Síguenos en Facebook
Cocaína en proceso de empaque. Foto por: Jaime Barbosa.

Cocaína en proceso de empaque. Foto por: Jaime Barbosa.

Este lunes, a las 9:47 de la noche de Colombia, China cumplió la sentencia impuesta contra Ismael Enrique Arciniegas y lo ejecutó. Este vallecaucano de 74 años se convirtió en el primer colombiano al que se le aplicó la pena de muerte por tráfico de drogas en ese país. Arciniegas, que estaba recluido en una prisión en  Guangzhou, fue detenido a mediados de 2010 y reconoció que llevaba cuatro kilos de cocaína, por los que le habían pagado 5.000 dólares. Una vez condenado, y a pesar de las solicitudes de la embajada colombiana en ese país, la ejecución no tuvo vuelta atrás.

La condena de Arciniegas a una pena que para muchos es excesiva, abre el debate sobre el tipo de penas por narcotráfico y la lucha antidrogas en el mundo.  Cada país ha determinado, hasta el momento, la gravedad de los delitos ligados al tráfico de drogas y desde ahí han establecido las penas. En Latinoamérica, por ejemplo, es más grave traficar cocaína que violar a una mujer o matar voluntariamente al vecino. Esto según el estudio, La Adicción Punitiva, del año 2012.

Lea también: ‘Tenemos que regular y descriminalizar para frenar las muertes’: Comisión Global de Drogas.

La pena de muerte se limita, según el Derecho Internacional, a los delitos más graves y para algunos países el narcotráfico entra en la lista de delitos que merecen esta condena. Según Amnistía Internacional, al menos 11 países del mundo entre los que se cuentan Arabia Saudí, China, Indonesia, Irán y Malasia, han dictado sentencias de muerte o han ejecutado personas en los últimos años.

A eso se suma que, según el mismo organismo, en muchos de los países donde se impone la pena de muerte por delitos de drogas, “la injusticia se ve agravada por el hecho de que las condenas a muerte se dictan tras juicios manifiestamente injustos. En países como Arabia Saudí, Indonesia o Irán, a los acusados se les niega de forma habitual el acceso a abogados, o se les coacciona, mediante tortura y otros malos tratos, para que realicen “confesiones” que se admiten como prueba”.

Entre 2014 y 2015, la ONG registró ejecuciones o condenas a muerte por delitos de drogas en: Arabia Saudí, China, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irán, Kuwait, Malasia, Singapur, Sri Lanka, Tailandia y Vietnam. Los delitos de drogas se castigan con la muerte en más de 30 países, y se cuenta desde cargar un poco de marihuana hasta traficar con heroína.

La lista de países es la siguiente: China, Estados Unidos, Cuba, Egipto, Afganistán, Marruecos, Vietnam, Somalia, Zimbabwe, Sudán, Bangladesh, Arabia Saudita, Brunei, Corea del Norte, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, Siria, India, Irán, Indonesia, Jordania, Irak, Kuwait, Laos, Malasia, Oman, Pakistán, Singapur, Sri Lanka, Tailandia y Taiwan.

Drugabuse.com creó una calculadora interactiva que muestra las diferentes sanciones contra las drogas en 44 países diferentes. La plataforma diferencia, además, el tipo de sustancia y la cantidad que se porta al momento de una posible captura. Las cosas, según ellos, son así:

 

Tráfico de cocaína:

En los países que se usa la pena de muerte, la sentencia depende del tipo de sustancia y la cantidad. El caso de la cocaína es el siguiente:

Kuwait: cualquier cantidad

Indonesia: más de 5 gramos

Malasia: más de 15 gramos

Bangladesh: más de 25 gramos

China: 50 gramos o más

 

Países con las penas de prisión más duras por posesión de drogas*

Nigeria: 25 años

Turquía: 18 años

Emiratos Árabes Unidos: 15 años

Sudáfrica: 14.6 años

Eslovaquia: 12.5 años

Singapur: 10 años

Rusia: 9.6 años

Chipre: 8 años

Lituania: 6.5 años

Argentina: 6 años

*Este promedio no incluye países que utilizan la cadena perpetua y / o la pena de muerte. Las cantidades de posesión van desde cualquier cantidad hasta 1 kilogramo de la droga ilícita.

 

**Si quiere saber más de los cálculos que hizo Drugabuse haga click aquí.

ARTÍCULOS RELACIONADOS