Ilustración e infografía: Juan Rubio | Vice Colombia

Hace un par de semanas, durante un debate presidencial en Nueva York, Iván Duque le preguntó a Gustavo Petro en tono de burla si pretendía que se reemplazara el petróleo por aguacates en la economía colombiana, y que cuántas toneladas de aguacate se necesitaban exportar para obtener los dólares que deja un barril de petróleo. Días después, Petro trinó diciendo que, para él, efectivamente el aguacate es más importante.

A partir de esto, impulsado por la pasiones de las campañas, se generó un debate sobre estos dos productos: por un lado están los que, como el analista político Francisco Mejía, defienden que el petróleo produce produce ganancias en impuestos como el aguacate nunca podría y, en la otra orilla, están los que aseguran que el aguacate es más prometedor por su reciente popularidad en el mercado internacional y el éxito que tiene México en su comercialización.

¿Qué tan sano es compararlos? ¿Puede la economía colombiana depender de uno de ellos? Aunque, en efecto, un bulto de aguacate Haas se exporta más caro que un barril de petróleo, las rentas que nos deja el segundo son muy superiores, al punto de ser casi la mitad del total de nuestras exportaciones el año pasado. En la siguiente infografía encontrará datos sobre ambos productos en Colombia:

Fuentes: Indexmundi, El País, Dane, Asohofrucol, Instituto Mexicano del Petróleo, Oil Watch Sudamérica, Portafolio y Dinero.

ARTÍCULOS RELACIONADOS