Vea la primera parte de esta historia aquí.
Vea la segunda parte de esta historia aquí.

¿Cuántas personas hay desaparecidas en Colombia? ¿Cuántas desconocemos? ¿Cuántas muertes ni siquiera han sido denunciadas por el miedo perpetuo de sus familiares? La desaparición, el duelo inconcluso, el dolor inefable se nos volvió en Colombia el pan de cada día y, lo que es peor, se nos volvió normal. Gustavo Duque lleva ocho años como Fiscal de la Dirección nacional de Justicia Transicional y en este tiempo se ha dedicado, con la responsabilidad y la sensibilidad que lo merecen, a desenterrar la verdad y a devolverle a cientos de familiares el ser querido desaparecido por la guerra. La tarea es tan dura y compleja como uno se pueda imaginar: realizar las investigaciones previas, adentrarse en zonas aún custodiadas por la guerra, desenterrar fosas comunes, exhumar tumbas, identificar los N.N y enfrentarse al rostro de los familiares. Aún así, Gustavo Duque trabaja hasta el cansancio y combina su profesión con la sensibilidad de quien conoce el dolor de las madres que buscan a sus hijos. ¡Pacifista! acompañó a este Fiscal a hacer su trabajo y entendimos todo lo que implica exhumar del olvido una vida, cualquier vida arrebatada por el conflicto armado colombiano.

ARTÍCULOS RELACIONADOS