Síguenos en Facebook

Por Saúl Hernández

Hace 10 años, los mexicanos escucharon un discurso presidencial que cambiaría sus vidas para siempre. Tan pronto asumió el poder, Felipe Calderón Hinojosa dejó claro cuál sería su estrategia para combatir el crimen organizado: optó por la militarización. El gobierno mexicano se pintó de verde olivo y su presidente se enfundó, literalmente, en la casaca militar.

“Sé que restablecer la seguridad no será fácil ni rápido, que tomará tiempo, que costará mucho dinero, e incluso y por desgracia, vidas humanas”, advirtió Calderón en su primera alocución como mandatario el primero de diciembre del año 2006. Pero hizo a sus gobernados una promesa: “ténganlo por seguro, esta es una batalla en la que yo estaré al frente, es una batalla que tenemos que librar y que unidos los mexicanos vamos a ganar a la delincuencia”.

Ese fue el inicio del enfrentamiento entre el Estado mexicano y el narcotráfico. A partir de entonces el país se convirtió en escenario de luchas brutales entre organizaciones criminales rivales por el control de las rutas del tráfico de drogas, lo que provocó una crisis de violencia sin precedentes. El crimen también se diversificó: se multiplicaron los homicidios, los secuestros, las extorsiones y otros delitos de alto impacto; y Calderón —del conservador Partido Acción Nacional—concluyó su periodo sin que pudiera cumplir su palabra: ganar la guerra a la delincuencia.

Ahora Enrique Peña Nieto ocupa la silla presidencial. Y aunque se apartó del tono beligerante de su antecesor, su estrategia no cambió: los militares permanecieron en las calles y la lucha frontal contra el narcotráfico continuó.

Los mexicanos sólo saben una décima parte del terror de la ‘Guerra contra el narco’. Leer más aquí.

El resultado de esa ecuación tiene un gran perdedor: la población civil, quien ha sufrido las más terribles consecuencias de esta ‘guerra’; por eso en VICE News decidimos lanzar una serie de reportajes con el fin de ofrecer a nuestra audiencia una lectura de lo que ha significado este periodo.

En cada texto exploramos un delito de alto impacto relacionado con el crimen organizado y para ello un equipo de reporteros viajó a diversos estados del país en busca de historias, las cuales se combinaron con un análisis de datos que muestra el comportamiento de esos crímenes a lo largo de la década.

Tomamos como punto de referencia el año 2006 porque ese año presenta la fotografía anterior más inmediata al inicio de la ‘guerra’: así encontró Calderón el país cuando tomó posesión. Hoy, en este texto resumimos los hallazgos encontrados en materia de datos, cuyas fuentes son las propias autoridades.

No somos ingenuos. Sabemos que las estadísticas oficiales apenas reflejan una pequeña parte del problema y que el tamaño de la tragedia nadie la sabe en realidad.

Sin embargo, éstas son las cifras que utiliza el gobierno para evaluar su política en materia de seguridad. Es decir, medimos al gobierno con la misma vara que construyó para ser medido, y el balance es negativo: la ‘Guerra contra el narco’ no ha servido para reducir la violencia. En todos los delitos considerados, el diagnóstico actual es mucho más grave que cuando la ‘guerra’ empezó.

A manera de resumen podemos decir que la mayoría de los delitos analizados alcanzan su clímax de incidencia entre los años 2011 y 2013 para después disminuir gradualmente. Sin embargo, a partir del año pasado la tendencia a la baja se detuvo y los crímenes comenzaron a repuntar. La incidencia delictiva que vemos en este 2016 sigue siendo mayor a la registrada antes del ‘año cero’ de la ‘guerra’. Y como una imagen dice más que mil palabras, te presentamos los diez gráficos que hizo para el especial nuestro equipo de diseño.

Cifra negra: más de 90% de los delitos no llegan a la estadística oficial

Lo primero que hay que saber es que existe un gran hoyo negro de información sobre lo que realmente ha sucedido en la última década: los mexicanos sólo nos hemos enterado de una décima parte del terror criminal que ha azotado al país en estos años.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) que publica el INEGI, sólo durante el 2015 ocurrieron en México 29,3 millones de delitos, de esos únicamente se denunciaron 3 millones y apenas 1,8 millones fueron investigados (se abrió una averiguación previa).

Esta pequeña fracción de denuncias con averiguación es la que figura en las cifras oficiales. El resto termina en una estadística oculta de la criminalidad conocida como “cifra negra”: son delitos que se cometieron, pero no aparecen en los registros oficiales.

La cifra negra en México, de por sí muy alta, ha crecido año con año. Antes de que Felipe Calderón declarara el embate a los cárteles, se estimaba que 81 por ciento de los delitos no se denunciaban; en 2015 esta proporción creció a 94 por ciento.

medimos-decada-violencia-mexico-10-delitos-balance-negativo-body-image-1481167274
Homicidio doloso: 73% más alto

Los homicidios dolosos prácticamente se duplicaron en el periodo más violento de la ‘guerra’ pasando de 11.806 en el año 2006 a 22.852 en el 2011. En los siguientes años el delito disminuyó pero a partir de 2014 repuntó nuevamente, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Felipe Calderón recibió un país en que se cometían un promedio de 984 homicidios mensuales. El México de 2016 es un país donde 1.706 personas son asesinadas cada mes, es decir, 73 por ciento más que cuando inició la ‘guerra’.

Acapulco homicida: el rico, el pobre y el más violento. Leer más aquí.

2. medimos-decada-violencia-mexico-10-delitos-balance-negativo-body-image-1481167302
Tortura: tenemos el doble de casos

La ‘Guerra contra el narco’ no sólo intensificó la violencia con la que actúa el crimen organizado, también incrementó los abusos por parte de las fuerzas encargadas de combatirlo. En este contexto, la tortura se volvió una práctica generalizada en las instituciones de seguridad, señala un informe de Naciones Unidas (ONU).

Según datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), las quejas por tortura se llegaron a multiplicar casi por cinco en los años más violentos de la ‘guerra’ respecto a antes de su inicio. En 2006 se presentaron un total de 330 quejas por tortura y/o tratos crueles, inhumanos o degradantes mientras que en 2012 la cifra subió a 1.639 casos.

Las quejas hasta agosto de este año siguen superando a las de hace una década. Con casi 60 quejas mensuales, la estadística duplica los 28 casos que se presentaban en promedio cada mes durante 2006.

Tortura en Veracruz: cuando autoridades y narcos aplican la ley del todo vale. Leer más aquí.

3. medimos-decada-violencia-mexico-10-delitos-balance-negativo-body-image-1481167142
Desapariciones: crecen 48 veces

Las desapariciones en México se dispararon tan pronto comenzó la ‘guerra’, así lo muestran las cifras del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED).

Los casos pasaron de 85 en el año 2006 a un pico máximo de 4.113 durante el 2011. En los siguientes años la cifra osciló entre las 3.300 y 4.200 desapariciones anuales, unos 300 casos en promedio al mes.

Si tomamos en cuenta el comportamiento mensual de este fenómeno antes de iniciada la ‘guerra’ y el resultado que tenemos ahora, es claro que la situación ha empeorado: en el 2006 desaparecían 7 personas al mes y ahora desaparecen 333; es decir, se multiplicaron 48 veces.

‘Cartas’ en Facebook para no olvidar a un hijo desaparecido. Leer más aquí.

4. medimos-decada-violencia-mexico-10-delitos-balance-negativo-body-image-1481167325
 Extorsión: sube 61%

Las cifras del Secretariado revelan que la situación respecto a este delito tampoco ha mejorado. En el 2006 se contabilizaron 3.157 denuncias por extorsión y en adelante la cifra creció año con año hasta llegar al máximo pico de 8.196 denuncias en el 2013, es decir más del doble.

A partir de entonces las denuncias disminuyeron, pero aun así el promedio mensual de este 2016 es de 424 casos, un 61 por ciento más de los 263 que se registraban mensualmente durante 2006.

Y esto es sólo la punta del iceberg, ya que la extorsión es de los ilícitos que menos se notifican a la autoridad.

‘Narcos’ extorsionan a ‘narcos’ en México: víctimas de sus propios métodos. Leer más aquí.

5. medimos-decada-violencia-mexico-10-delitos-balance-negativo-body-image-1481167368
Secuestro: sube un 48%

El secuestro también creció. En 2006 se presentaron 733 denuncias que año con año fueron aumentando hasta llegar a un histórico de 1.683 durante 2013, más del doble.

A partir de entonces se redujeron las denuncias, aunque los casos aún superan los registrados una década antes. Actualmente se cometen 90 secuestros en promedio al mes, es decir 48 por ciento más de los 61 que se perpetraban mensualmente antes del inicio de la ‘guerra’.

Este año, hasta octubre, van 907 secuestros y contando. Falta por contar cerca del 94 por ciento de los casos que terminan en la cifra negra de no denunciados.

6. medimos-decada-violencia-mexico-10-delitos-balance-negativo-body-image-1481167421
 Ejecuciones extrajudiciales: llegaron a crecer hasta 4 veces

La CNDH sólo tiene registradas 14 quejas por ejecuciones extrajudiciales o sumarias entre enero de 2006 y julio de 2016, aunque también contabiliza otras 295 en las que se acusa a alguna fuerza de seguridad de “privación de la vida”, es decir un eufemismo de ejecución. Juntas suman 309 denuncias.

Las quejas se multiplicaron por cuatro durante los años más violentos de la ‘guerra’ pasando de 13 en el 2006 a 51 en el 2010. Luego las denuncias comenzaron a disminuir hasta llegar a niveles similares a los que existían previo al ‘año cero’. Hasta julio de este año, la CNDH contabilizaba el mismo número de casos que los que hubo en todo el 2006. Hay que tomar la estadística con cautela, ya que la posibilidad de que una ejecución extrajudicial se denuncie, se documente y que el Estado admita su culpa es prácticamente nula.

7. medimos-decada-violencia-mexico-10-delitos-balance-negativo-body-image-1481168049

*Esta historia fue publicada originalmente en VICE NEWS.  Es un resumen de varios de los reportajes que conforman el Especial ’10 años de la Guerra contra el narco’. 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS