Foto: El Espectador

¡Pacifista! reproduce este artículo en el marco de su alianza informativa con el diario El Espectador. Vea la nota original aquí.

Por: Redacción Bogotá – El Espectador. 

La seguidilla de ataques terroristas en el norte del país, sumado a la ola de inseguridad que se registra en Bogotá –donde apenas uno de cada cinco ciudadanos se siente seguro– han sido circunstancias que han aprovechado inescrupulosos para difundir el pánico y poner a circular en redes falsas cadenas en las que se alerta por inminentes atentados y hechos de violencia. La incidencia de los rumores ha sido tal que, tanto el Distrito como la Policía, han tenido que salir a desmentirlos y advertir de su falsedad.

“No crean los rumores que circulan en redes sobre inminentes ataques terroristas o cosa similar ¡Son falsos!”, aseguró a través de su cuenta en Twitter el alcalde Enrique Peñalosa, mientras que la Policía de la capital del país llamó la atención por una serie de audios en los que personas se hacen pasar por uniformados y alertan sobre supuestos ataques. “Esta información no es verídica ni oficial, por lo que agradecemos que se haga caso omiso y se tenga en cuenta a los comunicados oficiales por parte de las autoridades competentes”.


Lea también en ¡Pacifista!:

Whatsapp: la red del terror


Y es que, de acuerdo con reportes de la Policía y los organismos de riesgo, en los últimos días se han multiplicado las llamadas, alertas y avisos sobre supuestos explosivos instalados en diferentes zonas de la ciudad. A ello, se suman las cadenas en WhatsApp en las que falsos policías se refieren al hallazgo de artefactos.

En una de las cadenas, una mujer llama la atención sobre amenazas de explosivos en centro comerciales, así como en estaciones de Transmilenio, generando desinformación y pánico. Lo preocupante, es que los mensajes son replicados por los usuarios sin mayor verificación o evidencia, lo que no solo contribuye a propagar el miedo, sino que acrecienta la efectividad del rumor.

“No se ha encontrado ningún objeto que contenga algún elemento o sustancia explosiva, que pueda afectar la tranquilidad de la capital colombiana”, insiste la Policía.

De acuerdo con la institución, como es habitual, se adelanta un trabajo minucioso en coordinación con investigadores de la SIJIN y unidades de inteligencia, para detectar de manera oportuna cualquier situación, objeto o artefacto explosivo que altere el orden público.

“Agradecemos sus llamados oportunos y rogamos evitar difundir información que no esté corroborada por las autoridades, pues inevitablemente generan pánico innecesario en la ciudadanía”, precisó la Policía.

ARTÍCULOS RELACIONADOS