¿De verdad tenemos la culpa de que los gringos metan más cocaína?

Ligar el aumento del consumo a la cantidad de hectáreas sembradas no es un cálculo riguroso, menos en un país al que hoy le preocupa más la heroína que la ‘coca’.