Foto: archivo particular

Foto: archivo particular

El Ministerio del Interior lanzó Paz en Acción, una estrategia que pretende hacer una intervención en 39 municipios de 13 departamentos -tres municipios por departamento-. Serán más de 400 acciones que les permitirán a los pobladores de esos territorios empezar a ver los beneficios que traerá, en su vida cotidiana, lo acordado con las Farc. La idea de fondo es que el Estado empiece a garantizar lo que la guerra ha negado.

“El gran objetivo es reconstruir el tejido humano y social que se rompió por el conflicto armado. El ministro (Juan Fernando Cristo) ha dicho que los municipios que han sido históricamente más golpeados por el conflicto deben ser los primeros beneficiados”, dice Eduardo Garzón, asesor de despacho del Ministerio del Interior, y uno de los encargados de la campaña.

A principios de este año, el ministro, acompañado por el alto consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo, estuvo visitando los departamentos que serán prioridad para intervenir con el plan, pero finalmente fueron las gobernaciones las que decidieron cuales serían los municipios beneficiados.

Con la lista definida, empezó a elaborarse -entre el gobierno nacional, los gobiernos departamentales y las alcaldías-, cómo se ejecutaría el plan y cuales serían los temas más urgentes para las comunidades. Al final, el plan se le mostró a las comunidades para que ellas lo aprobaran  y le hicieran modificaciones.

Las acciones aprobadas por la gente fueron, entre otras, centros de integración ciudadana, fortalecimiento de las organizaciones sociales, escuelas de paz, pedagogía y fortalecimiento de la política de derechos humanos, remodelación de centros de atención a las víctimas, trabajo con comunidades afro e indígenas y especial atención a la infancia para evitar el reclutamiento.

“Es una forma muy pequeña de saldar una deuda histórica. Falta mucho por hacer en esos municipios, porque han sido tradicionalmente olvidados. Todo el esfuerzo que se ha hecho en estos 4 años de conversaciones en La Habana no puede quedarse, simplemente, en que las Farc entregan unos fusiles y que el Gobierno les da una garantía para hacer política. Tiene que ir mucho más allá y tener un impacto positivo en la gente”, dijo Juan Fernando Cristo en la presentación oficial del plan.

Este plan, que está proyectado para los próximos seis meses, empezará a ejecutarse en la primera semana de agosto y, más adelante, contará con la participación de otros ministerios.

Las víctimas que ha dejado el conflicto en los 39 municipios seleccionados:

Antioquia

Ituango: 14.604; Cáceres: 8.547; El Bagre: 14.601

Valle del Cauca

Buenaventura: 168.439; Pradera: 5.657; Florida: 6.938

Sucre

Sincelejo: 104.444; Ovejas: 18.071; San Onofre: 24.678

Chocó

Riosucio: 20.460; Alto Baudó: 10.014; Istmina: 9.419

Cauca

Guapi: 9.838; Argelia: 6.889; El Tambo: 11.078

Meta

Uribe: 1.399; Mapiripán: 4.078; Vistahermosa: 10.828

Norte de Santander

Tibú: 14.401; El Carmen: 3.346; San Calixto: 7.330

Bolivar

San Pablo: 20.442, Simití: 6.334; Cantagallo: 2.123

Huila

Aipe: 2.113; Hobo: 1.023; Algeciras: 3.905

Nariño

Roberto Payán: 2.996; Linares: 3.169; Samaniego: 14.405

Santander

Rionegro: 2.849; Cimitarra: 4.468; Coromoro: 250

Caquetá

Florencia: 89.319; Milán: 3.328; El Doncello: 9.058

Cesar

Aguachica: 25.019; Bosconia: 12.820; Codazzi: 27.500

ARTÍCULOS RELACIONADOS