Ana María Cortés (Izq.), Frank Dairo Rincón y Luis Barrios.

En los últimos meses han asesinado a cinco personas que simpatizaban o trabajaban con la campaña de Petro. Las investigaciones no han detectado que se trate sobre asesinatos políticos. ¿Qué pasa entonces? 

La noche del domingo fue de incertidumbre para los cerca de 7.000 habitantes del municipio de Murindó, en el noroccidente de Antioquia, zona fronteriza con Chocó. En el transcurso del día, a varias personas les llegó el siguiente mensaje de Fredy Urón, personero del municipio, a través de Whatsapp: “Compañeros, buenas noches. Le habla Freddy Urón, personero municipal de Murindó, Antioquia. Acabamos de recibir una información urgente y la pongo en conocimiento por si llega a suceder algo. Al parecer 150 hombres armados de las Autodefensas acaban de desembarcar en el cementerio del pueblo y aparentemente pretenden incursionar en la noche de hoy, no sé contra quién ni qué piensan a hacer, pero esa es la información que hemos recibido”.

El mensaje le dio la vuelta al país y agudizó el temor de las organizaciones que consideran posible el retorno de grupos paramilitares a las zonas de conflicto. Además, este mensaje llegó justo en un momento crítico para los líderes sociales: ese fin de semana fueron asesinados dos líderes, uno en Valle del Cauca y otro en Antioquia, a los que se suman ocho que fueron reportados durante los últimos 10 días. La lista de líderes sociales y defensores de derechos humanos asesinados desde que comenzó a implementarse el Acuerdo de Paz asciende a 105, una cifra poco a poco ha generado temor en territorios como Murindó, donde históricamente ha estado presente el conflicto armado.

Murindó fue uno de los cinco municipios de Antioquia –de 125– en donde ganó Gustavo Petro en la segunda vuelta presidencial, con el 87 % de los votos. Integrantes de su campaña pusieron el tema de Murindó en la agenda de las redes sociales, pues en las últimas semanas se han registrado hechos violentos en municipios donde Petro resultó ganador (como el caso de Argelia, en Cauca, donde siete personas fueron asesinadas). A estos episodios se suman otros asesinatos de personas que trabajaron en la campaña o eran simpatizantes de Petro. Unas horas antes de que se conociera el audio del personero fue asesinado en Pitalito, Huila, el profesor Frank Dairo Rincón, quien, como dijo en un comienzo el partido de Petro, hacía parte de la campaña.

A este asesinato se suman otros cuatro de personas que trabajaron en la campaña de Gustavo Petro. El tema es delicado y ha despertado diferentes reacciones. Por un lado, desde la campaña de Petro se habla de una persecución sistemática y, por otro, el gobierno y las autoridades no han confirmado que los asesinatos se hayan presentado dentro de un marco de persecución política. Si bien las investigaciones son todavía incipientes, esto lo que se sabe hasta ahora de cada uno de los casos.

Murindó, “por ahora la situación está tranquila”

Desde la semana pasada, el personero del municipio ha recibido diferentes denuncias sobre la reorganización de los grupos paramilitares en el territorio, especialmente la jurisdicción del Carmen del Darién. Además de reclutamiento de menores, el personero recibió información sobre una posible disputa entre el Clan del Golfo y otros grupos al margen de la Ley, como el ELN, en el corredor del Golfo de Urabá, donde pueden traficar estupefacientes. De acuerdo con la versión del personero, en la madrugada del sábado se presentó un grupo extenso de personas en el cementerio y, como le informaron a él, harían parte de las Autodefensas.


Lea también en ¡Pacifista!

La Corte Constitucional tuvo que ponerse la diez por los líderes sociales


Después de que el personero hiciera pública sus denuncias, el coronel Jerson Fajardo, comandante de la Policía de Urabá, dijo que desde su oficina no “tenían ninguna novedad”, que probablemente el personero “se asustó” y por eso envió ese mensaje. “Sí hubo un entierro en el cementerio, fue muy temprano, de pronto el personero malinterpretó las cosas, no sé”, nos contó una fuente de la Alcaldía de Murindó que conoce el caso de cerca.

En la mañana del lunes hablamos con el alcalde del municipio, Jorge Maturana. Según él, en el transcurso del domingo realizaron un consejo de seguridad que se extendió hasta las 12 de la noche para evaluar la situación: “La Policía estuvo patrullando, el Ejército estuvo vigilando  y tratamos de verificar la información que nos dio el personero. Por ahora lo que parece es que no es cierta la información que le llegó. Averiguamos con los habitantes del municipio y la verdad no hay pruebas sobre la incursión a la que él se refiere”.

También hablamos con representantes de la comunidad Embera de este municipio, donde la pobreza extrema alcanza el 95,14 %. Según ellos, “por ahora la situación está tranquila”. En las zonas rurales, sin embargo, sí se ha constatado la presencia de grupos al margen de la Ley, principalmente del ELN. Con esta afirmación coincide el alcalde del municipio: “Sí hemos escuchado varios comentarios de que hay milicianos del ELN y del Clan del Golfo pero no se han encontrado armas, tampoco hay órdenes de captura. En la zona rural existe presencia del ELN y el Ejército hace patrullaje constantemente, pero no se han presentado enfrentamientos ni incursiones”. Sobre los reclutamientos, el alcalde dijo que, en efecto en semanas pasadas recibió información por parte del personero de un reclutamiento: “el muchacho ya está en el municipio, el personero evitó que se lo llevaran, según contó”.

Asesinato de profesor en Pitalito: no fue por causas políticas

Aunque en un comienzo se difundió la noticia de que habían asesinado a un promotor de la campaña de Gustavo Petro en Pitalito, lo cierto es que el mismo Petro  fue quien aclaró que “no tenía cargos de responsabilidad en el movimiento” y que tampoco parecía “que las causales del crimen tuvieran que ver con causas políticas”. Eso sí, en la campaña de la Colombia Humana confirmaron que el profesor Frank Dairo Rincón era simpatizante de Petro.

 

La Policía de Huila tiene otra versión. Según comandante de la Policía de este departamento, coronel Juan Carlos Restrepo, el docente fue herido en medio de una riña afuera del establecimiento público, y por tanto su muerte no sería producto de su actividad política. Además, aseguró que el sujeto que hirió a Rincón ya está en manos de las autoridades. Rincón, profesor de Ciencias Naturales, fue asesinado el sábado en el centro del municipio. De acuerdo con la Policía del Huila, el profesor fue herido en medio de una riña callejera en las afueras de un establecimiento público.

Ana María Cortés: el ministro de Defensa no coincide con la Policía

Fue asesinada en la noche del 4 de julio en Cáceres, Antioquia, donde trabajó como promotora de la campaña de Gustavo Petro a la presidencia. Jorge Rojas, el director nacional de la campaña de la Colombia Humana, constató el ejercicio de liderazgo de Ana María Cortés e incluso dijo que la conoció en terreno y que ella fue clave para dialogar con los campesinos víctimas del conflicto que viven en la región.

Sin embargo, en el municipio de Cáceres comenzó a circular el rumor de que Ana María trabajaba como informante para el Clan del Golfo. Cuando la prensa le preguntó al subcomandante de la Policía de Antioquia, Carlos Julio Cabrera, sobre estos rumores, dijo que no había información sobre antecedentes ni conocimiento sobre esas versiones. Otra es la información que presentó el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas. Según él, es cierto que Cortés trabajó para la campaña de Petro e incluso fue testigo electoral. Sin embargo, afirmó que existe una investigación contra la mujer por supuestos vínculos con las redes de apoyo del Clan del Golfo.

Familiares y allegados a Ana María Cortés rechazaron las afirmaciones del ministro y, por el contrario, ratificaron la versión de Jorge Rojas: ella trabajaba para la campaña de Petro e incluso trabajó en el Personería del municipio en 2011. Lo cierto es que, hasta el momento, el ministro de Defensa no ha entregado pruebas que demuestren que Cortés tuvo con contactos con grupos ilegales y tampoco ha hecho pública la investigación que supuestamente la Fiscalía adelantaba en su contra.

Gabriel Muñoz Muñoz: el caso sigue en investigación

Durante la jornada electoral del pasado 27 de mayo fue encontrado el cuerpo de Gabriel Muñoz Muñoz, líder campesino del Huila y coordinador local de la campaña presidencial de Gustavo Petro en el municipio La Argentina, al sur del Huila. Muñoz, además de trabajar para la campaña de la Colombia Humana, integraba la red de veedurías ciudadanas “Vemos Todo”.

Según la versión de la Policía del Huila, Muñoz fue encontrado en la vereda con lesiones de arma de fuego y “un arma blanca en la mano”, lo que, para las autoridades, significaría que hubo una riña. La principal hipótesis de la Policía es que el asesinato tendría que ver con una disputa con su hijastro, quien lo habría amenazado en anteriores ocasiones. No obstante, en la campaña de Petro aseguran que pueden existir otros móviles, pues por esa época fue amenazado Yesid Campos, coordinador de la campaña de la Colombia Humana en el municipio de San Agustín. La Fiscalía, por su parte, guarda silencio y dice que continúa en la investigación.

Luis Barrios: no hay certezas del móvil del asesinato

Mientras el país estaba pendiente del partido de la Selección Colombia contra Inglaterra, en Rusia, en Palmar de Varela, Atlántico, fue asesinado Luis Barrios, un reconocido líder social que denunció al menos 20 casos de corrupción y reportó varias amenazas desde 2015. Barrios respaldó la campaña de Gustavo Petro en su municipio, y su liderazgo se caracterizaba por denunciar casos de microtráfico y corrupción.


Lea también en ¡Pacifista!

Sin empatía no hay derechos humanos: miren a Colombia


La hipótesis más fuerte de la Policía es que lo habrían asesinado por las denuncias contra expendedores de droga, no por su labor política. El asesinato de Barrios generó indignación en el municipio, pues se presentó durante el partido de la selección Colombia. Recibió dos disparos en su casa. Como lo reveló La Silla Caribe, el pasado 27 de junio Barrios envió un formulario a la Unidad Nacional de Protección (UNP) solicitando medidas de seguridad. Las autoridades ofrecieron 15 millones de pesos para las personas que ayuden a esclarecer lo sucedido.

Evelia Francisca Atencia Pérez: el asesinato del que pocos hablan

El jueves 21 de junio fue asesinada la profesora Evelia Francisca Atencia Pérez en el municipio de Maicao, La Guajira. Dos personas en moto llegaron hasta su casa y le propinaron varios disparos. Evelia, de 51 años de edad, era promotora de la campaña presidencial de Gustavo Petro y profesora de la Institución Educativa No. 9. Su caso es complejo, pues el 24 de diciembre de 2017 desconocidos asesinaron a su esposo, Hernando Manjarrés. No se conocen los motivos.

La Policía no se ha pronunciado al respecto ni ha lanzado hipótesis. El Magisterio de Maicao, por su parte, rechazó el asesinato, así como panfletos de las Águilas Negras que han circulado por Maicao. En las últimas semanas, incluso, han aparecido grafitis en Maicao con el mensaje “AUC Bloque Norte presente”. Luis Eduardo Gómez Pimienta, uno de los coordinadores de la campaña de Petro en La Guajira, ha llamado la atención de las autoridades por las amenazas de los grupos paramilitares. En la Policía local, sin embargo, señalan que no existen pruebas contundentes de que las AUC estén en Maicao.

ARTÍCULOS RELACIONADOS