Hace ya 53 años que la palabra “Marquetalia” se imprimió en las primeras páginas de los periódicos. El nombre de esa vereda de Planadas, Tolima, apostada en la cordillera central, se conoció entonces por cuenta de la Operación Soberanía u Operación Marquetalia, con la que el Ejército combatió al comando guerrillero que dirigía el campesino comunista Manuel Marulanda. Lo que vino después fue la creación del bloque Sur, el embrión de las Farc, cuya historia quedó atada para siempre a esa vereda.

Vea también: Las lecciones de la victoria del No en Marquetalia

Tanto, que este viernes 26 de mayo, a pocos días de abandonar para siempre las armas, un puñado de guerrilleros de las Farc emprendió la “gran ruta turística e histórica a Marquetalia” desde la zona veredal del corregimiento Gaitania, en Planadas. Con ellos, que tienen autorización de la ONU, iba un peso pesado de las Farc, poco conocido por la opinión pública, pero casi una leyenda entre las filas guerrilleras: Miguel o el Sargento Pascuas, uno de los campesinos que peleó con el Ejército en 1964 y que participó en la fundación de las Farc.

La guerrilla de hoy, a punto de desaparecer para transformarse en partido político legal, invitó a la “ruta turística” por redes sociales. En Facebook y Twitter, compartió un video en el que se lee: “Convocamos a todos los que les apasiona conocer y explorar territorios a la gran ruta turística e histórica a Marquetalia, cuna de las Farc. Recomendamos ir aperados de camping, ropa y calzado deportivo, botas pantaneras, abrigos, botiquín de primeros auxilios y linterna”. Y remata: “Serán todos bienvenidos a disfrutar del paisaje natural, rodeado de montañas, fauna y flora nativa”. Se trató de una convocatoria abierta, dirigida a todos los que quisieran y pudieran llegar a Gaitania.

Ayer, mientras los caminantes se preparaban para el viaje de seis horas, Simona, la guerrillera encargada de las comunicaciones externas de esa zona veredal, le explicó a ¡Pacifista!  el objetivo del recorrido: “Conmemorar el bombardeo que hace 53 años sufrieron 48 campesinos en esta región, cuando le pedían pacíficamente al Estado un puesto de salud, el arreglo de un puente y otras cositas de infraestructura”.

Simona dice que, “bajo la justificación de que esta región era una ‘república independiente’, el Ejército la bombardeó, haciendo que esos valientes campesinos se alzaran en armas en defensa de su vida, dando origen a las Farc”. Es un relato parcialmente cierto, porque los campesinos de entonces ya se habían cogido las armas e impulsaban su propio desarrollo enfrentando a un gobierno que los perseguía por ser comunistas.

Además de Pascuas, el otro peso pesado de las Farc que regresa a Marquetalia es Victoria Sandino, que integró la Subcomisión de Género de la mesa de diálogos de La Habana. Hoy, Sandino hace parte de la Comisión de Seguimiento a la Implementación de los acuerdos de paz y lidera el departamento de género de las Farc. Antes, durante el conflicto, hacía parte de la dirección del frente 21, adscrito al Comando Conjunto Adán Izquierdo, que operaba en Huila y Tolima.

Hace ocho años que Sandino no ponía un pie en Marquetalia. En diálogo con ¡Pacifista!, dice que regresó con un objetivo sencillo: “Volver a recorrer estos caminos, que en otros tiempos puede andar en medio de la guerra y que hoy son para mí los senderos de la paz”. Ella, que estuvo en la región desde 1996 hasta cuando viajó a La Habana, tiene grabada una imagen poco prometedora de Marquetalia: “La última vez que pasé por ahí las tierras estaban abandonadas y había muy poca población, en condiciones lamentables: no había escuela, ni centro de salud, ni nada de lo que habían construido las comunidades campesinas lideradas por Marulanda”. La guerra acabó con todo.

Foto: Cortesía

Zona veredal de Gaitania. Preparativos para el aniversario número 53 de las Farc. Foto: Cortesía

Aun así, Sandino asegura que las Farc continuarán en el territorio una vez termine el proceso de dejación de armas. De hecho, los guerrilleros del frente 21 planean diseñar un proyecto de turismo histórico para explotar la curiosidad que genera entre periodistas, académicos y activistas la posibilidad de caminar las montañas donde surgió esa guerrilla. Sandino cuenta que la idea es “que quienes quieran conocer el lugar donde inició nuestra resistencia puedan hacerlo de boca de personas como Miguel Pascuas, pero también de las nuevas generaciones, porque hay gente que ha estado en esta zona durante los últimos 15 años y tiene mucho que contar sobre las páginas desconocidas de la historia de Colombia”.

Un buen ejemplo de esa curiosidad puede verse en Gaitania. Al lugar acudió el abogado y politólogo Esteban Guerrero, que hace parte del equipo asesor de Voces de Paz, la agrupación política que le hace veeduría a la implementación de los acuerdos en el Congreso. Guerrero viajó desde Bogotá hasta el sur del Tolima con la esperanza de que Miguel Pascuas “explicara los lugares históricos de las Farc: pasar por donde (exguerrilleros liberales) asesinaron a ‘Charro Negro’ (entonces comandante de las autodefensas comunistas), recorrer la región en la que se fundaron las Farc y conocer la zona en la que la guerrilla se movió durante la Operación Marquetalia”. Un recorrido entre espacios y personas que hace una década habría sido imposible juntar, porque el conflicto lo impedía.

La “ruta turística” terminará este sábado con el regreso a Gaitania desde Marquetalia, donde los caminantes dormirán en carpas. El fin de semana, como en todas las zonas veredales del país, los guerrilleros del frente 21 celebrarán el aniversario número 53 de las Farc con actividades culturales y un concierto, en el que se presentará el grupo de rap Reincidentes Bogotá.

Con el recorrido a Marquetalia arrancaron los ejercicios de memoria de las Farc: la historia que, sobre sí mismo, contará un ejército irregular que marcó la vida del país durante las últimas cinco décadas. Pero, al margen de los relatos que quieran construir sobre sus caminos y sus razones, las Farc deberán desentrañar las verdades de la guerra ante las víctimas y la sociedad. Las esperan, como a las Fuerzas Militares, la Comisión de la Verdad y la Jurisdicción Especial para la Paz.

ARTÍCULOS RELACIONADOS