El animal más grande de América Latina está en Colombia y su extinción es inminente. Estamos tumbando su casa y acabando su comida. El jaguar hace parte de la cultura prehispánica y aun hoy está en los imaginarios de nuestros indígenas y campesinos. Sin embargo, la coexistencia entre jaguares y humanos ha sido prácticamente imposible.

La Serranía de San Lucas, entre el Río Magdalena y el Río Cauca, al sur del departamento del Bolívar y en el oriente antioqueño, ha sido escenario del conflicto armado y hace parte del corredor del jaguar, una serie de bosques que cruzan 13 países de Sur y Centroamérica. Allí, encontramos a unos pacifistas que llevan un mensaje de armonía, coexistencia y tolerancia entre los humanos y la fauna; y que, de paso, están construyendo el posconflicto.

ARTÍCULOS RELACIONADOS