Fotos por: Iván Valencia 

Sí, fue penoso, y un poco grosero, hay que decirlo. Pero más allá de eso, la tremenda chifladera que recibió Santos, en la Carrera de los Héroes 10k, reflejó el dolor y la indignación de los asistentes por el asesinato de los militares en el Cauca la semana pasada.

A pesar de la silbatina, la carrera de este domingo sirvió como homenaje a los once soldados y, además, recaudó fondos para más de 500 combatientes heridos.

Así se vivió.

ARTÍCULOS RELACIONADOS