Una de las afectadas por la avalancha en el barrio de San Miguel mira desolada dos muñecas de sus hijas fallecidas en la catástrofe. Foto: Aitor Sáez | ¡Pacifista!

Una de las afectadas por la avalancha en el barrio de San Miguel mira desolada dos muñecas de sus hijas fallecidas en la catástrofe. Foto: Aitor Sáez | ¡Pacifista!

Más de 200 muertos y cientos de damnificados se registraron en Mocoa (Putumayo) tras la avalancha que sacudió  a ese municipio hace dos meses. El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) emitió un informe el viernes en el que asegura que las lluvias han mermado y el riesgo de otro suceso igual en el territorio nacional ha disminuido. Sin embargo, el peligro sigue latente en ciertas regiones de Colombia.

Vea también: ‘Editorial: Mocoa, la vergüenza nacional’

Tras la tragedia de Mocoa, diferentes expertos hablaron sobre la posibilidad de un suceso similar en 385 municipios del país. Aunque según el Ideam, la cifra ha bajado hasta la fecha, departamentos como Magdalena, Sucre, Caldas y Bolívar continúan en alerta roja debido a desbordamiento de ríos y el deslizamiento de tierras a causa de las lluvias.

En específico, el desbordamiento del río Magdalena es una amenaza seria desde el municipio de San Pablo (Bolívar) hasta El Banco (Magdalena), donde el nivel del cauce supera los máximos de capacidad. Esto pone el riesgo a dos poblaciones más aparte de las ya nombradas: Puerto Wilches (Santander) y Gamarra (Cesar).

En puntos muy definidos, las aguas del río Cauca también están cerca del desbordamiento. En el Valle, la alerta roja señala al municipio de Yocoto; en Sucre, a Guaranda; y en el departamento de Bolívar, a las poblaciones de Achí y Pinillos.

Cristian Euscáteguí, jefe del Servicio de Pronósticos y Alertas del Ideam le dijo a ¡Pacifista! que en relación con las últimas semanas, la situación ha mejorado. “El río magdalena ha disminuido en términos de nivel. El riesgo iba desde el Huila, pero la posibilidad de desastres ocasionados por las lluvias ha bajado considerablemente. Hemos notado mejoría en esta situación a nivel general, también en el río Cauca, donde en buena parte del su recorrido teníamos una alerta roja, que recientemente bajó a naranja en varios puntos”, aseguró el funcionario.

En cuanto a deslizamientos, el departamento de Caldas es el que mayor riesgo presenta.  Euscátegui se refirió en concreto a Manizales, en donde el pasado abril ocurrió un derrumbe que dejó 17 muertos. “Lo que sucedió en Manizales, da lugar a que uno pueda pensar que eso se puede repetir. La ciudad está en una condición crítica de riesgo y no lo digo yo, eso aseguran entidades como Corpocaldas. También hay que decir que muchas de esas situaciones se escapan de cualquier tipo de prevención, debido a que ocurren muy rápido y es casi imposible tomar medidas a tiempo”, dijo el funcionario. El informe del Ideam destaca también al municipio de Samaná, donde el peligro de un derrumbe tiene encendidas las alarmas.

Además de los municipios que están en riesgo, el Ideam también advierte sobre el incremento de los niveles de algunos embalses a lo largo de Colombia. La región Andina es la más afectada. “Varios embalses de la región Andina, especialmente en el oriente antioqueño (Peñol, Playas, San Lorenzo y Riogrande), Muña (Cundinamarca) y Prado (Tolima), registran un volumen útil con registros iguales o superiores al 100 por ciento. Debido a ésta condición el Ideam recomienda extender a nivel de alerta roja para los embalses antes mencionados, especialmente por las lluvias esperadas en amplios sectores de ésta región”, se lee en el informe.

“Sabemos que en Antioquia las lluvias siguen siendo constantes, pero esperamos que con la llegada de una temporada sin lluvias esa situación mejore”, aseguró Euscátegui.

Vea también: ‘En imágenes: así se ve Mocoa dos días después de la avalancha

Riesgo si llueve y si sale el sol

Por el momento del año en que nos encontramos, los problemas ya no vienen solamente de las lluvias. Según el Ideam, hay regiones en el país que están en riesgo debido al tiempo soleado de los últimos días. Es el caso de las regiones Caribe y Andina. “En este momento estamos en una transición hacia una temporada más soleada. Hay zonas donde la temperatura ha venido incrementándose. Por el momento, municipios que están en algún tipo de alerta en concreto son solo cinco, aunque conforme llegue la transición entre las lluvias y la temporada seca, este número puede aumentar”, afirma Euscátegui.

Aunque la responsabilidad más grande en cuanto a incendios y tragedias ocasionadas por ellos está en las manos del hombre –”El 90 % de conflagraciones que ocurren en Colombia son provocadas por la acción humana”, apunta el funcionario– el Ideam resalta seis departamentos en los que los días soleados pueden desatar importantes incendios forestales: Bolívar, Cesar, Córdoba, Guajira,  Magdalena y Sucre.

ARTÍCULOS RELACIONADOS