Imagen: Jorge Aroca

Aunque en este momento es uno de los partidos mejor representados en el Congreso, algunos pesos pesados del liberalismo decidieron darle la espalda a César Gaviria.  

Una gran división dentro del Partido Liberal se viene cocinando hace varios meses. Luego de que su candidato presidencial, Humberto de la Calle, alcanzaran solo el 2 por ciento de los votos en primera vuelta, la colectividad empezó a buscar qué camino tomar. Una de las opciones fue el apoyo al uribismo, que se materializó con un respaldo abierto a Iván Duque para la segunda vuelta.

La decisión no cayó muy bien en algunos sectores liberales y provocó indignación en miembros de este partido por varias razones. Por un lado, la falta de coherencia de Gaviria, quien en el pasado criticó fuertemente al uribismo. Por otro, la falta de un respaldo contundente del Partido Liberal a temas trascendentales para la paz, la Ley de Víctimas, la Reforma Rural Integral y el plan de sustitución de cultivos de uso ilícito. La paciencia no dio más y por eso es que en estos días estamos presenciando una renuncia masiva de integrantes del partido.

Desde las elecciones,  algunos de los integrantes del partido, como Luis Ernesto Gómez y Daniel Quintero, apoyaron a Gustavo Petro y se habló de una “disidencia liberal”. En este momento la brecha es más grande, y hay diferencias tan irreconciliables dentro del Partido Liberal que muchos de sus miembros, incluso algunos de los más antiguos, decidieron renunciar y cerrarle la puerta definitivamente a este movimiento.

Se estima que en la renuncia masiva hay alrededor de 5.00 personas que decidieron salirse del liberalismo, entre dirigentes, líderes y expolíticos de renombre. Las salidas más representativas son las de Juan Fernando Cristo, Guillermo Rivera, Daniel Quintero, Cecilia López, Ramiro Bejarano, Yesid Reyes y Amilkar Acosta; todos ellos con largas trayectorias dentro del partido.

Una de las voces principales de esta renuncia masiva es Juan Fernando Cristo, antes considerado como una cara del liberalismo y quien fue ministro del Interior, presidente del Senado y precandidato presidencial. Cristo hace unos días dijo que “César Gaviria sepultó al Partido Liberal”. La renuncia, le dijo Cristo a ¡Pacifista!, “es la conclusión de un proceso de varios meses en los que el partido no ha sido capaz de defender el ideario liberal. Con lo que sucedió en las últimas semanas, que el partido no se haya pronunciado frente a la no implementación de la paz, frente los ataques a la Ley de Víctimas y frente a la estigmatización de la protesta social, decidimos salirnos y defender el ideal liberal por fuera”.

Para Luis Ernesto Gómez, la fractura pasó a ser definitiva cuando el Partido Liberal destapó sus cartas frente a Iván Duque: “Han guardado silencio frente a temas como la discusión sobre la dosis mínima, la tutela en la reforma a la justicia que se está proponiendo y la reforma que  le quiere hacer María Fernanda Cabal al tema de la restitución de tierras. Estas son causas liberales que deberían ser defendidas por liberales, y en cambio se ha guardado silencio”.


Lea también en ¡Pacifista!:

Los jóvenes liberales se mamaron de César Gaviria


El exviceministro del Interior advierte que este silencio se debe a que el Partido Liberal se declaró independiente y no en oposición en el nuevo esquema de partidos para tener una posición cómoda, con la que puedan involucrarse solo en algunos temas. Gómez nos dijo, además, que renunció porque  “la libertad al disenso y a la opinión no se garantizaba, y esto un abuso, no tiene nada de liberal”.

De parte de la dirección del partido nos dijeron que no hay una posición oficial frente a estas renuncias, y que por ahora todo va a seguir funcionando con normalidad. Una fuente al interior del partido nos contó que hay un ambiente de tranquilidad, y que el número de personas que se han unido al partido en los últimos meses y la popularidad que tienen son indicadores para no prender las alarmas. “Estamos muy tranquilos. Que les vaya bien a los que se van”, nos dijo la fuente.

Nuevos aires

Juan Fernando Cristo nos contó que si bien hay congresistas liberales que en este momento tienen posiciones críticas frente a César Gaviria, renunciar a una curul sería una decisión difícil de tomar. El Partido Liberal, entonces, seguirá por ahora representado con una gran participación en el Congreso: 16 senadores y 35 representantes a la Cámara.

Sin embargo, quienes ahora renuncian tienen otros planes para las elecciones regionales del próximo año. En vez de adherirse a otro partido, piensan conformar un movimiento liberal ajeno al partido: “después del proceso de renuncia queremos ejercer liderazgos nuevos en las regiones. Vamos a mirar cómo conformar un nuevo movimiento que presente candidatos. No nos vamos a unir otro movimiento, queremos algo que mantenga el pensamiento liberal pero que no pertenezca al partido”, dijo Juan Fernando Cristo.

Luis Ernesto Gómez confirmó esta propuesta, aunque aclaró que aún no se sabe cómo la van a llevar a cabo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS