Pocas horas después de que las Farc dejara todas sus armas en los contenedores de la ONU, y que su comandante Rodrigo Londoño pronunciara el último discurso como líder de una organización armada, fuimos a la Zona Veredal de Icononzo, en el Tolima, a hablar con tres combatientes sobre la relación que tuvieron con sus armas durante la vida de guerra. Una francotiradora, un herido en combate y una mamá nos cuentan cómo fue su relación con los fusiles. El que fue su “mejor amigo” durante el conflicto.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS