Hace un año y siete meses comenzó la implementación de los acuerdos de paz. El primero de diciembre de 2016, conocido dentro del cronograma de dejación de armas como el día D, el gobierno y las Farc echaron a andar una hoja de ruta para que esa guerrilla, la más antigua del continente, se convierta por fin en un partido político legal, que hable con votos y no con balas.

Desde entonces, a los obstáculos por las demoras en la entrega de las zonas veredales, los debates políticos de reglamentación de los acuerdos y la eterna pelea entre el gobierno y la oposición, se ha sumado un problema: el asesinato de líderes sociales. Han matado a 108 dirigentes que van desde presidentes de juntas de acción comunal, miembros de la Guardia Campesina, líderes indígenas, estudiantes, etc.

Vea también: Así están matando y amenazando a los líderes sociales en Colombia

A partir del día D, ¡Pacifista! decidió hacer un contador para registrar esos asesinatos. Desde ahora, alimentaremos esa lista en este artículo, que se convertirá en una especie de bitácora de la tragedia que significa perder a los hombres y mujeres que van a implementar la paz en las regiones. Mientras el gobierno dice que las muertes no son sistemáticas, y los paramilitares en Colombia no existen, este contador seguirá presente. Ojalá que no crezca.

108.  Robert Jaraba 

 

Robert Emiro Jaraba, que tenía 49 años, se encontraba en un establecimiento comercial en Caucasia, municipio del departamento de Antioquia, cuando dos hombres entraron y le dispararon con armas de fuego en varias oportunidades. Jaraba fue uno de los fundadores de Sintromineros, sindicato de trabajadores de Cerromatoso, y desde los últimos meses había sido líder reclamante de tierras de Piamonte, de la zona rural de Caucasia. Hace una par de semanas, unos desconocidos apedrearon y dispararon a su casa, lo amenazaron y se fueron del lugar.

107.  Ibes Trujillo 

La Guardia Cimarrona de los municipios de Suárez y Buenos Aires (Cauca), hallaron el cuerpo de Ibes Trujillo, líder social secuestrado desde el pasado 10 de junio. El cadáver fue encontrado en la ribera del río Mrilópez, en la vereda Las Brias. El cuerpo, según las autoridades, estaba en un estado avanzado de descomposición y no se ha identificado al grupo armado que podría estar detrás del caso. Vale la pena recordar que la víctima fue raptada cuando se encontraba en el Consejo Comunitario Audacia Brisas del Río Agua Blanca. Trujillo, además de ser integrante de la Coordinación Nacional de Organizaciones y Comunidades Afrodescendientes (Conafro), era vocero de la Asociación de Víctimas Renacer Siglo XXI, en Cauca.

106.  Juan de Jesús Moreno

En la zona rural del municipio de Curillo, al sur de Caquetá, fue asesinado Juan de Jesús Moreno, profesor de la Institución Educativa Horizonte y líder social en el municipio. Así lo dio a conocer la Asociación de Institutores Caqtueteños. De acuerdo con las primeras versiones de la Policía, hombres armados llegaron al colegio y le propinaron múltiples disparos. Moreno tenía amenazas de muerte por su actividad social, razón por la cual se había mudado de Cartagena del Cahira, donde antes residía. Estas medidas, no obsbtante, no fueron suficientes.

105.   José Fernando Jaramillo Oquendo

En el municipio de Ituango, Antioquia, donde han sido asesinados por lo menos tres líderes sociales durante el último mes, fue dado a conocer el crimen contra José Fernando Jaramillo Oquendo, integrante de la Junta de Acción Comunal de Pascuieta. Jaramillo era familiar de José Abraham García, asesinado hace 10 días en esa misma zona. El asesinato fue denunciado por la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos (Cceeu). Según esta fuente, un grupo de hombres armados lo asesinaron en frente de su vivienda, ubicada en la vereda El Torrente.

104.  Fernando Gómez 

El sábado 7 de julio fue reportado el asesinato de Fernando Gómez, integrante de la Asociación Mixta Indígena y Campesina en Guacarí (Asomic).  De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad del Valle del Cauca, Gómez fue sorprendido por desconocidos en el caserío de Pomares, en Santa Rosa de Tapias, Valle del Cauca. Recibió varios disparos, según información de la secretaría, fuente que señaló que él ” dirigía un trabajo social en la comunidad”. Las autoridades no tenían conocimiento sobre amenazas en la zona.

103.  Luis Erardo Fernández Velasco 

El pasado 28 de junio, en horas de la  tarde, Luis Erardo Fernández salió de su casa en la vereda Loma Gruesa del municipio de Caloto, Cauca, con dirección al resguardo indígena Huellas Caloto. En el camino, en la zona de El Arrayán, fue interceptado y asesinado, y horas después se encontró su cuerpo con dos impactos de bala. De acuerdo con el consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), Fernández, de 33 años, fue autoridad indígena, fundó y coordinó el movimiento juvenil en su vereda y era reconocido por su trabajo social comunitario en esta zona.

102.  Ana María Cortés Mena

Ana María Cortés trabajó en la Personería de Cáceres, municipio del bajo Cauca antioqueño, por la defensa de los Derechos Humanos, por la evacuación de las comunidades en riesgo por la crisis de la represa Hidroituango y desde el pasado mes de abril fue la secretaria y coordinadora de la campaña presidencial de Gustavo Petro en Cáceres. En la noche del pasado miércoles, mientras estaba en una cafetería del pueblo, varios hombres armados la abordaron y le dispararon. Según Jorge Rojas, estratega político de la campaña de Gustavo Petro, Cortés había recibido amenazas desde la campaña y le dijo que “no sabía si iba a morir por mano de los paramilitares o por el desastre de Hidroituango”.

101.  Margarita Estupiñán Uscátegui 

En la noche del pasado martes 2 de julio, varios sicarios llegaron a la vivienda de Margarita Estupiñán -lideresa comunal de 54 años-, en la vereda Vaquerío, del corregimiento de Llorente en Tumaco. Allí, en la entrada de la casa, le dispararon varias veces y la asesinaron. Estupiñán era la presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio El Recreo. Según sus allegados, Margarita era reconocida y querida en su comunidad, y había tenido amenazas de grupos paramilitares desde 2006.

100.  Santa Felicinda Santamaría

Santa Felicinda era presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) del barrio Virgen del Carmen, en la Comuna 2 de Quibdó, capital de Chocó. Su asesinato se dio a conocer el martes pasado en horas de la tarde, cuando el país estaba pendiente del partido de Colombia. En la comunidad donde vivía Santa Felicinda han denunciado la presencia de bandas delincuenciales que amedrantan a la población.De acuerdo con Asojuntas, Felicinda era una “excelente líder de Acción Comunal”. Jaime Gutiérrez, expresidente del Comité del Consejo Naciónal de Paz, Reconciliación y Convivencia, manifestó su preocupación por este crimen, pues “ya son 38 líderes y lideresas de la Acción Comunal que han sido asesinados en el transcurso de 2018Nos extraña el silencio que el Gobierno Nacional frente a esta problemática que vivimos día tras días los líderes y lideresas”.

 

99. Luis Barrios 

Luis Barrios Machado se desempeñaba como presidente de las juntas de acción comunal de Palmar de Varela (pueblo del departamento del Atlántico) y se dedicaba a hacer control social a la gestión y a las obras públicas de su municipio. Mientras transcurría el primer tiempo del partido de Colombia contra Inglaterra del Mundial, dos hombres entraron a su casa y le dispararon en la cabeza frente a su esposa y sus hijos.

98. Iván Lázaro 

Iván Lázaro era miembro de la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba (ASCSUCOR), de la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC) y de Marcha Patriótica, y fue secretario de la Junta de Acción Comunal de la vereda Rogero. Lázaro era conocido en su comunidad por adelantar procesos culturales y deportivos en su territorio, y fue asesinado el pasado viernes 29 de junio a manos de un grupo de hombres que entraron armados a su casa y le dispararon.

97. Gabriel Correa Chavestan

El concejal pertenecía al Partido Verde, y ejercía en Buenos Aires, municipio al norte del departamento del Cauca. Correa había sido amenazado de muerte junto con su  familia a finales de 2017 por presuntos disidentes de las Farc que le exigían 50 millones de pesos o 600 gramos de oro. El pasado 2 de julio, mientras volvía a su casa luego de participar en las festividades del pueblo, fue detenido por dos sujetos que se movían en una moto y que le dispararon en varias oportunidades.

96. James Alberto Hidrobo Navia

El exconcejal, líder comunitario y miembro de la Asociación de cultivadores de hoja de coca, amapola y marihuana (COCCAM) James Hidrobo Navia, transitaba en su moto por el corregimiento de La Fonda del municipio de Patía, Cauca, el pasado 27 de junio. En el camino, fue abordado por sujetos que lo obligaron a bajar de la moto y le dispararon en varias oportunidades. Según lo que el defensor de Derechos Humanos de la zona Jonathan Centeno le dijo a Caracol Radio, el asesinato tuvo que ver con su actividad relacionada a cultivos, su liderazgo social y el abandono del Estado en territorios como este.    

95. José Abraham García  

José Abraham es el segundo líder del municipio antioqueño de Ituango asesinado en el mes de junio. Se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Pascuita, del corregimiento de Santa Rita, a cuatro horas del casco urbano del municipio. Además de llevar 10 años en labor social y defensa de Derechos Humanos, García representaba los intereses de los pequeños y medianos cultivadores de coca de la zona. Según el Ejército Nacional, fue abaleado en su residencia por desconocidos la noche del lunes 25.

94. Héctor Santiago Anteliz 

El fin de semana pasado, las autoridades del municipio de Teorama, Norte de Santander, confirmaron el asesinato de Héctor Santiago Anteliz, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) de la vereda San José. Aún se desconocen las circunstancias de su asesinato, pues su cuerpo fue hallado el sábado por parte de la Policía en la vía que conduce hacia la vereda Santo Domingo. El secretario de gobierno de Teorama, Ciro Oliveros Omeara, rechazó el asesinato e hizo un llamado a las autoridades nacionales para que intervengan en la situación que se vive en Catatumbo. Según Medicina Legal, entre enero y mayo de este año se registraron 215 homicidios en Norte de Santander.  La La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) rechazó el asesinato y pidió protección para los líderes sociales en la zona, pues los enfrentamientos entre el EPL, ELN y Ejército representan un peligro para la población. De hecho, Anteliz hacía parte de un proceso comunitario liderado  Naciones Unidas en este territorio.

93. Evelia Francisca Atencia Pérez

Evelia Francisca Atencia Pérez fue asesinada el jueves 21 de junio a la 1:00 p.m. en el municipio de Maicao, La Guajira. Dos personas que se transportaban en una motocicleta negra llegaron hasta su casa y le propinaron varios disparos. Evelia, de 51 años de edad, era profesora de la Institución Educativa No. 9, sede de 20 de julio. Era reconocida por su labora social y recientemente trabajó como promotora de la campaña presidencial de Gustavo Petro. Las autoridades investigan el caso, pues el esposo de Evelia fue asesinado en diciembre pasado en circunstancias similares. En los últimos meses las Águilas Negras han emitido panfletos amenazando a los líderes sociales y a las personas que trabajen con Gustavo Petro.

92. Francisco José Guerra

La Acción Comunal en Colombia lamenta el fallecimiento de otro de sus líderes: Francisco José Rueda, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda de Mandarino, en el municipio antioqueño de Ituango, fue abaleado por unos sujetos que llegaron en moto hasta su casa. Según Jaime Gutiérrez, que se desempeña como defensor de Derechos Humanos en la zona, Guerra “se movía por los intereses de la comunidad” y no estaba amenazado. En este momento, a Ituango se lo disputan la Autodefensas Gaitanistas de Colombia y disidencias de este grupo y de las Farc. Es también una zona importante para el narcotráfico.

91. Yeison Ramírez

Yeison Ramírez se destacaba por su labor como líder comunal y su ejercicio de procesos organizativos para campesinos en el municipio del Valle del Guamuez, en el sur del departamento del Putumayo. Fue asesinado el 11 de junio por desconocidos que le dispararon en varias ocasiones mientras estaba acompañado por su esposa en una tienda de la vereda La Yet, contígua al municipio de Puerto Asís. Yeison era presidente de la Junta de Acción Comunal de La Yet.

90. Leidy Amaya

El primer mes de 2018 fue trágico para los líderes sociales. En una sola semana se fueron reportados tres casos. Uno de ellos, el cual fue divulgado por Agencia Prensa Rural, fue el de Leidy Amaya, lideresa y promotora de salud en el municipio de San Calixto, en la región del Catatumbo. En su momento las autoridades no confirmaron el asesinato y fue un mes más tarde que el gobierno, a través de la Agencia de Renovación del Territorio – ART – confirmó y rechazó el asesinato de Leidy Amaya. En el comunicado, la ART señala que “muchos de los hechos victimizantes contra la población en mención son una clara demostración de sabotaje a un proceso de reconstrucción de país en el que todos debemos estar empeñados.Es urgente que las autoridades civiles y policivas aceleren las investigaciones sobre los asesinatos a líderes y otorguen garantías de seguridad para todos aquellos que trabajan por la defensa de las comunidades más vulnerables”. En ¡Pacifista! intentamos conocer los avances de las autoridades locales de San Calixto y de la gobernación de Norte de Santander sobre el caso de Amaya, pero no fue posible. Su caso sigue en la impunidad.

89. Carlos Jimmy Prado

Carlos Jimmy Prado, defensor de derechos humanos en el litoral Pacífico de Nariño e integrante de la Asociación de Consejos Comunitario Asocoetnar, fue asesinado el pasado sábado 2 de mayo en Bocas de Satinga, cabecera municipal del municipio Olaya Herrera. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, Prado denunció amenazas en su contra desde 2017. En la zona hace presencia la disidencia Guerrillas Unidas del Pacífico (GUP), al mando de alias David, y la guerrilla ELN. Esta zona es disputada por los grupos armados porque es un corredor estratégico para transportar drogas por la costa pacífica.

88.  Gabriel Muñoz Muñoz

En plena jornada electoral del 27 de mayo, cuando se celebraban los comicios presidenciales,  se dio a conocer el asesinato de Gabriel Muñoz Muñoz, líder campesino del departamento del Huila. De acuerdo con información del movimiento Congreso de los Pueblos y la Coordinadora Nacional Agraria y Campesina del Huila, Muñoz fue asesinado en la vereda Las Águilas, ubicada a un kilómetro del casco urbano del municipio La Argentina, al sur del Huila. El líder campesino integraba el proceso de veedurías ciudadanas “Vemos Todo” y era coordinador local de la campaña de Gustavo Petro a la presidencia. La Policía departamental del Huila confirmó el asesinato y anunció una investigación en conjunto con la Fiscalía. Por ahora, la hipótesis de las autoridades apuntan a que el asesinato tendría que ver con una disputa familiar.

87. Ramón Ascue

La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) reportó en la mañana del martes 15 de mayo el asesinato de Ramón Ascue, líder indígena y “liberador de la madre tierra” en la vereda Pan de Azúcar en Corinto, Cauca. Los hechos se presentaron en la noche del 14 de mayo en la cabecera municipal de Corinto, donde dos sicarios en moto siguieron al líder hasta su casa y le dispararon en varias ocasiones con arma de fuego. Ascue era un líder reconocido por trabajar en la restitución de tierras. De acuerdo con la organización indígena, Ascue y otros líderes habían recibido amenazas por reclamarle territorios a privados y al Estado.

86. Hugo Albeiro George Pérez

 

El Movimiento Ríos Vivos Antioquia fue la primera organización que dio a conocer el suceso: el líder Hugo Albeiro George Pérez, integrante de la Asociación por Megaproyectos, fue asesinado con arma de fuego a las 11: 00 a.m. del 2 de mayo en el corregimiento de Puerto Valdivia, cuando se transportaba en un mototaxi. Su sobrino, Domar Zapata George, quien manejaba el mototaxi, también fue asesinado. George Pérez tenía 12 hijos, de los cuales 10 eran menores de edad. La organización a la que el pertenecía se opone al proyecto de construcción de la hidroeléctrica Hidroituango, al norte de Antioquia.

85. María del Carmen Moreno

María del Carmen Moreno Páez era la presidenta de la Junta de Acción Comunal de la vereda de Caño Rico del municipio de Arauquita, Arauca. Se distinguía por su cercanía a la comunidad y su trabajo con las personas de esta área rural. Fue secuestrada el 27 de abril por un grupo de delincuentes que se identificó como una célula paramilitar. Los secuestradores pidieron mil millones y  le dieron a los familiares un plazo de 24 horas o, de lo contrario, la asesinarían.. El 2 de mayo las autoridades encontraron su cadáver en un la zona rural de la vereda en donde trabajaba.

84. James Luis Jiménez Estrada

El Instituto Popular de Capacitación (IPC), con diferentes programas sociales en Antioquia, denunció el asesinato de James Luis Jiménez Estrada, presidente de la Junta de Acción Comunal de Cacahual, en el corregimiento San Vicente del Congo, en el municipio fronterizo de Turbo (Urabá antioqueño). Según el IPC, James “se destacaba por tener un conocimiento profundo sobre varias problemáticas, como procesos de formalización y restitución de tierras y sustitución de cultivos de uso ilícito”. A James lo asesinaron el pasado 20 de abril, cuando visitaba a su hermano en la vereda Santa Rosa de Pedro de Urabá. La Fiscalía regional investigará el caso. Para el IPC es urgente, “pues parece que en estos territorios las comunidades no pueden beneficiarse de temas como la restitución de tierras, la formalización, el banco de tierras, la sustitución de cultivos de uso ilícito y el sometimiento judicial colectivo de herederos del paramilitarismo”.

83. Wilson Arnuflo Quetama

En la tarde del martes 10 de abril, la Fiscalía Seccional de Cartago, de Valle del Cauca, confirmó el asesinato del líder social Wilson Arnuflo Quetama, quien trabajaba en la Mesa de Víctimas del municipio de San José del Palmar, en Chocó. De hecho, fue coordinador de la mesa de participación de víctimas entre 2016 y 2017. Quetama, de 33 años, presidía la Asociación de Víctimas del municipio. Según la Fiscalía de Cartago, la cual asumió la investigación por temas de experticia, señaló que fueron cuatro los hombres que asesinaron al líder cuando se encontraba en una reunión con varios miembros de la comunidad del caserío La Italia. “Los móviles y autores son materia de investigación por parte de la Fiscalía por los delitos de homicidio, concierto para delinquir y fabricación, tráfico, y porte de armas de fuego, accesorios, partes, y municiones”, señaló el ente acusador.

82. Belisario Benavides Ordóñez

El asesinato de Belisario Benavides fue denunciado por las autoridades policiales del Cauca el domingo primero de abril. Según la información entregada por la Policía, Benavides, integrante de la Mesa de Víctimas del departamento y líder comunal en el municipio de Rosas, fue asesinado en el barrio Santander, en el sector los Guaduales, cuando salía de su casa. Benavides ingresó a la Mesa de Víctimas en  2013, cuando llegó a Rosas después de ser desplazado del municipio de Patía. El alcalde de Rosas, Jesús Eduardo Díaz, denunció el episodio y lamentó que por este asesinato resultaran afectados su familiares: su esposa y tres hijos, uno de 12, otrode 7 y otro de 3, quien presenció el asesinato.

81. María Magdalena Cruz Rojas

El viernes 30 de marzo, la lideresa campesina María Magdalena Cruz sufrió un ataque en su casa, donde descansaba con su esposo y su hijo. De acuerdo con la Fundación para la Defensa de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario del Oriente y Centro de Colombia (DHOC), desconocidos llegaron al lugar y le propinaron varios disparos. A Cruz la reconocían por su trabajo por la sustitución de cultivos, como lo confirmó la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam).  En Mapiripán hacen presencia tanto grupos paramilitares, como el Clan del Golfo, como disidencias de las Farc.

80. José Herrera

En la vereda Filadelfia, Ituango – escenario en disputa por el Clan del Golfo y las disidencias de los frentes 18 y 36 de las Farc –fue asesinado José Herrera, reconocido líder campesino en el Norte y Bajo Cauca Antioqueño. Como fundador de la Asociación Campesina del Bajo Cauca y presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Meseta estaba trabajando en diferentes proyectos agrícolas que llegaron después del Acuerdo de Paz. El asesinato de Herrera también fue un mensaje de intimidación para la comunidad de San José de Uré, Córdoba, en donde los grupos armados posdesmovilización también han amenazado a la población que de alguna manera u otra se oponga al tráfico de estupefacientes.

79. Juan Mena

En la tarde del domingo 18 de marzo, cuando Juan Mena caminaba por las calles de Quibdó, hombres desconocidos lo interceptaron y le propinaron múltiples disparos. Mena era presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC) del sector La Arrocera en el barrio Álamos de Quibdó, un lugar que ha sido codiciado por grupos dedicados al narcotráfico. Mena, quien también se desempeñaba como comerciante, se opuso a pagar una vacuna y por esta razón fue amenazado de muerte. Con este caso ya serían 15 los líderes en Chocó que han sido asesinados en los últimos seis meses.

78. Tomás Barreto

En la madrugad del domingo 11 de marzo, las autoridades locales reportaron el asesinato de Tomás Barreto Moreno, integrante del Consejo Comunitario de las comunidades afro en San José de Uré, Córdoba. El homicidio, según la Fiscalía, ocurrió en la vereda El Can, muy cerca del perímetro urbano de San José de Uré. Según las primeras informaciones, dos hombres llegaron en una moto al lugar de residencia del líder y le propinaron varios disparos. Con el de Barreto ya son cuatro los líderes asesinados en esta región, donde tanto disidencias como grupos paramilitares buscan expandirse para controlar las rutas del narcotráfico.

77.Elkin Fabián Toro

 

Toro vivía en San Calixto, Norte de Santander. Tanto en ese territorio como en la vereda Filo el Gringo del municipio de El Tarra, donde fue asesinado con seis impactos de bala, ejercía un trabajo de liderazgo social. Hasta octubre de 2017, por diferentes razones, entre ellas la seguridad, dejó de ocupar cargos administrativos en la Junta de Acción Comunal. Toro estudió en la Escuela de Administración Pública y colaboraba frecuentemente con emisoras locales.Tenía 36 años de edad y tres hijos.

76. Jesús Orlando Grueso Obregón

Dos organizaciones, el Consejo Comunitario del Río Guapi y la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana (Coccam), denunciaron el asesinato de Jesús Orlando Grueso, también conocido en la comunidad como Kujar. Las primeras hipótesis, tanto de las organizaciones como de la Policía, apuntan a  que Kujar fue asesinado por la guerrilla del ELN en la vereda La Soledad. Las organizaciones también denunciaron el asesinato de Jonathan Cundumí quien, a diferencia de Grueso que era vocero del Consejo Comunitario, era integrante del Movimiento Étnico y Popular del Pacífico.

Según Marino Grueso, hermano de Jesús Orlando, a su hermano lo asesinaron justo cuando estaba trabajando en pro de las candidaturas de Aida Avella y de otros aspirantes políticos, la mayoría de la Farc.

75. Sandra Yaneth Luna

Sandra pasó cerca de cinco meses desaparecida, después de haber sido secuestrada en septiembre del año pasado por un grupo de hombres armados que la sacaron a fuerza de su casa. Su cuerpo fue encontrado sin vida en el corregimiento de Campo Dos, en Tibú, con varios impactos de bala.

Los autores del crimen aún no han sido identificados.

 

 

74. Maria Yolanda Maturana

De acuerdo con información de la Policía, María Yolanda Maturana, de 65 años, fue asesinada en su casa cuando un “sujeto ingresó y le propinó unos disparos con arma de fuego”. Maturana era reconocida como líder ambiental por la Defensoría del Pueblo. De hecho, la defensora regional de Risaralda, Elsa Gladys Cifuentes, fue quien denunció el caso en primera instancia. El asesinato ocurrió en Pueblo Rico, municipio de Risaralda. Maturana trabajaba principalmente entre la frontera de Risaralda y Chocó. Según la defensora, los indígena de la región han denunciado hostigamientos durante las últimas semanas.

73. Nixon Mutis Sossa

 

 

Mutis era presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Chaparral, del municipio Cantagallo, Bolívar. Según información de la Policía departamental, Mutis fue asesinado tras recibir varios impactos de bala. Nixon Mutis era reconocido en la región por su trabajo como promotor de la erradicación y sustitución de cultivos de uso ilícito. “Parece que el asesinato es producto de las acciones de una banda que delinque en el sur, robando combustible y haciendo otro tipo de fechorías”, dijo el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay.

72. Temístocles Machado

A finales de noviembre, Don Temis, como era conocido en la Comuna 6 de Buenaventura, habló con nosotros y nos contó sobre las amenazas que reposaban en su contra. En ese momento llevaba diferentes procesos para recuperar las tierras del barrio Isla de la Paz, codiciado por diferentes empresas por su ubicación estratégica en el puerto. A Temístocles lo asesinaron el sábado 27 de enero pasadas las cinco de la tarde. Dos sujetos en moto le propinaron tres disparos, dos en el tórax y uno en la cabeza. La Misión de Verificación de la ONU confirmó y rechazó el asesinato. El Comité del Paro Cívico de Buenaventura, del cual Temístocles hacía parte, también manifestó su rechazo y dejó en claro que la lucha por las tierras continuaría.

 

71. Eleazar Tequia Bitucay

Por medio de un comunicado, la Organización Nacional Indígena de Colombia, Onic, denunció que uniformados del Ejército acabaron con la vida de un miembro de la Guardia Indígena identificado como Eleazar Tequia Bitucay. Según la Onic, el hecho se registró en mediaciones de la comunicad el Dieciocho (18)  en la vía que de Quibdó conduce a Medellín.

La organización indígena asegura que el hecho se registró aproximadamente a las 11 de la noche de este viernes 26 de enero,  en el marco de la Minga Educativa que desarrollaban las comunidades para la atención a los niños, niñas y adolescentes (NNA) del resguardo indígena Embera Katio, “Minga que tenía como fin, la exigibilidad  de los derechos a la educación gratuita, oportuna y con enfoque propio. El que disparó fue un miembro del Ejercito Nacional del Batallón Mansalva Flores de la Décima Brigada de Quibdó Chocó”.

Según el Comando de la Fuerza de Tarea Conjunta Titán de las Fuerzas Armadas, varios indígenas intentaron desarmar anoche, “mediante acciones violentas”, a un soldado que trató de registrar a una persona que tenía un arma de fuego y estaba “obstruyendo la vía pública”.

“Como consecuencia de la acción criminal violenta, uno de los sujetos que estaba en la acción ilegal pierde la vida al momento de la comisión del delito”, agregó la información oficial en un comunicado.

La información agregó que los indígenas retuvieron a “dos soldados”, a quienes aseguran hirieron de gravedad y los despojaron de sus armas, e incineraron un “vehículo de uso oficial”.

Los indígenas de esa comunidad se manifiestan en esa carretera desde el lunes pasado y exigen que las autoridades respeten su “derecho a la educación gratuita, oportuna y con enfoque propio”.

El Ejército, por su parte, señaló que el incidente fue puesto en conocimiento de las autoridades judiciales para que investiguen qué fue lo que sucedió y determine quiénes fueron los responsables.

“Por lo anterior este Comando está dispuesto a colaborar con todo lo requerido por las autoridades para esclarecer lo sucedido. Al tiempo se denuncia de manera categórica la acción violenta y amenazante de los indígenas que se encontraban en el lugar contra los miembros de la Fuerza Pública”, concluyó.

Por su parte, los indígenas hacen un llamado a las autoridades para que investiguen y juzquen los hechos.

 

70. Fares Carabalí

A las 6:30 pm en la vía que conduce de Santander Quilichao (norte del Cauca) hacia el corregimiento de Timba (Valle) se presentó el atentado con una granada de fragmentación y tiros de fusil. En el campero blanco, que quedó a la orilla de la trocha, quedaron los cuerpos de Fares Carabalí y Diego Fernando Castillo, quienes fallecieron en el lugar. Carabalí, además de haber sido el gerente de la cooperativa de mineros de Buenos Aires, era el hermano del actual alcalde de ese municipio, Urdely Carabalí.

69. Plinio Pulgarín

En el sector Alto Mira de la vereda San Pedrito, municipio san José de Uré, Córdoba, fue asesinado Plinio Pulgarín, presidente de la Junta de Acción Comunal de esa misma vereda. Pulgarín, de 36 años de edad, se desempeñaba como agricultor. Según fuentes policiales, Pulgarín se encontraba en su residencia con la  familia cuando llegaron sujetos armados con fusiles. Golpearon a la puerta. Lo llamaron por su nombre. Cuando había caminado cincuenta metros después de cruzar la entrada, lo asesinaron.

 

68.Víctor Manuel Morato

Víctor Manuel Morato fue asesinado el pasado 17 de enero alrededor de las 8:00 p.m. Así lo aseguró ante diferentes medios de comunicación el alcalde de Yondó, Gilbert Cartagena. Morato, quien se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Rompida I, habría sido interceptado por dos hombres cuando estaba haciendo unas compras personales. El municipio, ubicado en la región del Magdalena Medio, ha sido víctima en las últimas décadas de grupos paramilitares y recientemente de la guerrilla del ELN. Las autoridades investigan el suceso.

 

67. Mario Dumar Rojas

El pasado 29 de diciembre, en la cancha de fútbol del barrio Limón de Cumaral, Meta, fue asesinado Mario Dumar Rojas, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Yarí de Cumaral. Rojas había sido candidato a la Asamblea del Meta avalado por el partido Centro Democrático. El senador Álvaro Uribe Vélez comunicó el asesinato a través de su cuenta de Twitter y posteriormente fue corroborado por la Policía departamental. Uribe pidió a las autoridades investigar lo ocurrido.

66. Guillermo Javier Artuz

Su cuerpo fue encontrado el 24 de diciembre en las afueras de Tierralta, Córdoba. Artuz había desparecido desde el 22 de diciembre, cuando salió de su casa rumbo a su trabajo en la Asociación de Campesinos Productores de la vereda La Osa.  En Tierralta han sido asesinados tres líderes en los últimos meses, todos de ellos integrantes de organizaciones campesinas.

65. Pablo Oviedo

Su caso se dio a conocer el miércoles 20 de diciembre. En la vereda Puerto Colombia del municipio de Puerto Asís, Putumayo, fue asesinado Pablo Oviedo, dirigente comunal de la zona. Oviedo, de 45 años, recibió varios disparos por parte de sujetos desconocidos. Su hija, Karen Oviedo, recibió el impacto de una de las balas y murió en el lugar de los hechos. El caso fue confirmado por la Secretaría de Gobierno de Puerto Asís.

64. Alfonso Pérez Mellizo

Las autoridades policiales recibieron una alerta en la mañana del martes 19 de diciembre. Un cuerpo sin vida había sido hallado por la comunidad del corregimiento Pan de Azúcar, Cauca. La Policía regional del Cauca reportó que se trataba de Alfonso Pérez, integrante de la Junta de Acción Comunal del corregimiento. Según la esposa de la víctima, él salió de la casa en la noche del lunes a dialogar con diferentes vecinos de la comunidad. Al ver que no llegaba, emprendió la búsqueda. Lo encontraron a 400 metros del casco urbano del corregimiento, el cual queda a dos horas del municipio Patía.

63. José Rafael de la Hoz Villa

Fue asesinado el sábado 16 de diciembre en una finca del corregimiento Las Canoas. Fue encontrado con múltiples heridas profundas, al parecer de machete. José Rafael de la Hoz era conocido en el municipio de Pivijay, donde trabajaba como integrante de la Mesa de Víctimas. El día anterior al asesinato justamente se encontraba reunido con otras víctimas del municipio.  El caso fue confirmado por la Defensoría del Pueblo. Incluso, la gobernadora de Magdalena, Rosa Cotes, convocó a un consejo de seguridad extaordinario para esclarecer el asesinato.

 

62. Hernán Bedoya

La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz fue la organización que denunció el asesinato de Hernán Bedoya, líder reclamante de tierras, en en el caserío de Playa Roja, territorio colectivo de Pedeguita y Mancilla, en el departamento de Chocó. El asesinato, según la organización, se registró cuando Bedoya iba en dirección hacia su vivienda, movilizándose en un caballo, “cuando neoparamilitares de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia AGC le dispararon en varias ocasiones”.

 

61. Luis Alfonso Giraldo

Luis Alfonso Giraldo, quien era el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Brasilia en Puerto Asís, Putumayo, fue sorprendido en la madrugada del lunes 4 de diciembre por hombres encapuchados que llegaron a su casa y le propinaron varios disparos. De acuerdo con la Personería de Puerto Asís, el hombre tenía 48 años y era reconocido como líder social. En la zona donde fue asesinado hay presencia de las disidencias de los frentes 32, 48 y 49 de las Farc.

 

60. Édison Marcial Ortiz Bolaños

En hechos aún por esclarecer, Édison Marcial Ortiz fue declarado desaparecido por el Ejército nacional tras la masacre que se reportó en la vereda Pueblo Nuevo del municipio Magüí Payán, Nariño. La principal hipótesis de las autoridades es que la guerrilla del ELN invadió la zona, donde hacían presencia disidentes del frente 29 de las Farc, el cual ha controlado el tráfico de gas y coca por décadas en esa región. El lunes 4 de diciembre, la Personería y la Alcaldía del municipio confirmaron el hallazgo de 13 cadávares, dentro de los que se encontraba el del líder Édison Marcial Ortiz Bolaños.

59. Mario Castaño

Aunque contaba con medidas de protección, Mario Castaño fue asesinado en la noche del domingo en un caserío entre Riosucioy Belén de Bajirá (Chocó). Era reclamante de restitución de tierras y en los últimos meses había recibido reiteradas amenazas. En la zona existen 107.064 hectáreas en proceso de restitución de acuerdo a lo estipulado en la Ley 1448.

58. Mario Jacanamijoy

La noticia fue confirmada por la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonía de Colombia (APIAC), por medio de un comunicado de prensa.  El cuerpo de Mario, quien se desempeñaba como consejero departamental de salud en la Mesa de Concertación de Pueblos Indígenas del Caquetá, fue encontrado con señales de tortura en la vereda de Buenos Aires del municipio de Belén de los Andaquies, en Caquetá.

 

57.  Luz Yeni Montaño

En Viento Libre, uno de los barrios más vulnerables de Tumaco, asesinaron el pasado domingo 12 de noviembre a Luz Yeni Montaño, líder comunal y religiosa de la zona. De acuerdo a la información recogida el lunes en numerosos medios de comunicación de cobertura nacional, el homicidio se dio en las horas de la tarde del domingo mientras Montaño descansaba en su casa. La mujer, según fuentes locales de la Casa de Tumaco y de la Personería, formaba parte de las asociaciones religiosas Jesús Nazareno y Divino Niño.

De acuerdo a testimonios que recogió la Policía de Tumaco, dos sujetos que se desplazaban en una moto llegaron a su casa, entraron “violentamente” y le dispararon en repetidas ocasiones. Montaño, de 48 años de edad, no logró viajar a Pasto, donde ese día un grupo de líderes comunitarios se movilizaron por las calles, precisamente para reclamar seguridad y garantías.

 

56.  Aulio Isararama Forastero

 

Fue asesinado en la noche del martes 24 de octubre en Alto Baudó, Chocó. La noticia, confirmada por Naciones Unidas, fue dada a conocer en un comienzo por la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic).  Las circunstancias del asesinato están por aclarar. De hecho, la Onic envió una comisión que le hiciera seguimiento al caso en terreno. La Onic denunció, además, que los hombres armados que presuntamente asesinaron al líder social hacían parte del Frente Cimarrón de la guerrilla del ELN. Esta información, sin embargo, no ha sido confirmada.

55.  Miguel Pérez

Además de ser líder de la vereda La Unión, Pérez era uno de los campesinos que impulsaba el programas de sustitución de cultivos en Antioquia. Fue asesinado el domingo 22 de octubre en Tarazá, Bajo Cauca antioqueño. La alcaldesa del municipio, Gladis Rebeca Miguel Vides, confirmó el caso y aseguró que Pérez era reconocido por su participación activa en el proceso de sustitución de cultivos de coca.

54.  Liliana Patricia Cataño Montoya

Fue encontrada en la tarde del miércoles 18 de octubre, cerca de su vivienda en el barrio El Socorro. Llegó sin signos vitales al Hospital San Javier, en Medellín, luego de haber recibido cuatro impactos de bala. Según lo reseñado por El Colombiano, las autoridades descartan que su muerte haya sido un feminicidio, y la principal hipótesis es que Patricia, de 39 años, fue asesinada por un proceso de reclamación de predios que llevaba a cabo.

53. José María Eliécer Carvajal 

La Federación Comunal del Putumayo dio a conocer el caso en la mañana del jueves 19 de octubre. José María Eliécer Carvajal era fiscal de la vereda Bajo Cañoavena en el municipio de Puerto Guzmán y era un integrante activo de la Federación. El Ministerio del Interior confirmó el asesinato, aunque las autoridades no se han pronunciado sobre los responsables o las causas del suceso. La Policía investiga el caso. Según la Federación, fue asesinado “por manos criminales de quienes siguen promulgando la guerra”.

52. José Jair Cortés

 

Fue asesinado el jueves 17 de octubre en la vereda El Restrepo, perteneciente al Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera, zona donde el 5 de octubre fueron asesinados seis campesinos en medio de un plan de erradicación de cultivos en la zona. El cuerpo de Cortés fue encontrado el 18 de octubre, pues los médicos forenses tenían prohibido el ingreso a la zona. Autoridades evalúan una presunta responsabilidad por parte de las disidencias de las Farc, pues Cortés ya había sido amenazado por su labor como colaborador del programa de sustitución de cultivos.

51. José Luis García Berrío

 

De acuerdo con El Universal de Cartagena  y denuncias del Concejo de la ciudad, sicarios motorizados asesinaron a José Luis García Berrío en el barrio Nelson Mandela, donde ejercía como presidente de la Junta de Acción Comunal del sector 3 de Junio. El homicidio se presentó justo en frente de su casa.  El hecho fue denunciado, en primera instancia, por miembros de la Junta de Acción Comunal.

50. María Efigenia Vásquez Astudillo

Fue asesinada el 8 de octubre en Puracé, Cauca, en medio de unos enfrentamientos entre la comunidad indígena Coconuco y el Esmad.  Se presentó en las inmediaciones del parque turístico Aguas Tibias. La comunidad indígena intentó ingresar a la fuerza al predio, el cual reclaman desde años atrás. María Efigenia era periodista de la comunidad indígena y resultó herida mientras realizaba el trabajo periodístico. Falleció en el Hospital San José de Popayán.

49. Ezquivel Manyoma

 

El 6 de octubre fue secuestrado en su casa, ubicada en el municipio de Medio Baudó. Al día siguiente fue asesinado en horas de la madrugada. Manyoma era un promotor de la salud indígena y había sido gobernador del Resguardo Dabeiba Queracito, en Chocó. La comunidad atribuyó el asesinato a los “grupos paramilitares”. Naciones Unidas manifestó su rechazo frente al asesinato del líder social.

48.  Jimy Humberto Medina

Fue asesinado el 3 de octubre en la vereda de Puerto Nuevo, de San José del Guaviare. Medina se desempeñaba como vicepresidente de la Junta de Acción Comunal. Era defensor ambiental y apoyaba la sustitución de cultivos ilícitos. Unos sujetos armados lo interceptaron en la carretera, lo torturaron y lo asesinaron con ocho tiros. Primeras hipótesis: disidencias de las Farc y grupos con interés en la apropiación de baldíos.

47.  Luis Fernando Gil

La Policía Nacional confirmó que fue asesinado el pasado 29 de septiembre en la comuna 5 de Medellín. Trabajaba con la Mesa de Derechos Humanos y el movimiento Tierra en Resistencia. Trabajó tres años como líder social. La principal hipótesis es que lo mataron bandas criminales que lo veían como una barrera para cometer sus actividades delictivas en la Comuna 5.

46.  Carlos Mario Hincapié

 

Se desempeñaba como activista y promotor del Centro Democrático en San Rafael, Antioquia. Fue asesinado el 28 de septiembre cuando regresaba a su casa desde la ferretería en donde trabajaba. El caso fue confirmado por el Centro Democrático y por la Policía Nacional. Su caso es materia de investigación, pues no se ha esclarecido si constituye un asesinato político.

45. Manuel Ramírez Mosquera

El expresidente del consejo comunitario de Truando, en el municipio Riosucio (Chocó), fue asesinado el pasado 17 de agosto. Según las primeras denuncias, habría sido retenido mientras compraba madera en el pueblo por miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. Horas después, apareció muerto. Ramírez también era víctima de la violencia y reclamante de tierras.

 

44. Fernando Asprilla

El viernes pasado, los habitantes de la vereda La Tigra en el municipio de Piamonte (Cauca) encontraron el cuerpo de Fernando Asprilla. Según denuncias de la comunidad, tenía impactos de bala. En principio, las denuncias apuntaban a que se trataba de un robo, pero horas más tarde y tras comprobar que no se habían llevado ni el dinero ni las pertenencias de Fernando, el movimiento Marcha Patriótica condenó en asesinato.

Asprilla se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal de ese municipio, ubicado en la Baja Bota Caucana, y coordinaba las acciones políticas de Marcha Patriótica en esa zona. Según medios locales, la Fiscalía está en la zona para investigar los hechos.

43. Idalia Castillo Narváez

“La mujer fue torturada, violada y asesinada”, dijo este miércoles Rocío Cuenca, secretaria de la Mujer del Cauca. Se refiere al caso de Idalia Castillo Narváez, una líder social de 37 años que murió en la vereda Bella Vista del municipio de Rosas, en ese departamento. Castillo hacía parte de la mesa directiva de víctimas y era la vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de su municipio.

El personero del municipio, Ari Ibarra, le dijo a la W que “la mujer fue encontrada en un paraje cerca de unos arbustos de café, con señales de estrangulamiento y heridas causadas al parecer con arma blanca”. “Espero que las autoridades encargadas de la investigación logren esclarecer quiénes son los responsables de este lamentable homicidio”, señaló el Funcionario a esa emisora.

Aunque no se conocen aún las causas o los posibles victimarios, medios locales señalaron que “un equipo especial de la Dijin se desplazó hasta la zona para realizar las investigaciones correspondientes que permitan dar con el paradero de los responsables”.

Copyright: http://pacifista.co/violan-y-asesinan-a-una-lider-social-en-cauca/ .

42. Nidio Dávila

El 6 de agosto, según un informe de la Comisión de Derechos Humanos de Marcha Patriótica, 20 hombres “vistiendo prendas privativas de las fuerzas militares y portando armas de largo alcance” llegaron a la vereda Piedra Grande del corregimiento Esmeraldas, en El Rosario, a cobrarle “un impuesto”.

Nidio se negó. De inmediato, según la denuncia, “el grupo de hombres armados sacan a la fuerza a NIDIO de su hogar y dirigiéndose a todos los habitantes de la vereda les dicen: “(sic) vamos a matar a todos los que vienen a hablar de sustitución y a todos los campesinos que estén de acuerdo con eso de la sustitución””.

Horas más tarde, en un sector conocido como El cable, “frente a todas las personas que allí se encontraban le disparan y lo arrojan al Rio Verde”, según el documento de Marcha Patriótica.

41. Ezequiel Rangel

“Cerca de las 5 : 30 P.M. el compañero y líder Ezequiel Rangel se ausentó de su vivienda y a las 10: 00 P.M. se rumoró que el compañero era conducido en una motocicleta en la vía que conduce a la vereda Santa Inés”, escribió la Asociación de Campesinos del Catatumbo – Ascamcat. Fue el 16 de julio de 2017.

A las cinco de la mañana del día siguiente, laorganización denunció a través de un comunicado que “por medio de una llamada telefónica le informan a sus familiares que el señor Ezequiel Rangel se encontraba sin vida en la vereda Vegas de Aguilar, con múltiples impactos por arma de fuego”.

Aún no hay información oficial sobre el asesinato.

40. Héctor William Mina

A las 11.30 de la mañana del 14 de julio, cuatro hombres se acercaron a Héctor, un líder social de la comunidad afro en el Cauca y miembro del movimiento político Marcha Patriótica. Uno de ellos gritó “dale que ese es” y los encapuchados “procedieron a disparar un arma de fuego al parecer con revolver”, según el informe de la comisión de Derechos Humanos de Marcha Patriótica. Hasta ahora no se conoce más información del asesinato.

39. Eugenio Rentería Martínez

El 3 de julio, en el sector El Caraño de Quibdó, en Chocó, Eugenio Rentería Martínez fue encontrado sin vida “con signos de violencia como golpes contundentes y heridas de arma blanca” según reportó RCN radio. Rentería participó activamente en los paros cívicos de agosto del 2016 y mayo de 2017, que terminaron con acuerdos con el gobierno en los que, por ejemplo, el municipio de Belén de Bajirá pasó ser parte del departamento de Chocó.

38. Alberto Román Acosta

El sábado primero de julio, a las 11 de la mañana, Alberto Román Acosta estaba en la cancha de fútbol La Saga del barrio Santa Bárbara en el municipio de Cerrito, en el Valle del Cauca. Acompañaba a su hijo a un partido, cuando dos personas se le acercaron. Se bajaron de una moto y, sin decirle nada, le dispararon.

Acosta, que durante años fue el presidente de Sintrainagro (la asociación sindical que reúne a la mayoría de corteros de caña en este municipio) fue trasladado al hospital San Rafael de este municipio, donde falleció.

 

37. Manuel Fernando Vélez López

A las 9 de la noche del miércoles 21 de junio, hombres encapuchados entraron a la casa del dirigente sindical Manuel Vélez, mientras estaba con su familia. Según la denuncia del movimiento social y político Marcha Patriótica, “estos hombres amordazaron a las personas que se encontraban en la vivienda, así como al compañero Mauricio, y se lo llevaron del lugar”.

El informe dice que, “horas más tarde fue encontrado con un impacto de arma de fuego en su cabeza y con signos de tortura en su rostro”. Vélez López era integrante y fiscal del Sindicato Mixto de Trabajadores de las Universidades Públicas Nacionales-SINTRAUNAL VALLE DEL CAUCA.

Según el periódico Realidad 360 de Cali, Vélez tenía 43 años y en el año 2010 había hecho parte de la junta directiva del Nuevo América S.A, cuando el equipo estaba bajo la dirección de Jorge ‘El Patrón’ Bermúdez.

36. Bernardo Cuero Bravo

Dos hombres se acercaron a Bernardo cuando él miraba un partido de fútbol en una cancha del barrio Villa Esperanza en Malabo, Atlántico. Venían un una moto negra y le preguntaron si por el área se arrendaba  algún apartamento, “cuando Bernardo se acercó para atender a los sujetos uno de ellos saco un arma y lo último en presencia de su compañera y demás familiares y luego huyeron del lugar”, según denunció la organización Afrodes, de la que él era el fiscal nacional.

Según la Defensoría del Pueblo, “Cuero Bravo denunció reiteradamente amenazas en contra de su vida. En este sentido, la Defensoría en su informe de riesgo “Violencia y amenazas contra los líderes sociales y los defensores de derechos humanos” del 30 de marzo de 2017 advirtió el peligro para los defensores de derechos humanos de Barranquilla, su área Metropolitana e integrantes de la Mesa de Víctimas departamental”.

35. Álvaro Arturo Tenorio Cabezas

A las 4 de la tarde del 18 de mayo, desconocido abordaron a Álvaro Arturo y le dijeron que lo habían llamado para una reunión. El líder social “se dirigió al sitio de la reunión con sus dos hermanos y en el sitio Bocas de Guilpi sobre el rio Patía los desconocidos dispararon sus armas de fuego en contra de su humanidad”, según un informe de la Comisión de Derechos Humanos de Marcha Patriótica. Ese mismo documento señaló que a Tenorio Cabezas lo mataron de 10 disparos.

Las autoridades investigan las causas del crimen.

34. Mario Andrés Calle Correa

El 14 de mayo a las 9.30 de la mañana, desconocidos llegaron al Corregimiento Santa Rosa de Tapias, Vereda Pomares, del municipio de Guacarí en el Valle del Cauca buscando a  Mario Calle. Encapuchados, le dispararon tres veces y lo mataron en medio del pueblo. Calle tenía 40 años y era el presidente de Astracava subdirectiva Guacarí desde marzo de 2016.

33. Jorge Chantre Achipiz

En la tarde del jueves 5 de abril fue asesinado el líder indígena y dirigente de la comunidad Nasa, quien se desempeñaba como secretario del Cabildo de Pueblo Nuevo, en el corregimiento de Mesetas, en el Valle del Cauca. Según la versión de los familiares Chantre estaba trabajando en un lote muy cerca a su casa, donde recibió un disparo en el abdomen. Su cuerpo fue trasladado al hospital de Jamundí, en el que sus seres queridos esperan el resultado de la necropsia.

32. Diego Fernando Rodríguez

El representante legal del Consejo Comunitario de Ganaplata y Canei, dos veredas del municipio de Mercaderes, en el Cauca, fue encontrado sin vida este jueves. Al parecer, fue asesinado con arma blanca. Rodríguez era un reconocido líder social de la región y había sido el presidente de la Junta de Acción Comunal de esas veredas en el periodo pasado. Las autoridades investigan las circunstancias en las que fue asesinado el líder social.

31. Gerson Acosta

Este miércoles 19 de abril a las 4 y 40 de la tarde llegó sin vida al hospital de Timbío, en el Cauca, Gerson Acosta, el gobernador del cabildo indígena Kite Kiwe de la vereda La Laguna de este municipio. Según información preliminar, Acosta fue asesinado cuando “salía de una reunión de su comunidad, y un sicario le disparó en repetidas ocasiones. La comunidad lo auxilió, lo trasladó de urgencia a hospital cercano pero llego sin signos vitales”. El líder tenía medidas de protección de la UNP tipo uno. Es decir, escoltas.

30. Rubiela Sánchez Vanegas

A las 8:30 de la mañana de este martes 20 de abril, Rubiela  regresaba a su casa, en la vereda Las Cruces del municipio San Vicente Ferrer en Antioquia, de llevar la leche que había producido al tanque recolector. En ese momento, hombres armados se acercaron y la asesinaron. “Era una mujer campesina, luchadora, sola, le había tocado batallar para salir adelante”,  la recuerda Gloria Quintero, presidente de la Asociación de Mujeres del municipio (AMUSAVI).

El alcalde del municipio, Roberto Jaramillo Marín, denunció el hecho y las autoridades aún no se han pronunciado.

29. Eliver Buitrago

Este domingo 2 de abril, en pleno casco urbano del municipio de mMesetas, en el Meta, fue asesinado el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Buenos Aires de ese lugar. Desconocidos mataron a disparos a Elber Buitrago, en hechos que todavía son materia de investigación. Al día siguiente, los campesinos decidieron bloquear la carretera para protestar por el homicidio de este líder social.

28. Alvenio Rosero

contador-asesinatos_2

En la vereda La Unión, del municipio de San Miguel en pleno Putumayo, desconocidos llegaron a la casa de Alvenio Rosero y le dispararon. Fue el lunes 27 de marzo, a la 1 de la mañana y los vecinos avisaron de inmediato al presidente de AsoJuntas en la región, Jaxin Oswaldo Solarte Rosero.

Este martes, a través de un comunicado, Solarte comunicó la noticia y dijo, además, que “se desconoce los hechos que le ocasionaron la muerte”. Dijo también que “La acción comunal esta de luto, un líder más que perdemos, nos solidarizamos con sus familiares por la gran perdida de nuestro estimado presidente”.

27. Javier Oteca

contador-asesinatos

El 22 de marzo a la 1.40 de la tarde, Javier Oteca fue asesinado en la finca Miraflores del municipio de Corinto, en el Cauca. Según la Asociación de Cabildo Indígenas del Norte del Cauca (Acin), “este hecho fue perpetrado por personal que labora en los ingenios azucareros, (…) a escasos metros donde se encuentra el ejército y la policía nacional.

 

25 y 26. Luz Ángela Anzola y José Antonio Anzola

Lider-26

Lider-25

Dos sindicalistas fueron asesinados el domingo 5 de marzo en “la finca Guayabetal ubicada en la vereda Alto Gobernador del municipio de Mesetas”, de acuerdo con un comunicado emitido por la Policía del Meta. Se trata de Luz Ángela Anzola Triana, de 45 años, quien, según las autoridades “fue objeto de atentado contra su humanidad, presentando herida por arma de fuego en la región temporal izquierda”. Con ella murió su hermano José Antonio Anzola Tejedor, de 61 años, quien “fue encontrado sin vida en la vereda Buenos Aires de Mesetas, con heridas de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo”, según el mismo comunicado de la Policía. Fuentes consultadas por ¡Pacifista!, los hermanos Anzola militaban desde hace tiempo en el partido Comunista y eran beneficiarios de uno de los proyectos conjuntos entre la organización Cumbre Agraria y el ministerio de Agricultura. En un principio las autoridades dijeron que ellos habían intentado robar una finca, y que por eso los habían matado, pero estas mismas fuentes, y el comunicado posterior de la Policía, desvirtuaron esa información. Estos campesinos son los dos primeros líderes sociales asesinados en el Meta desde que comenzó la implementación de los acuerdos de paz el pasado primero de diciembre. La cifra, que aumenta drásticamente, aún no parece llamar la atención del gobierno ya que ningún funcionario se ha referido ni a estos ni a ninguno de los 26 homicidios.

24. Fabián Rivera

Lider-24

El pasado dos de marzo, hombres encapuchados acabaron con la vida de otro dirigente comunitario, en Bello, Antioquia. Se trata de Fabián Rivera, presidente de la Junta de Acción Comunal Rosalpi, que fue interceptado por varios hombres encapuchados mientras viajaba en su moto. Los sicarios le dispararon y le causaron la muerte.

El hecho, según medios de comunicación regionales, sucedió “en cercanías al cementerio San Andrés, en la diagonal 61 con la avenida 49, en el barrio Niquía Camacol, sector que está bajo el control de la banda que lidera alias el Tío y que está aliada con la banda El Mesa”.

En un comunicado público, la Asociación Municipal de Juntas de Acción Comunal de Bello rechazó “el vil crimen de este líder comunal” y le solicitó a “las autoridades competentes hallar a los responsables del hecho”.

23. Alicia López Guisao

contador-asesinatos-23Este 2 de marzo, en pleno centro de Medellín, hombres armados se metieron en el taxi de Alicia López Guisao y la asesinaron. Alicia trabajaba en la ejecución del proyecto “Cumbre Agraria y Gobierno Nacional con Asokinchas – CNA en el departamento del Chocó”, según pudo conocer ¡Pacifista!.

Al parecer, Alicia pertenecía a la organización Congreso de los Pueblos, pues en su cuenta en Twitter este movimiento político lamentó la muerte de la dirigente: “#DDHH Con indignación informamos del asesinato de la compañera Alicia López Guisao quien acompañaba proyecto @CumbreAgrariaOf del Chocó”, trinaron.

22. Eider Cuetía Conda

Captura de pantalla 2017-02-27 a las 5.04.35 p.m.

El 26 de enero, en zona rural del municipio de Corinto, en el Cauca, un miembro de la Seguridad Campesina conocido como Eider Cuetía Conda fue asesinado por “hombres encapuchados que le dispararon varias veces desde una moto”, según le contó a ¡Pacifista! un miembro de la comunidad.

La Seguridad Campesina es un mecanismo creado en el Catatumbo por miembros de asociaciones comunitarias, que se está replicando en varias veredas del Cauca. Justamente en Corinto, líderes sociales han denunciado la presencia de hombres encapuchados y la aparición de graffitis alusivos a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia.

Vea también: Una noche de patrullaje con la Guardia Campesina.

21. Wilfredy Gómez Noreña

Captura de pantalla 2017-02-27 a las 5.04.46 p.m.Wilfredy Gómez Noreña, un bogotano de 32 años, era desde hace tiempo el representante de una asociación comunal de Usme, al sur de la capital. Hacía parte de la mesa de Derechos Humanos de la ciudad y ya había recibido amenazas por parte de un grupo conocido como Los Rastrojos.

Hasta que el 29 de enero, hombres encapuchados llegaron al barrio Compostela, en Usme, y lo asesinaron. Gómez Noreña había sido mencionado en panfletos amenazantes por su liderazgo social, y no contaba con ninguna medida de protección. El caso, según el alcalde de esta localidad bogotana, quedó en manos de la Fiscalía, quien investiga los posibles autores del crimen.

20. Faiver Cerón Gómez

Captura de pantalla 2017-02-27 a las 5.04.55 p.m.Cuando Faiver regresó de una reunión con autoridades locales y miembros de la Gobernación del Cauca, fue alcanzado por dos hombres en moto. Ahí, a 10 minutos de la cabecera municipal  lo detuvieron y le dispararon en varias ocasiones. Mataron el 19 de febrero al presidente de la Junta de Acción Comunal del corregimiento de Esmeraldas, en el municipio de Mercaderes.

El propio presidente Santos le pidió a las autoridades que investiguen el caso: “”He solicitado a la @PoliciaColombia y @FiscaliaCol esclarecer de inmediato el asesinato del pdte de la JAC del corregimiento de Esmeraldas, Cauca”.

Vea también: Por qué el asesinato del líder social número 20 debe sacudir a los colombianos.

19. Luz Herminia Olarte

Captura de pantalla 2017-02-27 a las 5.05.03 p.m.

Desapareció el pasado 28 de enero en el corregimiento Llano de Ochalí, en el municipio de Yarumal, norte de Antioquia. Días después, el 7 de febrero, unos campesinos hallaron su cuerpo entre matorrales y cubierto con ramas en una zona boscosa de la vereda Las Cruces.

Al parecer fue atacada con un machete. Olarte pertenecía a la Junta de Acción Comunal de su corregimiento. Era madre de cuatro hijos y se encargaba del cuidado de su padre, un hombre de avanzada edad. Su caso dejó preocupados y afligidos a los vecinos del sector, pues en el lugar nunca se había presentado un hecho de violencia de este tipo.

18. Edilberto Cantillo

Captura de pantalla 2017-02-27 a las 5.05.15 p.m.El 5 de febrero, a las 7 de la noche, dos hombres llegaron a la vereda Entre Ríos, en el municipio del Copey en Cesar. Le preguntaron a Edilberto por su nombre y cuando respondió, lo mataron a tiros. Tenía 55 años, hacía parte de la Asociación Veredal de Víctimas y era reconocido en el pueblo como un activo reclamante de tierras.

“El gobierno está hablando de paz, pero no nos está garantizando a las víctimas la vida; hoy asesinan a un compañero de nuestra comunidad y mañana no se sabe si de pronto será otro, ya hay personas que se desplazaron”, le dijo al periódico El Pilón de Valledupar Deyis Carmona Tejada, líder de víctimas del municipio de El Copey y miembro del Comité de Justicia de Transicional de la Mesa de Víctimas.

17. Porfirio Jaramillo

Captura de pantalla 2017-02-27 a las 5.05.27 p.m.

La noche del 28 de enero, cuatro hombres armados entraron en la casa de Porfirio Jaramillo en la vereda Guacamayas, en Turbo (Antioquia) para llevárselo con rumbo desconocido. En la madrugada del domingo lo encontraron muerto. Jaramillo, reconocido reclamante de tierras en la región, había recibido amenazas en los últimos días, por eso le solicitó a la Unidad Nacional de Protección un esquema de seguridad. Sin embargo, las peticiones fueron rechazadas por el organismo.

16. Yoryanis Isabel Bernal

Captura de pantalla 2017-02-27 a las 5.05.35 p.m.

Está líder se desempañaba como defensora de los derechos de las mujeres de su comunidad. La gente la recuerda como una persona que siempre estaba en busca de soluciones a las necesidades de los suyos en Santa Marta. También apoyaba una delegación wiwa asentada en Riohacha. La asesinaron el pasado jueves 26 de enero en Valledupar de un disparo en la cabeza. Sus familiares llevaron su cuerpo a Santa Marta donde tuvieron lugar los actos fúnebres. La investigación está en manos del CTI de la Fiscalía.

“Nos quitaron a una gran líder, y cuando esto sucede, nuestra cultura se baja porque no hay mucha gente valiente para enfrentar nuestros problemas de orden público, que siempre son peligrosos”, dice el cabildo gobernador Kogui José de los Santos Sauna.

15. Hernán Agames

Líderes asesinados

En la vereda San Ciprian, del corregimiento Tierradentro, de Montelíbano (Córdoba), fue asesinado Hernán Agamez Flórez. Según la Asociación de Campesinos del Sur de Córdoba, afiliada a Marcha Patriótica, Agamez era “parte del comité cocalero y dinamizaba políticamente” la preparación de las comunidades para la fase de implementación de los puntos uno y tres del Acuerdo Final que firmaron el Gobierno y las Farc en La Habana.

De acuerdo con la Asociación, el cuerpo sin vida de Agamez fue trasladado desde San Ciprian hasta el corregimiento Juan José, en Puerto Libertador (Córdoba), por campesinos e integrantes de la guardia indígena Zenú San Jorge. Desde allí fue trasladado a la morgue del municipio de Puerto Libertador.

Vea también: Estos son los 15 líderes asesinados desde que arrancó la implementación de los Acuerdos de Paz

14. Emilsen Manyoma

Líderes asesinados

Esta líder de 31 años y su esposo se convirtieron en las dos primeras víctimas de violencia armada en Buenaventura en 2017, según la Fiscalía. Emilsen era una reconocida líder y defensora de derechos humanos de la región del Bajo Calima y miembro de la Red Conpaz, que busca construir paz desde los territorios.

“De acuerdo con el director del CTI en el municipio, Omar Bonilla, los homicidios se habrían hecho con arma blanca. Los cadáveres, que se encontraron en un avanzado estado de descomposición, fueron hallados en una zona selvática al lado de la vía férrea de Buenaventura, en la vereda El Limonar del Barrio El Progreso”, dijo el periódico El Espectador días después del fallecimiento de Manyoma.

Emilsen era activista política y líder social desde 2005, y denunció duramente tanto la presencia paramilitar como el tráfico de drogas en el barrio El Calima, uno de los más peligrosos de Buenaventura.

13. José Yimer Cartagena

Líderes asesinados

La policía de Carepa, un municipio del Urabá antioqueño, confirmó el 11 de enero la muerte del líder social Jose Yímer Cartagena. En circunstancias desconocidas, y mientras se desplazaba por la vereda Saiza, de ese municipio, varios sujetos acabaron con la vida del vicepresidente de la Asociación Campesina del Alto Sinú (Asodecas) y líder del movimiento político Marcha Patriótica.

La Defensoría del Pueblo se refirió al caso de este líder asesinado poco después de su muerte. “Condenamos el asesinato de José Yimer Cartagena Úsuga, vicepresidente de Asodecas. ¡Basta ya con la muerte de líderes sociales y de derechos humanos!”, indicó el organismo en su cuenta oficial en Twitter.

12. Juan Mosquera

Líderes asesinados

Cuando Juan Mosquera se movilizaba por la vereda Salaquí, del municipio de Riosucio (Chocó), presuntos miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia se le acercaron. Los acusaron a él y a su hijo —Moises Mosquera, de 33 años— de ser colaboradores del frente 57 de las Farc, y los asesinaron. Las autoridades investigan el caso, pero aún no han encontrado ni sospechosos ni culpables.

Fuentes de la zona aseguran que una de las razones por las que fueron asesinados Juan y su hijo es que eran familiares de miembros de la guerrilla. Mosquera era un reconocido líder comunitario de la región del Bajo Atrato.

11. Yaneth Calvache

Líderes asesinados

A Yaneth la mataron en su habitación. Cuando abrió la puerta de su cuarto para recibir un teléfono celular, un sujeto le disparó cuatro veces. Tres balas impactaron en el pecho y una en la mandíbula. Aunque fue auxiliada por su familia y amigos, murió cuando era trasladada al hospital.

Yaneth era integrante de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Balboa, Cauca, y hacía parte del Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano, uno de los colectivos campesinos más articulados en esa región del país.

Vea también: Estas son las líderes asesinadas desde que empezó la implementación de los acuerdos de paz

10. Aldemar Parra

Líderes asesinados

Fue asesinado en zona rural del corrimiento La Loma, del municipio El Paso (Cesar). Era el presidente de la Asociación Apícola del Cesar y sobrino del presidente de la junta de acción comunal de la vereda El Haltillo, de ese corregimiento. La comunidad de El Haltillo enfrenta un proceso de reubicación por cuenta de la contaminación del medio ambiente generada por la explotación carbonífera, y varios de sus líderes han sido amenazados por su labor en la defensa de los derechos humanos. Están a la espera de que la Unidad Nacional de Protección les asigne esquemas de seguridad.

Dos de las empresas que explotan carbón en la zona, Prodeco y Drummond, se pronunciaron sobre el hecho. La primera condenó el asesinato, hizo un llamado para que se investigara y dijo que a finales de 2016 “buscó la ayuda” del Programa de Desarrollo y Paz del Cesar para implementar medidas de prevención y protección para la comunidad. Drummond, por su parte, rechazó los hechos y dijo que Parra es empleado de Colombia Natural Resources, que también saca carbón de ese departamento.

El comandante (e) de la Policía en Cesar, coronel Mauricio Bonilla, dijo que Parra no era líder comunitario, pero que tres de sus familiares integran un comité de concertación con las empresas carboníferas. Tras el crimen, el Programa de Desarrollo y Paz expidió un comunicado en el que aseguró que “desde noviembre del año pasado advertimos sobre los riesgos que esta comunidad enfrentaba y ofrecimos nuestro apoyo para que se adoptaran medidas de prevención y protección”.

9. Olmedo Pito

Líderes asesinados

El pasado 9 de enero, Marcha Patriótica denunció el asesinato de Olmedo Pito, comunero del resguardo Huellas Caloto, de indígenas Nasa, en el Cauca. Según esa organización, Pito fue asesinado en el corregimiento El Palo, de Caloto, a las 11:30 p. m., luego de “departir en un establecimiento público del corregimiento con algunas personas”. Dice la denuncia que, cuando el comunero se disponía a volver a su casa, “desconocidos se le acercaron y le propinaron tres heridas de arma blanca, dejándolo mal herido”. Murió camino al hospital.

Pito era, además de militante de Marcha, miembro del Movimiento de los Sin Tierra Nietos de Manuel Quintín Lame, del Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano y de la Coordinación Nacional de Pueblos Indígenas de Colombia. El pasado 11 de enero, la Fiscalía informó que, presuntamente, fue asesinado por un hombre llamado Jesús Armando Troches, que lo atacó luego de que ambos tuvieran una “fuerte discusión”. El ente acusador dijo que el asesinato del comunero “no fue motivado por la condición de líder ni por hechos relacionados con la defensa de los derechos humanos en su cabildo”.

8. Anuar Álvarez

Líderes asesinados

A pocos metros de su casa, ubicada en el municipio de Argelia (Cauca), desconocidos se acercaron a Anuar José Álvarez y le dispararon en tres ocasiones. El líder campesino, que se movilizaba en una motocicleta, “continuó su camino a bordo de la motocicleta y posteriormente se encontró un vehículo que venía en sentido contrario, a quienes les solicitó ayuda y de forma inmediata fue trasladado hasta el hospital de Argelia, pero por la gravedad de las heridas no pudieron salvarle la vida”, según explicó Marcha Patriótica en una denuncia pública.

Álvarez era socio de la Asociación Campesina de Trabajadores de Argelia. Además, coordinaba procesos de asociación campesina en la vereda Mirolindo, del corregimiento El Plateado, y trabajaba con el comité cocalero de esa localidad.

7. Guillermo Veldaño

Líderes asesinados

Fue asesinado en zona rural de Puerto Asís (Putumayo). Era presidente de la junta de acción comunal de la vereda Buenos Aires e integrante del Sindicato de Trabajadores Campesinos del Cordón Fronterizo del Putumayo, que está afiliado a Fensuagro y a Marcha Patriótica. Su liderazgo se desarrollaba entre los corregimientos Teteyé y Puerto Vega, de Puerto Asís, donde los campesinos protestan frecuentemente por la explotación petrolera que realiza el Grupo Vetra, operador del Consorcio Colombia Energy.

El crimen ocurrió muy cerca de la vereda La Carmelita, uno de los puntos donde las unidades del bloque Sur de las Farc dejarán las armas y empezarán su proceso de reincorporación. En la zona dicen que Veldaño era un importante defensor del agua y del medio ambiente.

6. Éder Mangones

Líderes asesinados

La Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar —un proceso social que defiende los derechos humanos y el medio ambiente— denunció que el pasado 10 de diciembre desconocidos asesinaron a Eder Mangones en la vía que conduce del municipio de Tiquisio al municipio de Norosí, ambos en el departamento de Bolívar. De acuerdo con la Comisión, Mangones se movilizaba en un mototaxi cuando fue asesinado.

La Comisión aseguró que Mangones era “un pequeño minero, líder social de muchos años en el corregimiento de Mina Seca (Tiquisio) y actualmente hacía parte de la junta de acción comunal”.

5. Nataly Salas

Líderes asesinados

El 3 de diciembre, Nataly Salas fue encontrada muerta en una laguna de Montería. La estudiante de 19 años, que se perfilaba como una activista estudiantil, también fue violada según las primeras declaraciones de las autoridades.

El 14 de enero, más de 40 días después del asesinato, el papá de Nataly, Edwin Salas, le pidió a la Fiscalía que acelerara las investigaciones, pues hasta ese momento no habían encontrado ningún sospechoso del asesinato. “No estoy conforme con los que llevan este caso. Siempre que pregunto me dicen que el caso va adelantado, pero hasta el momento no hay capturas”, dijo Salas.

4. José Abdón Hoyos

Líderes asesinados

En su informe sobre la situación de derechos humanos de 2016, la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular denunció que en la vereda San Isidro, de Sotará (Cauca), fue asesinado con arma de fuego José Abdón Hoyos, integrante de la Mesa de Víctimas de ese municipio. En abril de 2016, Hoyos le había pedido a la Corporación Autónoma del Regional del Cauca que identificara los humedales de una finca en la vereda Ullucos, determinara su estado y trazará una ruta para protegerlos con apoyo de la comunidad.

Según registró W Radio, el comandante de la Policía Metropolitana de Popayán, Pompy Pinzón, declaró que Hoyos “es integrante de la Mesa de Víctimas del municipio y aparece con unos registros: una condena por actos sexuales violentos y estaba vinculado a un proceso por porte ilegal de armas de fuego y homicidio, por lo cual tenía un impedimento para salir del país”.

En 2001, la Fiscalía capturó a Hoyos por su presunta participación en la masacre de nueve excursionistas en el Parque Nacional Natural Puracé, ejecutada en febrero de ese año por las Farc. Más tarde, fue dejado en libertad.

3. Samir López

Líderes asesinados

A comienzos de diciembre, la Policía informó que un hombre asesinó con arma blanca al concejal Samir López Visbal en su propia casa. La onegé Caribe Afirmativo, que defiende los derechos de las personas LGBTI en la costa atlántica, informó que el concejal, de la Alianza Social Independiente, “se encontraba gestionando la creación de una oficina para la atención de las personas con orientación sexual e identidades de género diversas”. Por eso, le pidió a la Fiscalía que investigara si el homicidio tuvo relación con su orientación sexual, pues López Visbal era abiertamente gay.

La organización dijo, además, que López había recibido amenazas por hacerle oposición al alcalde de Galapa José Fernando Vargas, de Cambio Radical, destituido en octubre de 2016 por inscripción indebida.

En un comunicado, la alcaldía de Galapa declaró que los hechos “no tienen relación con temas atienentes al ejercicio político”, aunque aún no han concluido las investigaciones. La Policía capturó al presunto asesino.

2. Luis Carlos Tenorio

Líderes asesinados

En su informe sobre la situación de derechos humanos de 2016, la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular denunció el asesinato del médico tradicional Luis Carlos Tenorio a manos de desconocidos. Las autoridades no se han pronunciado sobre el caso.

1. Vicente Borrego

Líderes asesinados

Fue asesinado frente a su casa con múltiples disparos. Era un ganadero y comerciante de La Guajira, que fue concejal de Riohacha a comienzos de los años 90. Según el portal noticioso La Guajira Hoy, “en la actualidad estaba dedicado a apoyar a los amigos a corporaciones públicas de elección popular y también en la administración de sus fincas y bienes”.

En 2014, la Fiscalía capturó a Borrego por su presunta participación en el asesinato de Iván Muñizen, profesor y sindicalista de la Asociación de Educadores de La Guajira. Entonces, la entidad lo señaló como presunto responsable de los delitos de homicidio en persona protegida y concierto para delinquir, y ordenó su detención domiciliaria. Quedó en libertad por las demoras de la justicia en tomar una decisión de fondo sobre el caso.

ARTÍCULOS RELACIONADOS