Síguenos en Facebook
Ilustración por: Melissa Vásquez y Natalia Mustafá.

Ilustración por: Melissa Vásquez y Natalia Mustafá.

Este martes ocurrió lo que pocos pensaban probable: Donald Trump, a pesar de ser tachado por la prensa y los líderes mundiales de misógino, racista y demagógico, ganó las elecciones y será el nuevo presidente de Estados Unidos. Pocos países en el mundo pueden ser indiferentes al triunfo del republicano, pues el gobierno de EE.UU. es determinante en el devenir mundial. Guerras, medidas económicas, la preservación del medio ambiente y, por supuesto, la política de drogas; todo pasa por Washington D.C..

Estados Unidos fue el país que declaró, en 1971, la Guerra contra las drogas. Desde entonces, han sido sus gobiernos quienes deciden, en gran medida, cómo enfrentar el problema de las drogas.

A pesar de que el gobierno del demócrata Barack Obama había sembrado esperanzas de cambio en la agenda global de drogas, hablando, por ejemplo, del enfoque de salud pública, con Trump, nada está muy claro. A lo largo de la campaña electoral, su discurso frente a las drogas fue ambiguo y, en ocasiones, criminalizador y guerrerista.

Decidimos repasar lo que Trump, siendo candidato, prometió para enfrentar el problema de las drogas al instalarse en la Casa Blanca, pues justo cuando varios países latinoamericanos, como Colombia, aliados de EE.UU. en la lucha antinarcóticos, se esfuerzan por girar hacia una política enfocada en la salud pública, un cambio dramático en la política de Washington podría reversar ese esfuerzo conjunto.   

Se las dejamos:

  • “Tengo un mensaje para los cárteles, los narcotraficantes y los pandilleros: cuando gane, su largo reinado de crimen y terror llegará a su fin. Derogaremos los recortes de defensa Obama-Clinton y reconstruiremos nuestras fuerzas militares”.

  • “Nuevos barcos de la Marina y la Guardia Costera patrullarán la costa de La Florida para evitar que las drogas y los terroristas entren a nuestro país”.

  • “Estamos dando la bienvenida a personas sin saber quiénes son ni qué creen. Eso resulta en el tráfico de drogas, el terrorismo y los crímenes violentos que azotan a nuestra nación”.

  • “Nuestras fuerzas militares serán reconstruidas, cuidaremos de nuestros veteranos descuidados y haremos cumplir la política de inmigración para detener efectivamente el flujo de extranjeros, drogas y armas ilegales a nuestro país”.

  • “Vamos a construir un muro para impedir que extranjeros, drogas y armas ilegales entren en nuestro país y México va a pagar por ello”.

  • “A estas bandas internacionales de matones y cárteles de la droga les prometo, desde el primer día en el cargo, lo primero que voy a hacer es deshacerme de ellos. El primer día, antes del muro, antes de nada”.

  • “Hillary Clinton apoya plenamente la apertura de fronteras. Ese es su país, el que quiere. Eso significa drogas ilimitadas vertiéndose en nuestros estados”. 

  • “Detendremos la inmigración ilegal, detendremos que las drogas lleguen a nuestro país y desmantelaremos hasta la última banda criminal y cartel que amenace a nuestros ciudadanos”.

  • “Yo se los prometí, les dije: vamos a detener las drogas que envenenan a sus hijos, vamos a construir el muro”.

  • “Lo detendremos (el tráfico de drogas) y vamos a trabajar para ayudar a la gente que es seriamente adicta, lo vamos a hacer”.

  • “Un muro no sólo evitará peligrosos cárteles y criminales, sino que también evitará que las drogas y la heroína envenenen a nuestros jóvenes”.
  • “Pondremos fin al flujo de drogas ilegales en nuestro país trabajando de la mano de la Patrulla Fronteriza, desmantelando cárteles y haciendo cumplir el enjuiciamiento agresivo contra los narcotraficantes”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS