Síguenos en Facebook
Imagen: Captura de video

Odín Sánchez durante una prueba de supervivencia. Imagen: Captura de video

El excongresista chocoano Odín Sánchez se ha convertido en la piedra angular de la negociación entre el Gobierno y el ELN. Su liberación fue, durante mucho tiempo, el obstáculo más grande para empezar una fase pública de diálogo y comenzar a resolver, de una vez por todas, la compleja agenda de conversaciones que definieron representantes del Gobierno y de esa guerrilla en marzo del año pasado.

Dos veces se ha aplazado la instalación de la mesa por culpa de malentendidos y falta voluntad de las partes en la liberación de Sánchez. En medio de esta tensión, la familia dice haber pagado por el rescate del excongresista, un sacerdote se ofreció a canjearse por el secuestrado y el ELN justificó el plagio como un supuesto “juicio político” a un exfuncionario público acusado de parapolítica.

La libertad de Odín Sánchez le da luz verde a la fase pública de las negociaciones. ¡Pacifista! presenta los momentos clave, por su esperanza o decepción, en el secuestro y la liberación del político chocoano.

 

El secuestro de Patrocinio Sánchez 

El objetivo principal del ELN no era Odín Sánchez, sino su hermano Patrocinio, un veterano político chocoano que fue alcalde de Quibdó y luego gobernador del Chocó. A finales de 2013, cuando esperaba su condena por irregularidades en contratos de salud en la región, Patrocinio fue secuestrado por esa guerrilla cuando se trasladaba con su familia a una finca a las afueras de Quibdó. El secuestro fue llevado a cabo por el Frente de Guerra Occidental.

Patrocinio pasó casi tres años en las selvas del Chocó, mientras su familia juntaba el dinero para pagar por su rescate, pero por problemas de salud fue canjeado por su hermano Odín. Patrocinio volvió a su casa, a recuperarse, mientras Odín se internó en las selvas del Chocó para salvar la vida de su hermano.

 

El cambiazo

Casi tres años de secuestro llevaron a Patrocinio al borde la muerte. Estaba desnutrido y padecía problemas graves de colón, gastritis crónica, dificultades en la próstata, el hígado, y había perdido la visión por su ojo izquierdo. Por eso, Odín se ofreció para el canje, pero en medio del intercambio los hermanos no se cruzaron. El 3 de abril de 2016 Patrocinio fue recibido por su familia en el municipio de Atrato.

 

El precio

En un principio, el ELN exigió a la familia 20.000 millones de pesos por la liberación de Patrocinio. Con el paso del tiempo y por súplicas de la familia, el montó fue disminuyendo. Lo bajaron a 10.500, luego a 5.000 y finalmente quedó en 3.000 millones.

La familia ha intentado de varias maneras reunir el dinero. Vendieron propiedades: carros, casas y terrenos; rifaron dos motos y hasta tenían programada la rifa de una camioneta. Según información recogida por el diario El Tiempo, la familia de Odín ha manifestado que pagó, en su momento, 500 millones de pesos. Pero en enero de este año, Noticias RCN informó que fuentes de la familia, que pidieron no ser identificadas, confirmaron el pago total de la suma. Los 3.000 millones de pesos que exigía esa guerrilla.

 

Juicio político

A principios de diciembre del año pasado, el ELN reveló los motivos del secuestro de Sánchez. Según  ‘Pablo Beltrán’, comandante de esa guerrilla y jefe de la delegación negociadora con el Gobierno, “la retención de que es objeto Odín Sánchez busca hacerle un juicio político a él y a su clan, por los delitos cometidos contra la sociedad chocoana; por lo que está en debate cuáles de tales delitos son indultables”

Sánchez, ex congresista del Partido de la U, y su familia han tenido un recorrido polémico por la política en esa región del país. Odín fue concejal de Quibdó en 1993, luego diputado y en 1998 representante a la Cámara por el partido Liberal. En 2009, la Corte Suprema le abrió una investigación por parapolítica y lo condenó a 9 años de cárcel por nexos con el Bloque Elmer Cárdenas de los paramilitares, bajo la dirección de ‘El alemán’. Su hermano Patrocinio también fue condenado por la Corte por irregularidades en contratos de la salud cuando fue alcalde de Quibdó.

 

Rumores sobre su muerte o posible liberación

La vida y la libertad de Odín Sánchez han estado, desde el inicio de su secuestro, marcadas por la especulación. Muchos afirmaron que el excongresista había sido entregado a un grupo de indígenas, mientras que otros especularon con la posibilidad de que Sánchez estuviera muerto. En octubre, cuando faltaban dos días para instalar la mesa de diálogo entre el gobierno y el ELN, monseñor Darío de Jesús Monsalve anunció que esa guerrilla había desarrollado un protocolo para su liberación, cosa que resultó falsa. En ese momento, la instalación de la Mesa se aplazó y Odín se quedó en la espesa selva chocoana.

 

Pruebas de supervivencia

A lo largo de su secuestro, el ELN divulgó dos videos como prueba de supervivencia. En ambos, Sánchez se refirió a la posible negociación de paz.

En el primero, publicado en agosto, el excongresista chocoano responsabilizó al Estado por su secuestro y el de su hermano. Dijo que no les brindaron protección ni seguridad. Señaló al Gobierno de incompetente e indolente. También criticó las condiciones impuestas por los negociadores para dialogar con el ELN e insistió en la urgencia de los diálogos para que el país pueda lograr una verdadera paz. “No va a haber paz si no se involucra a los otros sectores guerrilleros que se encuentran esparcidos por todo el territorio nacional. No habrá paz sino se crean las condiciones de vida para la gente”, dijo Sánchez en ese momento.

En la segunda prueba, publicada en noviembre, se pronunció sobre el incumplimiento del Gobierno, las exigencias para su liberación y  la buena voluntad del ELN para dejarlo en libertad. Pidió ayuda a los países garantes de la posible negociación para solucionar el impasse que atravesaban las conversaciones “por la desinteligencia en que se encuentran los dos bandos”. Manifestó su angustia a pesar de creer en la buena voluntad de esa guerrilla.

 

Propuesta de canje del padre DeRoux

“ELN, me ofrezco por la libertad de Odín. Digan a donde tengo que ir, tomen mi libertad y suéltenlo”, anunció a través de su cuenta de Twitter el sacerdote jesuita Francisco de Roux. El ofrecimiento del sacerdote vino después de que el ELN divulgara un video de Sánchez como prueba de supervivencia.

Unos meses antes de esta propuesta, el padre De Roux ya había intentado comunicarse con esa guerrilla para persuadirla de que liberara a Sánchez. “Ustedes se equivocan de enemigo con el secuestro, que no afecta al Estado capitalista sino que golpea de manera salvaje el alma de nuestro pueblo y destruye la dignidad de ustedes mismos”, expresó el sacerdote en una carta dirigida a ‘Pablo Beltrán’.

 

Comunicado de la familia Sánchez

En medio de la incertidumbre por la suerte de su hermano, la familia Sánchez Montes de Oca publicó un comunicado en el que manifestaban su preocupación por la salud de Odín. “Hemos tenido comunicaciones que nos advierten que Odín está muy enfermo, nos cuentan que está hinchado y se agita (…) ¿Nos quiere entregar el ELN un cadáver? (…) acudimos a la buena fe del Eln en el proceso de negociación que inicia con el Gobierno en Ecuador, para que lo liberen sin más dilaciones. Estamos desesperados, y más al conocer de su estado de salud”, señaló la familia del excongresista en su momento.

 

El rifirrafe entre el Gobierno y el ELN

La liberación de Odín Sánchez se convirtió en un punto clave en la negociación entre el Gobierno Nacional y el ELN. El gobierno condicionó la mesa de diálogo a la liberación de todos los secuestrados y a que esa guerrilla renunciara a la práctica del secuestro. La instalación de la mesa de negociación que estaba prevista para el 27 de octubre pasado, terminó por posponerse porque dentro de los dos secuestrados que liberó el ELN no estaba Odín Sánchez. Las conversaciones se mantuvieron bloqueadas hasta enero, cuando las partes alcanzaron un nuevo acuerdo que incluía la liberación del excongresista chocoano.

“He dado instrucciones al equipo negociador del Gobierno de que suspenda su viaje y no se haga la instalación formal de la mesa. Esta queda aplazada hasta que liberen sano y salvo a Odín Sánchez”, dijo Santos.

 

Liberación

La familia lo supo el pasado 18 de enero cuando el jefe del equipo negociador del Gobierno, Juan Camilo Restrepo los llamó directamente. Astrid, una de las hermanas de Odín, recibió la llamada. Ahora sí, la liberación de su hermano estaba confirmada.

El ELN lo confirmó a través de alias Uriel, quien hizo el anuncio en diálogo con RCN Radio. El protocolo para la liberación empezó el 31 de enero. El miércoles 1 de febrero se suspendieron las operaciones militares 50 kilómetros alrededor de la posible zona de liberación. Hoy jueves, con la liberación de Odín, en Noanamá, un pequeño poblado a orillas del Río San Juan, ubicado a unas tres horas en lancha de Quibdó, se destraba un proceso que ha sido pospuesto dos veces. Y ahora si, las negociaciones entre el Gobierno y la guerrilla del ELN podrán arrancar el próximo martes.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS