Vietcong

La Guerra de Vietnam duró veinte años (1955 – 1975) y acabó con la vida de casi seis millones de personas, entre civiles y actores armados.

Un 1º de noviembre como hoy, pero en 1955, inició la Guerra de Vietnam, un conflicto que duró 20 años (1955 – 1975) y enfrentó al ejército de Estados Unidos y al gobierno de República de Vietnam (Vietnam del Sur) contra la guerrilla del Frente Nacional de Liberación de Vietnam (Viet Cong) y el ejército de la República Democrática de Vietnam (Vietnam del Norte). Enmarcado en la Guerra Fría, este conflicto acabó con la vida de casi seis millones de personas, entre civiles y actores armados; y motivó el uso de todo tipo de armas. Así entró en escena el Agente Naranja, uno de los compuestos más tóxicos de la guerra química y la herencia maldita de la Guerra de Vietnam. 

De 1962 a 1971, el gobierno de Estados Unidos, por medio de sus fuerzas militares, bañó las tierras de Vietnam, Laos y Camboya con 76 millones de litros de herbicidas, entre los que se contaban el Agente Púrpura, el Agente Verde, el Agente Rosa, el Agente Blanco, el Agente Azul y el Agente Naranja. Estas sustancias químicas se usan en la agricultura, para destruir las plantas indeseadas de los cultivos. Pero, en los años 60, fueron utilizados como insumos de la guerra.

Según el Wadebridge Ecological Centre, bajo el proyecto militar conocido como la Operación Ranch Hand, las fuerzas aéreas estadounidenses fumigaron, con herbicidas, alrededor de 2.5 millones de hectáreas de bosques del sur de Vietnam. El defoliante que más se empleó, según este centro, fue el Agente Naranja, del que se usaron unos 44 millones de litros. El Agente Naranja fue nombrado de esta forma por el color de los recipientes que los soldados estadounidenses llevaban en sus morrales militares. En su descripción química más estricta, es un mezcla de dos herbicidas: el 2.4-D (ácido 2,4 – diclorodifenoxiacético) y el 2,4,5-T (ácido 2,4,5 – triclorofenoxiacético).

Soldado EE.UU. Vietnam

Soldado del ejército de Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam.

Durante la guerra, fue usado para deforestar el campo de batalla y demoler cualquier escondite posible de los combatientes del Viet Cong. También, fue empleado para envenenar los túneles que los miembros de esa guerrilla construyeron a lo largo y ancho de la selva para evitar emboscadas y ataques aéreos.

En la década de los 60, la frecuente demanda de este herbicida por parte del Ejército y el Departamento de Defensa estadounidense significó, para Monsanto Corporation y Dow Chemical -las empresas productoras de este químico-, un mal manejo de esta sustancia en su proceso de desarrollo. El escritor ambiental Hugh Warwick afirma que los cortos plazos para abastecer del químico a los militares provocaron que la concentración de elementos tóxicos fuera mayor en el Agente Naranja enviado a Vietnam, contaminando 1.000 veces más que el químico usado comercialmente.

En su afán por dominar la guerra de guerrillas que supuso el conflicto en Vietnam, las directivas estadounidenses terminaron contaminando un vasto territorio de ese país, y del Sudeste Asiático, con la aplicación del Agente Naranja. Conforme el estudio de Jeanne Mager Stellman para la Universidad de Columbia, cerca de 3.181 poblaciones vietnamitas resultaron perjudicadas en sus tierras destinadas a la siembra.

Según el Instituto de Medicina de la Academia Nacional de la Ciencias de Estados Unidos (National Academy of Sciences-NAS), la población civil, en especial los niños, fue la más afectada por la confrontación química: sufrieron todo tipo de cánceres, defectos congénitos, afecciones cutáneas, deformaciones severas, espina bífida y trastornos hepáticos. Sin embargo, guerrilleros del Viet Cong y numerosos soldados de Estados Unidos, los combatientes, también terminaron padeciendo estas afecciones. Incluso, veteranos estadounidenses de Vietnam han emprendido procesos judiciales para reclamar por los daños que las armas de su propio ejército les causaron.

 

 

El año pasado, la oficina de gerencia y presupuesto de la Casa Blanca, en representación del gobierno de Estados Unidos, aceptó pagar 47.5 millones en indemnizaciones por discapacidad, durante 10 años, a 2 mil 100 reservistas de la Fuerza Aérea y elementos activos que estuvieron expuestos al Agente Naranja durante la guerra de Vietnam. Según datos del Departamento de Atención para Veteranos de Estados Unidos, una de cada seis indemnizaciones que el gobierno estadounidense tiene que pagar a un veterano está relacionada con el Agente Naranja.

Ante el mal que generó la guerra química en Vietnam, la multinacional Monsanto, responsable del Agente Naranja, defiende su creación y asegura que “los militares de EE.UU. utilizaron el Agente Naranja de 1961 a 1971 para salvar las vidas de soldados de EE.UU. y sus soldados aliados, deshojando la densa vegetación en las selvas de Vietnam y por lo tanto reduciendo las posibilidades de una emboscada”.

La Cruz Roja sostiene que el Agente Naranja destruyó, en Vietnam, alrededor de 90 millones de metros cúbicos de madera selvática, la mitad de todos los manglares del país, contaminó ríos y manantiales, e interrumpió la cadena de alimentación humana y animal. Aún con esta evidencia, hoy se siguen utilizando compuestos tóxicos en diferentes conflictos alrededor del mundo. En Siria, pese a la directiva de la ONU que acordó destruir el pertrecho químico en ese país en 2013, los ataques con armas de este tipo continúan y han sido denunciados por medios de comunicación como la BBC.

ARTÍCULOS RELACIONADOS