Luis Ernesto Gómez, del Partido Liberal, anunciando su apoyo a Gustavo Petro. A su izquierda Ángela María Robledo | Foto: cortesía

Daniel Quintero, miembro de este movimiento, nos dijo que “al liberalismo en Colombia ya no lo representa el Partido Liberal”

Las épocas de elecciones presidenciales hacen que los partidos políticos escojan bando y formen alianzas que en cualquier otro momento serían inviables o incluso inverosímiles. Y esto sucede de manera más evidente en un escenario de segunda vuelta, como en el que estamos en este momento. El próximo 17 de junio Colombia deberá elegir entre dos candidatos que representan polos opuestos del espectro político colombiano: Iván Duque por la derecha y Gustavo Petro por la izquierda.

En medio de esta situación está el Partido Liberal, que ante su fracaso en la primera vuelta de las elecciones (obtuvieron solo el 2 % de la votación), con Humberto de la Calle como candidato, ya anunció que va a respaldar la candidatura de Iván Duque para la segunda vuelta. Esto no cayó bien ni entre los seguidores del partido ni entre los integrantes de sus filas, en especial los más jóvenes, que ya anunciaron la organización de un grupo de “disidencia liberal” en todo el país. Su motivación, ya pública, es la de estar “en rebelión frente a la dirección clientelista de César Gaviria y en desobediencia total contra el apoyo a Iván Duque”. Así que de cara a la segunda vuelta se agruparán, ya sea a favor del voto en blanco o de la candidatura de Gustavo Petro.

Los liberales Luis Ernesto Gómez y Daniel Quintero Calle (ex viceministros del Interior y de la TIC,  respectivamente, quienes se han erigido como líderes de la ‘disidencia’), convocaron en redes sociales un evento en el Planetario de Bogotá a partir de la consigna: “nos tocó liderar a nosotros”. La propuesta estuvo en llamar a la ciudadanía para hacer pública su intención de no acatar la decisión de su partido de unirse al uribismo. “Los parlamentarios del Partido Liberal decidieron apoyar a Iván Duque –dijo Luis Ernesto Gómez– que es la propuesta más conservadora, retardataria y la que va más en contra de las ideas que hemos defendido por años”. También describió a los liberales que van a votar por Duque como “tránsfugas”.

Daniel Quintero, que dijo hablar en nombre de miles de liberales en todo el país que no se sienten representados por el partido, aseguró: “nos tocó a cada uno de nosotros ir a las calles y decir que aquí solo hay dos opciones: la guerra o la paz. Que votar en blanco es lavarse las manos y dejar que gane Duque, y eso es que vuelva la guerra a Colombia (…) “Al evento también llegaron la representante electa María José Pizarro, el concejal de Bogotá Hollman Morris y a candidata a la vicepresidencia Ángela María Robledo. Estas presencias y las referencias de varios de los voceros hicieron evidente que al menos buena parte de la ‘disidencia’ liberal acompañará a Gustavo Petro en la segunda vuelta.

 


Lea también en ¡Pacifista!: 

Esto piensan las organizaciones de paz de Duque y de Petro


 

No obstante, Luis Ernesto Gómez nos explicó que “los liberales en las regiones, en su mayoría concejales y diputados, están todos muy sorprendidos e indignados con el manejo de César Gaviria (anteriormente recio contradictor de Álvaro Uribe). Unos no necesariamente porque quieran votar por Petro, sino porque sienten que con esa decisión que el director toma como si fuéramos todos, le estamos consiguiendo un puesto a Simoncito (Simón Gaviria, hijo de César Gaviria) en el nuevo Gobierno”. 

Gómez también cuenta que la única razón por la que los parlamentarios liberales (en especial los congresistas) no han rechazado la decisión de apoyar a Duque y no han anunciado su voto por Petro porque “son rehenes de Gaviria” y están expuestos a un proceso disciplinario por doble militancia. Y, claro, que no quieren perder su curul. 

La campaña que van a adelantar estos sectores disidentes del liberalismo se va a centrar en agrupar a los votantes de Humberto de la Calle y Sergio Fajardo para alejarlos del voto por Iván Duque. Que voten en blanco o, preferiblemente, por Gustavo Petro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS