FOTO VICE NEWS

Imagen por Isaac Esquivel/Cuartoscuro.com

Por Martín Andrade

Al menos 827 periodistas alrededor del mundo han sido asesinados durante la última década, de acuerdo con los registros de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés).

El “Informe 2016 de la Directora General de la UNESCO sobre la seguridad de los periodistas y el peligro de la impunidad”, que se realiza cada dos años, señala que en el periodo de 2014 a 2015 se registraron 213 periodistas asesinados —98 en 2014 y 115 en 2015— lo que ha convertido a ese período en uno de los más peligrosos para esta profesión. En comparación, los últimos ocho han tenido, en promedio, 76 casos.

A nivel mundial, la región con mayor asesinatos a periodistas durante 2015 fueron los estados árabes con 37 muertes, lo que representa el 32 por ciento del total; seguido por América Latina y el Caribe donde se registraron 25 casos; y en el tercer puesto está la región de Asia y el Pacífico con 22 asesinatos.

A los asesinatos también se suman otras formas de violencia como el secuestro, la detención arbitraria, la tortura, la intimidación y el hostigamiento tanto en línea como fuera de ésta, además del secuestro o destrucción de material.

El informe también resaltó un ligero aumento en las muertes de mujeres periodistas con 18 casos en el periodo de 2014-2015, comparado con las 10 que hubo durante 2012-2013. Aunque los hombres superan por mucho al sexo femenino con 195 muertes en el último periodo. Una de las razones que explican es que las mujeres no suelen cubrir zonas de conflictos.

Los periodistas que trabajan para un medio impreso son los que han sufrido más decesos con 316 casos en los últimos 10 años, seguidos por los que trabajan en televisión con 234 asesinatos y, en tercer puesto, los que laboran para el radio con 171 homicidios.

*Esta historia fue publicada originalmente en VICE NEWS.

ARTÍCULOS RELACIONADOS