Este artículo fue publicado originalmente en VICE News, la plataforma de noticias de VICE.

Por Laura Sánchez Ley

México vive una de las peores crisis en materia de derechos humanos en su historia: los asesinatos de periodistas, activistas, ejecuciones extrajudiciales que no se resuelven y la impunidad que impera, posicionan a este país como uno de los peores en el continente. Ericka Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional es tajante. Actualmente hay una regresión en materia de protección de derechos humanos, y los mexicanos se han visto vulnerados por la inacción y colusión del Estado con los grupos que están generando la violencia.

Vea también: ‘La cosa va mal: leímos el nuevo informe de Derechos Humanos de la ONU’

“Yo me atrevo a decir que en efecto México en comparación con el Continente está enfrentando una de las peores crisis en materia de derechos humanos”, considera en entrevista. Destaca que en la última década el expresidente de México, Felipe Calderón le declaró la guerra al narcotráfico, política pública que según el mandatario Enrique Peña Nieto cambiaría. No lo hizo, la militarización del país es una constante que ha generado violaciones a los derechos humanos como las ejecuciones extrajudiciales.

Tal es el caso de la del pasado 3 de mayo de 2017, cuando el ejército mexicano llevó a cabo dos operaciones de seguridad en Palmarito Tochapan, una pequeña localidad del estado de Puebla, en la región central de México.

Según las fuerzas armadas, durante la segunda operación hubo un tiroteo entre soldados y presuntos delincuentes que desembocó en la muerte de cinco personas, dos soldados entre ellos.

Unos días después se publicaron en las redes sociales unas imágenes en video que ofrecieron una nueva versión de este hecho: un soldado disparó en contra de un civil detenido que se encontraba sometido en el suelo. “México está en una de las peores listas”, dice Guevara.

Vea también: ‘El ‘narco’ en México ha sido más letal para EE.UU. que el terrorismo’

Y es que en países como Colombia que continúan en un conflicto armado y se han generado los llamados “falsos positivos”, ejecuciones extrajudiciales, hay procesos de judicialización y un reconocimiento por parte de las autoridades. Explica que en Colombia actualmente hay personas que se encuentran en juicios, incluidos altos mandos del ejército. Caso contrario al de México.

“No pasa nada lo único que hay como resultado son algunos pronunciamientos del presidente, Enrique Peña Nieto, algunas promesas de investigación que hasta el momento no se han traducido sustancialmente en cambios.

Ericka Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional regresa al caso de Palmarito y denuncia: “Todos los indicios señalan que miembros del ejército mexicano han cometido una ejecución extrajudicial, que es un crimen de derecho internacional. Las autoridades mexicanas no deben perder más tiempo y abrir una investigación civil urgente de este incidente.”

Lamenta que basándose en la experiencia de la trayectoria que ha seguido esta administración federal en el tema de derechos humanos, tristemente, este caso podría quedar también en la impunidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS