Henry Pérez

Elibeth Murcia y su esposo, el dirigente campesino Henry Pérez. Foto: Cortesía

Este jueves se cumplen cuatro meses de la desaparición del líder campesino Henry Pérez. Su rastro se perdió el pasado 26 de enero en el corregimiento La Gabarra, en el municipio de Tibú (Norte de Santander), cuando se dirigía a una cita de la que poco se sabe.

Oriundo de Aguachica (Cesar), pero criado en La Gabarra, Pérez es uno de los dirigentes agrarios más reconocidos del corregimiento y uno de los impulsores del proceso de reparación colectiva en esa zona del Catatumbo, que sufrió siete masacres entre 1999 y 2004, y que ha tenido que convivir con las Farc, el ELN y las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

En febrero pasado, a pocos días de la desaparición de Pérez, el coordinador de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA en Cúcuta, Carlos González, le dijo a este portal que “después de la desmovilización de las AUC él fue uno de los líderes con los que se empezó a generar confianza entre las comunidades y la institucionalidad”.

Vea también: La desaparición de un líder campesino tiene en vilo al Catatumbo

Henry también ha trabajado por la sustitución de cultivos de coca en Tibú, el tercer municipio cocalero de Colombia según Naciones Unidas. Desde la gerencia de la Asociación de Pequeños Productores del Catatumbo (Asoprocat), ha impulsado proyectos de piña, limón, caucho y ganado. Por eso, la gente de La Gabarra lo considera uno de sus líderes más destacados y, en compañía de la Iglesia, ha marchado pidiendo su regreso.

Pese a las gestiones de la comunidad, de organismos internacionales y de derechos humanos, nada se sabe de su paradero. Ninguno de los grupos armados ilegales que operan en Tibú se ha atribuido la responsabilidad por su desaparición y el ELN ha declarado en su revista Insurrección que no lo tiene en su poder. De momento, el Ejército cesó las labores de búsqueda y la investigación está en poder de la Fiscalía. La Alcaldía, por su parte, ofrece $20 millones por datos sobre su ubicación.

Hablamos con Elibeth Murcia, la esposa de Henry Pérez, en momentos en que la Fuerza Pública busca incansablemente en el Catatumbo a la periodista Salud Hernández y a dos reporteros del canal RCN que desaparecieron recientemente.

Vea también: ¿El Tarra está vetado para los periodistas?

 

¿Qué fue lo último que supo de Henry Pérez?

En 2015, él empezó a rozar y a sembrar en la finca que le dejaron sus papás. Como este año empezaron a salir los cultivos de limón y de caucho, iba constantemente a echarle agua a la tierra para que no se murieran los palitos, porque estábamos en un verano terrible.

El día en que él desapareció estaba echándole agua a los palos con un obrero y le dijo: “Adelántese que yo voy a cumplir una cita”. Después de eso desapareció. Se suponía que se iba a encontrar con un señor de una finca cercana que quería unos palitos de limón, pero desconocemos si la reunión se llevó a cabo y no tenemos más información.

 

Usted y la comunidad buscaron a Henry durante varios días. ¿Qué encontraron?

Caminamos con mucha gente de La Gabarra buscándolo por todas partes. Fuimos a la finca, a las veredas Socuavó y Trocha Ganadera, buscamos río abajo, pero no encontramos ningún rastro de él. Lo único que hallamos fue su sombrero y su linterna en el rancho de la finca.

 

¿Su esposo había recibido amenazas?

No, nadie sospechaba que le fuera a suceder una cosa de estas. No sabemos por qué pasó lo que pasó. Lo que sí le puedo decir es que él siempre dice lo que piensa, que es una persona muy frentera y que le llama la atención al que sea, incluido al Ejército, si está haciendo algo en contra de la comunidad.

 

Henry Pérez

Pérez es el gerente de la Asociación de Productores Campesinos del Catatumbo (Asoprocat). Foto: Cortesía

 

¿Qué información le han suministrado las guerrillas que operan en la zona?

El ELN sacó un comunicado diciendo que no tenía ni a (la abogada) Melisa Trillos ni a Henry Pérez. Luego supimos que sí había tenido a Melisa [1], y dejamos de creerles a los elenos.

 

¿Y las Farc?

Cuando el ELN aseguró que Henry no estaba en su poder, yo asumí que las Farc eran responsables y así lo dije públicamente, porque esos son los dos grupos que se mueven en el pueblo. Sin embargo, ellos han dicho que tampoco lo tienen. De todas formas, en La Gabarra siempre se vive en zozobra, es un pueblo permanentemente azotado por la violencia, donde nunca hemos conocido la paz ni la tranquilidad.

 

¿Cree que el Gobierno ha hecho lo suficiente para buscar a Henry?

No, y eso me duele mucho. Discúlpenme por lo que voy a decir, pero es lo que yo siento y creo que como ser humano tengo derecho a la libre expresión. Me refiero al hecho de que se desapareció la señora periodista (Salud Hernández) y que, como ella tiene ‘alto rango’, el presidente inmediatamente dio la orden de que el Ejército y la Policía la encontraran. ¿Por qué con Henry no se hizo nada de eso?

No digo que al principio no lo hayan buscado, pero jamás lo hicieron con el mismo despliegue. Además, en ningún momento hemos escuchado al presidente siquiera pronunciar el nombre de Henry en televisión, y Henry es un ser humano como la señora que está desaparecida. ¿Que es un pobre campesino? Sí, pero es igual que cualquier persona.

No quisiera que ni la periodista ni ningún ser humano fuera desaparecido, pero lo que están haciendo por ella lo deberían hacer por todos los demás.

 

¿El presidente Santos se ha comunicado con usted?

Él lo único que ha hecho es responderme una carta, en la que yo le daba a conocer la desaparición de Henry y le pedía que el tema se tocara en La Habana. Mi interés era que en el marco del proceso de paz se pusiera un granito de arena con esa liberación, porque en ese momento yo estaba convencida de que lo tenían las Farc. El presidente me respondió que el tema se estaba tratando en la mesa de conversaciones, nada más.

 

¿Qué mensaje le envía al Gobierno?

Que necesito colaboración en la búsqueda de Henry. Que demuestren que quieren la paz garantizando la aparición de mi esposo y la de todos los secuestrados y desaparecidos.

 

 

[1] El Ejército rescató a Melisa Trillos a mediados de mayo. La abogada había sido secuestrada en Ocaña (Norte de Santander) el pasado 20 de abril. Después de su liberación, el presidente declaró que el ELN la había tenido secuestrada. En la última edición de su revista Insurrección, el ELN negó por segunda vez haber participado en esos hechos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS