Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa. Foto tomada de Twitter.

Si es cierto que Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa, se fugó del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Miravalle, Caquetá, la paz sufriría un duro golpe. De acuerdo con información de la Policía Nacional conocida por ¡Pacifista!, alias El Paisa se reunió con los exintegrantes de las Farc a las 11 de la noche de este jueves y salió en horas de la madrugada de La Ciudadela, donde están concentrados los excombatientes. “Hasta el momento no ha regresado y se desconocen los motivos de este desplazamiento”, nos dijeron desde la Policía.

Según esta versión, El Paisa devolvió el vehículo que le fue asignado por el Gobierno: “En este momento están saliendo los exintegrantes de las Farc del ETCR con vehículos y enseres. Personal de la ONU manifiestan desconocer los motivos de la situación. Estamos tratando de verificar lo que sucedió”, nos dijo una alta fuente policial. Si bien El Paisa estaba vinculado al proceso de reincorporación a la vida civil, en días pasados manifestó su interés en renunciar al partido de las Farc, pues no estaba de acuerdo con la línea política que estaba asumiendo el partido.

El hecho de que renuncie al partido, señalaron en el Gobierno, no lo convierte automáticamente en disidente. Sin embargo, varios de sus compañeros de la zona veredal comparten los reparos frente al nuevo partido de las Farc.

De otra parte, desde la Oficina del Alto Comisionado de Paz señalaron que El Paisa puede salir del ETCR, pues “fueron diseñados para facilitar el proceso de desarme y el inicio de la reincorporación”. Además, manifestaron tener conocimiento de la salida de Velásquez. De hecho, este sábado tienen planeada una reunión con los integrantes de esta zona para revisar los proyectos productivos que están impulsando.  En caso de que El Paisa no llegue a la reunión, dijeron, se activarían los protocolos de búsqueda.


Lea también en ¡Pacifista!

150 excombatientes de las Farc podrían volver a la guerra


En  la cúpula de las Farc han mantenido total reserva frente sobre el tema. En caso de que la hipótesis de la fuga sea cierta, la guerrilla sufriría un duro golpe, pues Velásquez es uno de los de los comandantes que representa el ala más sanguinaria de las Farc. A él se le atribuye el atentado al club El Nogal, el secuestro de los diputados de la Gobernación del Valle en 2002 y cargos por narcotráfico. De hecho, sobre su nombre pesa un pedido de extradición por parte de Estados Unidos.

De confirmarse,  este no sería la primera alerta en un ETCR. Como reportados hace una semana, 150 excombatientes de las Farc abandonaron la zona veredal de Tumaco, liderada por alias “Romaña”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS