Fotomontaje: Sara Gómez | ¡Pacifista!

Fotomontaje: Sara Gómez | ¡Pacifista!

El 9 de agosto, Caracol Radio dio una chiva: “’Iván Márquez’ será cabeza de lista al Senado por el partido de las Farc”. La emisora también dijo que los comandantes de la guerrilla evalúan si ‘Pablo Catatumbo’ será el segundo renglón de ‘Márquez’ o encabezará la candidatura a la Cámara de Representantes, y señaló que varios líderes de esa organización serán la apuesta con la que las Farc quieren transitar del monte al Congreso. De las balas a los votos.

Una semana después, el 15 de agosto, cuando varios comandantes de las Farc presenciaban la salida de contenedores llenos de armas de una zona veredal en La Guajira, ‘Iván Márquez’ generó otra noticia: “Dentro de poco estaremos realizando el congreso fundacional del nuevo partido político que seguramente se llamará Fuerza Alternativa Revolucionara de Colombia. No queremos romper los vínculos con nuestro pasado, hemos sido y seguiremos siendo una fuerza revolucionaria”.

Es decir, en menos de ocho días se definieron dos cosas que, supuestamente, iban a ser motivo central de la discusión que se daría en el Congreso Nacional de las Farc, un evento que tendrá lugar este fin de semana y en el que van a participar delegados de todas las estructuras de la guerrilla, incluidas las urbanas que hicieron parte del Partido Comunista Clandestino o el Movimiento Bolivariano.

Esto se suma, además, a un documento que dio a conocer ¡Pacifista! a finales de julio en el que la guerrilla presentaba en 11 páginas los estatutos de “un partido comunista de corte marxista-leninista, con una estructura interna muy similar a la que tenían las Farc en la guerra”, como escribimos entonces.

Vea también: Exclusivo: Ya sabemos cómo será el partido político de las Farc

Un partido que, según el documento que conoció ¡Pacifista! en su momento, “recoge los principios y elaboraciones del marxismo, el leninismo, el pensamiento emancipatorio bolivariano, el pensamiento crítico y libertario (…) y, en especial, los formulados por las Farc desde su momento fundacional” y que quiere “confrontar el orden social capitalista vigente en la sociedad colombiana”.

Ahora, varias fuentes que pidieron anonimato le confirmaron a este portal que las tres ideas, la de los candidatos a Senado y Cámara, la del nombre del nuevo partido y la de los estatutos, tienen autores propios: ‘Iván Márquez’ y ‘Jesús Santrich’. Ellos, dicen las fuentes, representan un ala “radical y conservadora” dentro de las Farc, que desea legalizar la estructura militar para mantener la misma jerarquía de cuando estaban en armas.

Por eso dicen, contrario a otras posturas menos ortodoxas dentro de la guerrilla, que la marca Farc debe permanecer. Es por esta razón que todos los nombres sobre los que se ha especulado no salen de esta sigla: Fuerza Alternativa por la Reconciliación de la Nueva Colombia – Esperanza del Pueblo (Farc–Ep) o el que señaló el propio ‘Márquez’: Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia.

La tesis de comandantes como ‘’Márquez’ y ‘Santrich’, así como la de representantes de Voces de Paz como Jairo Estrada y Francisco Toloza es mantener el nombre y a partir de allí hacer una renovación. “Ni la ANC (Congreso Nacional Africano) en Sudáfrica, ni el FMLN (Frente Farabundo Martí para La Liberación Nacional) en El Salvador, ni los grupos colombianos cambiaron su nombre insurgente”, dijo Toloza. Y agregó que “tampoco lo hicieron los partidos liberal y conservador después de los acuerdos de Sitges y Benidorm, a mediados de siglo”.

Sin embargo, durante la reunión de los miembros del Estado Mayor Central de las Farc celebrada en julio de este año, este portal conoció que había otra propuesta, que consistía en crear una especie de “partido por la reconciliación” que abandonara lo que significa la sigla Farc para, por ejemplo, las víctimas y aportara a sentar las bases de la construcción de la paz.

Sin embargo, esta propuesta fue derrotada. Y varios de los participantes de la reunión interpretaron el hecho como victoria de ‘Marquez’ y ‘Santrich’. Una victoria que aparentemente cobró más fuerzas por cuenta de los quebrantos de salud de Rodrigo Londoño (‘Timochenko’), máximo líder de la organización guerrillera, quien fue trasladado a Cuba para recibir atención médica.

De hecho, dos miembros del secretariado dijeron tanto en esa reunión, como en una posterior que sostuvieron en Cuba con ‘Timochenko’, días después del encuentro del Estado Mayor Central, que no estaban de acuerdo con que tantos comandantes integraran las listas a Senado y Cámara, y que preferían poner a figuras nuevas y no contaminadas por el paso de la guerra.

A pesar de eso, lo que se sabe hasta ahora es que la línea dura de la constitución del partido político de las Farc la ha otorgado una gran influencia a ‘Iván Márquez’, quien además es el número dos de la guerrilla y hace parte, junto con ‘Santrich’ y ‘Victoria Sandino’ en la Comisión de Seguimiento, Verificación e Implementación de los acuerdos de paz.

Lo cierto es que, a partir del 27 de agosto cuando comience el Congreso de las Farc, se verá si los delegados y la estructura misma tiene la flexibilidad para construir una propuesta discutida por todos o sí, por el contrario, las propuestas hechas por ‘Iván Márquez’ serán las que se lleven a cabo.

Antes de partir hacia Colombia desde Cuba, el pasado sábado, ‘Timochenko’ dejó escapar un trino polémico, si se tienen en cuenta las declaraciones previas de ‘Iván Márquez’: “Próximos al Congreso #NuevoPartido. Invito a los colombianos y colombianas a que nos propongan cuál sería el nombre que debería llevar”.

A juzgar por la información revelada en sus redes sociales, Rodrigo Londoño está recuperado para ser una pieza central del congreso fundacional que está por venir.

ARTÍCULOS RELACIONADOS