Síguenos en Facebook

Tras haber empuñado un fusil, 300 desmovilizados de las Farc, el ELN y grupos paramilitares utilizaron sus manos para construir casitas. No son grandes en tamaño, ni se puede vivir en su interior, pero, sobre ellas, se pintan las historias de algunos damnificados de la guerra. La iniciativa artística busca reunir tanto a víctimas como a victimarios para así abrirle una puerta a la reconciliación.

Se trata del proyecto titulado Memorias a color, que nació como una herramienta de reparación simbólica y construcción de memoria histórica. La iniciativa cuenta con el apoyo de figuras reconocidas que también han sido víctimas de la violencia, como Héctor Abad Faciolince y Jineth Bedoya. Las fundaciones Mil Colores para mi Pueblo y Colores que Reparan fueron la encargadas de dar vida al proyecto. En él,  diversos artistas plásticos también aceptaron el reto de pintar las casitas desde el relato de algunas víctimas del conflicto armado.

La iniciativa dio frutos ayer a través de una exposición en la Galería Herencia Verde. Allí, durante un mes, va a estar exhibición de 50 de las 300 casitas de madera que ya fueron intervenidas, tanto por los artistas, como por las víctimas durante actos de perdón en nueve municipios del país. Tras su exposición en Bogotá, se espera que las pequeñas construcciones sean expuestas en varios destinos internacionales como Miami, Barcelona y Buenos Aires.

Pero no se tratará solo de una exhibición. El proyecto también abrirá un escenario de conversatorios alrededor de la construcción de paz, espacio en el que intervendrán la historiadora Diana Uribe y la periodista Claudia Palacios, entre otros. Vea las mejores imágenes:

Algunas de estas casas fueron entregadas a las víctimas de 9 departamentos como símbolo de reconciliación. Foto Christian Pérez

Algunas de las casitas fueron entregadas a las víctimas de nueve departamentos como símbolo de reconciliación. Foto Christian Pérez.

 

Una de las comunidades que recibió las casitas para pintar fue la de San Luis en Cundinamarca. Foto Christian Pérez.

Pedro Ruiz, Germán Tessarolo y Beatriz González son algunos de los artistas invitados a participar del proyecto. Foto Christian Pérez

 

Pedro Ruiz, Germán Tessarolo y Beatriz González son algunos de los artistas invitados a participar del proyecto. Foto Christian Pérez

Una de las comunidades que recibió las casitas para pintar fue la de San Luis en Cundinamarca. Foto Christian Pérez.

 

_V0A5092

Las víctimas también ofrecieron sus manos para pintar las casas. Otra manera de reparar a los afectados por el conflicto. Foto: Christian Pérez.

 

_V0A5138

Los desmovilizados encargados de construir las cajas recibieron capacitación en el SENA. Foto Christian Pérez

_V0A5457

Así quedó una de las casas hechas por excombatientes y pintadas por artistas y afectados por el conflicto. Foto: Christian Pérez.

_V0A5165-2

La iniciativa busca servir un catalizador del dolor que ha causado la guerra en la voz de quienes la vivieron. Foto Christian Pérez

ARTÍCULOS RELACIONADOS