Con el rumor de que los indígenas Nasa de Corinto, Cauca, habían desenterrado unos restos humanos por su propia cuenta, empezamos a indagar sobre la procedencia de estos cuerpos. Se encontraban, exactamente, en el lugar donde hace más de 30 años se produjo uno de los hechos más emblemáticos de la historia del conflicto armado colombiano: la guerra por el cerro de Yarumales. Estuvimos allí y encontramos respuestas que podrían torcer la historia oficial de lo que ocurrió en esa batalla entre el Ejército y la extinta guerrilla del M-19.

TEXTO

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS