Hace dos semanas, el comandante guerrillero Carlos Antonio Lozada se encontró con Bertha Fries, vocera de las víctimas del atentado al club El Nogal, para firmar un documento en el que las Farc se comprometen a realizar un acto de perdón, reconciliación y reconocimiento de responsabilidades por ese acto violento, ocurrido en febrero de 2003 y que dejó 36 muerto y casi 200 heridos.

Ese día, mirándose a la cara, víctima y victimario dieron el primer paso hace sanar las heridas de uno de los actos más sangrientos en el conflicto armado nacional. Todavía no hay fecha ni lugar para el evento, pero los afectados por el atentado tienen en su cabeza que el Papa Francisco esté presente cuando la guerrilla reconozca la autoría del atentado y pida perdón.

Vea también: ‘Queremos reconciliarnos con las Farc frente al Papa’: vocera de víctimas del Nogal

Por eso hicieron un video en el que Fries invita al Papa a que haga parte del evento. “Queremos que escuche nuestros corazones, y nuestro deseo ferviente de tenerlo con nosotros en ese acto público de perdón de las Farc hacia las víctimas del Nogal y otras que están invisibilizadas”, le dijo la vocera de las víctimas a ¡Pacifista!.

A través de un comunicado de prensa, los afectados señalaron que “el mensaje incluye una breve reflexión sobre el alcance y significado del perdón: “Más de uno se va a cuestionar, ¿Perdón? ¿El acto de perdón qué es? ¿Cómo, si ellos perdonan, por qué otros que no han tenido ni un rasguño, no han perdonado? Eso va ser una gran reflexión y un gran mensaje para la humanidad, para el país y para todos estos sectores fragmentados””.

Este acto, sin embargo, aún causa polémica. Muchas víctimas  tienen discrepancias por la forma en la que la guerrilla asumirá responsabilidades y pedirán perdón. Por tanto, esta iniciativa parece no representar a todas las personas que sufrieron los daños del atentado.

ARTÍCULOS RELACIONADOS