiración y debería ser extraditado.

Durante la rueda de prensa, el fiscal estuvo al lado del presidente Juan Manuel Santos, quien respaldó la captura argumentando que en el proceso existían “pruebas rigurosas”. No obstante, fue enfático en que la extradición solo será posible después de que se compruebe la culpabilidad de Santrich en Colombia: “Si cumplido el debido proceso –y con pruebas irrefutables– hay lugar a la extradición por delitos cometidos después de la firma del Acuerdo, no me temblará la mano para autorizarla, previo el concepto de la Corte Suprema”.

En este caso, según la Fiscalía,  Santrich deberá enfrentarse a la justicia ordinaria y no a la justicia transicional, es decir, a la JEP, pues los delitos los habría cometido después de la firma del Acuerdo de Paz, por lo cual no podría gozar de amnistía ni otros beneficios judiciales pactados en el acuerdo de paz. De momento, el partido Farc señala que se trata de un “montaje” y de un ataque frontal a lo pactado.

Pablo Catatumbo, uno de los dirigentes de la Farc que ocupará una curul en el Senado, fue enfático en afirmar que “la captura de Santrich es un flagrante acto de perfidia contra la paz y pone en grave riesgo un proceso que, a pesar de las dificultades, le ha traído esperanzas a nuestro país. ¡La paz está en grave riesgo!”.

El proceso jurídico de Santrich, justamente, coincidirá con las elecciones presidenciales y dependiendo de su eventual desenlace, es posible que termine por golpear la legitimidad de la Farc. Sin embargo, del lado de la antigua guerrilla, según avance el proceso, el panorama del Acuerdo de Paz podría oscurecerse.

En aras de poner en perspectiva la captura de Santrich, ¡Pacifista! indentificó cinco elementos que deben tenerse en cuenta a la hora de analizarla. Se los presentamos a continuación.

 

  1. Donald Trump iba a llegar a Colombia en seis días

Después de la Cumbre de las Américas en Lima, Perú, durante los próximos 13 y 14 de abril, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se iba a reunir con Juan Manuel Santos en Bogotá. Esta visita se presentaba en momentos difíciles por el aumento de cultivos de uso ilícito en Colombia, una de las principales preocupaciones actuales de Washington. Sin embargo, en la mañana del martes se conoció que el mandatario canceló su gira latinoamericana para enfocarse en los problemas derivados de la guerra en Siria.

No obstante, antes de que se conociera la noticia, se podía pensar que con la captura de Santrich, además de mostrar resultados en materia de sustitución o erradicación de cultivos, el gobierno estaba interesado en demostrar que el Acuerdo de Paz se está cumpliendo, pues hace dos semanas el presidente mismo había aprobado un aumento en los recursos para apoyar a Colombia: las contribuciones pasaron de 251 millones de dólares a 391.

Para David Flórez, integrante del partido Farc, “es muy dudoso que esta captura se presente justamente seis días antes de que viniera Trump. Quienes vimos la orden de captura verificamos que proviene de una orden de un juzgado en Estados Unidos, no fue un asunto que se tramitó en las instancias jurídicas de Colombia. Esto genera muchas dudas”. Una opinión similar sostuvo Aída Avella, senadora electa por la llamada ‘Lista de la decencia’: “Con captura de Jesús Santrich, el fiscal Martínez y el presidente Santos se doblegan ante imposición de la DEA y de Estados Unidos”.

  1. Con la captura de Santrich, las investigaciones sobre los fondos para la paz dejan de ocupar el primer lugar en la agenda mediática

La agenda informativa alrededor del proceso de paz estaba girando en torno a diferentes cuestionamientos en torno a la administración de los recursos para implementar el Acuerdo de Paz. La semana pasada, los gobiernos de Suecia, Noruega y Suiza le solicitaron al Ministerio de Hacienda información sobre la ejecución de estos recursos por parte Fondo Colombia en Paz, entidad que recibe y administra los recursos otorgados por Naciones Unidas, la Unión Europea, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

De este fondo, a su vez, depende el Fondo Colombia Sostenible, encargado de administrar las donaciones de Noruega, Suecia y Suiza (cerca de 200 millones de dólares) para la ejecución de proyectos agrícolas e implementación del Acuerdo de Paz. A finales de marzo, el gobierno le notificó a la coordinadora De la ejecución de estos recursos, Marcela Huertas Figueroa, que no le renovaría el contrato, lo cual despertó dudas en los entes de control.

A este episodio se suman los reclamos por retrasos en los pagos por parte de los contratistas de la Agencia para la Renovación de Tierras, que dependen de los recursos del Fondo Colombia en Paz. Gloria Ospina, directora de este fondo, estuvo en el ojo del huracán por un contrato por 1.340 millones de pesos que quedó a cargo de la firma Synersis S.A.S, una empresa de la cual Fernando Cifuentes, pareja sentimental de Ospina, es director comercial.

  1. ¿La JEP podrá asumir el caso?

Enrique Santiago, asesor jurídico de la Farc, se pronunció sobre la captura de Santrich en su cuenta de Twitter, donde señaló que el caso debe pasar a la sección del tribunal para la paz de la JEP, donde deberían evaluar si los actos en los que habría participado Santrich ocurrieron después de que se firmara el Acuerdo de Paz.

No obstante, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, aseguró que las pruebas demostrarían que Santrich habría cometido los delitos después de la firma del Acuerdo, por lo cual el caso pasaría a la Corte Suprema de Justicia, corporación encargada de avalar la extradición. Aunque no se conocen detalles sobre la defensa jurídica de la Farc, fuentes del partido nos contaron que harán lo posible para que pase por la JEP, organismo que hasta ahora está comenzando a funcionar y que en cuestión de semanas se quedará sin secretario ejecutivo.

  1. Vargas Lleras podría beneficiarse políticamente

El candidato Germán Vargas Lleras, quien recientemente recibió el respaldo del partido de la U para las elecciones presidenciales, dejó de ser un opositor del Acuerdo de Paz a y lo comenzó a respaldar durante los últimos debates presidenciales. Incluso cuestionó a Iván Duque, candidato del Centro Democrático, por su propuesta de modificar estructuralmente el Acuerdo, incluyendo la JEP. Para Vargas Lleras, las dudas que tenía sobre la justicia transicional fueron despejadas por la Corte Constitucional y el Acuerdo debe implementarse.

Además de capturar algunos votos de centro, a Germán Vargas le interesa demostrar que el Acuerdo de Paz no generará impunidad, como tanto le preocupa al Centro Democrático. En este orden de ideas, la captura de Santrich sería ideal para mostrar una línea dura y un argumento en contra de la hipótesis de que “las Farc se van a tomar el país”. Para el profesor Luis Trejos, de la Universidad del Norte, este caso “puede restarle votos a Duque, pues demuestra que su partido no es el único dispuesto a aplicar la Ley”.

  1. ¿Hasta qué punto la Farc defenderá a Santrich?

Jesús Santrich es uno de los dirigentes con menor popularidad en el partido Farc por diferentes declaraciones en las que ha cuestionado al gobierno e incluso ha pasado por alto el llamado de las víctimas. Que él llegara al Senado sin pasar por la JEP, como estaba previsto hasta este lunes, le daría la razón al Centro Democrático cuando criticaba que los integrantes de Farc con delitos de lesa humanidad podían llegar al Congreso sin antes ser juzgados. Sin Santrich en la bancada, la Farc podría ganar algo de popularidad, después de obtener apenas el 0.27 por ciento de los votos en las elecciones legislativas del 11 de marzo.

Por otro lado, según una versión entregada por Santrich a ¡Pacifista! durante una entrevista anterior, el Estado estaba incumpliendo con lo pactado y “sembrando las condiciones para que resurja la violencia”.

En otras declaraciones, que desde el Gobierno se han visto como amenazantes, Santrich ha criticado duramente la implementación del Acuerdo en diferentes fases, al punto que incluso sus posturas han generado molestias en su propio partido.

Por su parte, opositores al Acuerdo de Paz, como el candidato presidencial Iván Duque y otros copartidarios del Centro Democrático, le han pedido firmeza a las instituciones colombianas para actuar en este y otros casos que puedan venir. Exigen que la Farc entregue toda la información de las rutas ilegales y del negocio del narcotráfico En su poder y atribuyó el aparente actuar ilegal de Santrich a la supuesta flexibilidad con la que el Gobierno ha asumido el narcotráfico como delito conexo al político a lo largo del proceso de paz.

Nota del editor: Este artículo fue elaborado antes de que se conociera la cancelación de la visita de Donald Trump a Colombia. La información relacionada con este hecho fue actualizada en esta misma nota en la mañana del martes. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS