Música, teatro y rituales harán parte del evento que se celebrará este sábado. Foto: Archivo ¡Pacifista!

Según Medicina Legal, a junio de este año, Medellín  redujo los homicidios en un 30%. Sin embargo, en esa ciudad del país, los asesinatos aun son un tema frecuente. Tan solo esta semana, según reportes de la Policía Nacional, ocho personas fueron asesinadas en menos de 48 horas. Así las cosas, desnormalizar los asesinatos y dejar de justificarlos parece una labor crucial, o al menos, eso creen los organizadores del festival Instinto de Vida, que se celebrará el próximo sábado en el cementerio San Lorenzo.

La campaña #NoCopio y más de 20 organizaciones antioqueñas se unieron para gestar una fiesta dedicada a la memoria y a la humanización de los rostros tras las cifras. A las 11 de la mañana, el festival arrancará con una feria campesina, seguida de un espectáculo musical a cargo de agrupaciones como Le Magdalena, Siguarajazz, Humo y Niquitown. Para el  final, se celebrará un ritual con el que se pretende rendir un homenaje a los rostros detrás de los más de 300 homicidios que se registran al año en Medellín.

Con velas y tambores, los familiares de víctimas de asesinato en la capital de Antioquia levantarán su voz para que sus muertos sean recordados. “El asunto con la reducción Medellín es ese milagro latinoamericano. La ciudad se ha convertido en escenario de investigación y en un referente grande. Aunque no se puede cantar victoria.  Hemos tenido un año muy duro(…) En lo que va de este mes, ya se han presentado 22 homicidios, entonces ahí es donde debemos entrar a concientizar a la sociedad”, dice Daniela Arbeláez, de Casa de las Estrategias, una de las organizaciones gestoras del festival.

Arbeláez asegura que en esa ciudad existe una falta de empatía. Según la funcionaria, la indiferencia debe combatirse a través de la solidaridad y la movilización. Ese es uno de los objetivos del festival. “Justamente por eso nos vamos a encontrar con la ciudadanía, para que todos juntos digamos que no queremos más muertos”, concluye.

El festival contará además con eventos paralelos a los actos principales. Habrá carpas y espacios instalados para rendir un tributo a las madres que han perdido a sus hijos a causa de la violencia homicida. Los asistentes también encontrarán un espacio dedicado a los líderes sociales asesinados y a la explicación del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las Farc.

Según las organizaciones vinculadas, otro de los objetivos del festival será la resignificación del cementerio, como lugar de vida y paz en Medellín. Las entidades detrás del evento hacen un llamado a los que hayan perdido seres queridos para que asistan y lleven consigo una vela, una foto o alguna planta que represente a los que ya no están.

El evento irá hasta las 10:00 p. m. y la entrada será libre.

Esta será la programación del festival.

ARTÍCULOS RELACIONADOS