Este artículo fue orginalmente publicado en Noisey Colombia.

El próximo domingo 27 de agosto el Secretariado de las Farc se reunirá en Bogotá para afinar los últimos detalles de la creación su partido político. Lo cual, bien o mal, es un hecho histórico ya que pone fin a más de 50 años de lucha armada de esta guerrilla e inicia una nueva etapa para sus ocho mil combatientes desmovilizados. Para celebrar este nuevo rumbo, en su cuenta de Twitter oficial, las Farc confirmó que el 1 de septiembre harán un concierto en la Plaza de Bolívar.

Pero este no es cualquier concierto, es tremenda pachanga que une todas las formas de lucha musical. Salsa, vallenato, hip hop, ska, reggae y música popular sonarán en este reventón fareano que se hará en el Centro de la capital y en el que Rodrigo Londoño “Timochenko”, dará un discurso.

Este es un acto político-cultural que oficializa el paso de las Farc a la vida civil, que celebrará el fin de la guerra con esta guerrilla y que invita a toda la cuidadanía a festejar el silencio definitivo de los fusiles. Pero sin duda, lo más curioso de este simbólico concierto es el variado cartel conformado por artistas nacionales e internacionales.

Según el tuit se presentarán grandes nombres del folclor colombiano como el de la inmortal Totó La Momposina y el del maestro de la marimba Hugo Candelario. Encabezando el cartel están Jhonny Rivera, uno de los mayores exponentes de la música popular, y los hermanos Zuleta, quienes han sido acusados de hacer apología al paramilitarismo.

Junto a ellos se presentarán varios de los músicos fareanos que encontraron en el arte un nuevo frente de lucha. Estarán los raperos Black Esteban, Martín Batalla y el trovador guerrillero Julián Conrado.

Aparte de todo tocarán cuatro artistas internacionales. El grupo italiano de ska proletario Banda Bassotti, la legendaria Orquesta Aragón que llega de Cuba con la sabrosura de su salsa, la contestataria rapera chilena Ana Tijoux y uno de los herederos de Bob Marley, Ky Mani Marley que unirá a la Plaza de Bolívar en un solo canto de amor.

Este será un concierto que ante todo celebra la paz y de alguna forma muestra que la reconciliación en Colombia es posible.

ARTÍCULOS RELACIONADOS