Benny Goodman Orchestra

El momento final de una confrontación armada es recibida con alivio y alegría. Para quienes la protagonizaron y sufrieron, los últimos días de la guerra son prometedores y permiten soñar en un mejor porvenir. Eso nos dice la lógica, aunque las implicaciones de la paz tienen un fuerte componente emocional.

 La música es una de las expresiones artísticas que mejor condensa sentimientos. Y, pensando en que en Colombia estamos transitando hacia el fin del conflicto entre el Estado y las Farc, seleccionamos grandes canciones que han acompañado el fin de las guerras alrededor del mundo. Algunas hablan del regreso a casa de los soldados en servicio, y otras de las lecciones de la confrontación, el perdón y la libertad.

Aunque fue difícil escoger, les dejamos varias de las tonadas que han servido de banda sonora para las últimas horas de la guerra.

My Guy’s Come Back (1945)

‘My Guy’s Come Back’ (‘Mis chicos han vuelto’ en español) es una canción estrenada en 1945, escrita por los músicos Ray McKinley y Mel Powell e interpretada por el clarinetista estadounidense Benny Goodman y su orquesta. El sencillo fue lanzado en el mismo año del fin oficial de la Segunda Guerra Mundial.

La composición ‘My Guy’s Come Back’, adherida al género jazz, resume la euforia que sintieron muchos estadounidenses con la llegada de sus soldados a casa luego de la guerra librada en Europa, África, Asia y en aguas del Pacífico desde 1941 hasta 1945. La canción, además, relata el deseo de muchos norteamericanos de sólo recibir buenas noticias después del conflicto.

Esta es la versión de ‘My Guy’s Come Back’ cantada por Liza Morrow y con música de la orquesta de Benny Goodman grabada el 12 de septiembre de 1945 por Columbia Records. 

 

Ringo no uta (1945)

El fin de la Segunda Guerra Mundial no sólo inspiró composiciones musicales en los países ganadores del conflicto, como Estados Unidos, sino en los perdedores. ‘Ringo no uta’ (la canción de las manzanas en español) fue una obra compuesta en 1945 en Japón.

Esta pieza apareció en la película nipona ‘Soyokaze’ (‘Suave brisa’ en español), estrenada en octubre de 1945, un mes después del Acta de Rendición japonesa del 2 de septiembre de ese año. ‘Ringo no uta’ fue famosa en Japón por ser el primer éxito musical después de la Guerra.

“La canción de las manzanas” es una tonada que, con su letra, intenta dar ánimo y esperanza al golpeado pueblo japonés que sobrevivió a la Guerra. La canción evita las expresiones de angustia y dolor comunes en la sociedad nipona de esos años.

 

Canciones para después de una guerra (1971)

‘Canciones para después de una guerra’ es el nombre de un documental estrenado en 1971 realizado por el director de cine español Basilio Martín Patino. La película es una recopilación de imagen, video y música de la posguerra civil en España. En esta producción hay un compendio de las canciones populares que se escucharon en el fin de la guerra en el país ibérico en 1939.

Las piezas sonoras del fin de la guerra civil que aparecen en el documental “eran canciones para sobrevivir, canciones con calor, con ilusiones, con historia; canciones para sobreponerse a la oscuridad, al vacío, canciones para tiempos de soledad”.

El filme, una pieza clave para la memoria de la guerra y posguerra civil española, no se pudo estrenar hasta 1976 por la censura, en su momento, de la dictadura del general Francisco Franco.

 

Soldiers Of Vietnam: Welcome Home! (década de los 70)

Esta canción, compuesta por el cantante Jimmy Flynn, no es la composición más popular del fin de la Guerra de Vietnam; sin embargo, es un sencillo que supo darle la bienvenida a casa a los veteranos de la confrontación. La obra habla de acoger a los soldados e intenta disculparse, en nombre de los estadounidenses, por haber enviado a sus hombres a combatir en una guerra infundada.

También, ‘Soldiers Of Vietnam: Welcome Home!’ revela el hecho de que para Estados Unidos era tiempo de curar las heridas que la guerra dejó en sus soldados.

 

Looking for Freedom (1989)

En 1989, David Hasselhoff, actor y cantante, lanzó una versión del sencillo ‘Looking for Freedom’, estrenado originalmente en 1978 por el cantante alemán Marc Seaberg. Ese año, la versión ochentera de Hasselhoff alcanzó la posición número 1 en los listados musicales de Alemania Occidental, o la República Federal de Alemania (RFA), su nombre oficial en esa época.

Paralelamente al furor de la canción, el 9 de noviembre de 1989, el famoso Muro de Berlín para la RFA, o el Muro de Protección Antifascista para la República Democrática Alemana (RDA), comenzó a ser derribado por cientos de berlineses cansados de décadas de separación. Ante la magnitud del evento, Hasselhoff fue invitado a Alemania para cantar la canción más sonada por esos días en las emisoras de ese país, convirtiéndose en el primer artista estadounidense en presentarse en la RDA.

Aparte del nombre, la letra de ‘Looking for Freedom’ no tenía nada que ver con la caída del Muro; no obstante, se convirtió en el himno de los últimos días de la Guerra Fría en Alemania y en la representación del deseo de libertad de esa nación. “Yo sólo soy un tipo de televisión que cantó una canción sobre la libertad”, dijo Hasselhoff años después de su presentación cerca a la Puerta de Brandeburgo en Berlín.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS