El canal está activo desde el 16 de septiembre de 2016. Fotomontaje: Juan Rubio | ¡Pacifista!

“Continuamos haciendo la presencia de nuestras tropas”, se lee en la descripción de un video subido por las Autodefensas Gaitanistas a su canal de YouTube. En el material se observa a hombres encapuchados, vestidos de camuflado y con fusiles en sus manos en un entrenamiento que se lleva a cabo, presuntamente, en las montañas de Colombia. El canal cuenta con más de 400 suscriptores y los nueve videos subidos alcanzan las 30.000 reproducciones.

En otro video se ve como el supuesto comandante de uno de los frentes de las Autodefensas Gaitanistas coordina a sus tropas, después el grupo de hombres armados levanta sus fusiles y entona el himno de esa organización al margen de la ley. Según lo descrito por el grupo, el material se graba en  las selvas del Chocó y el Urabá antioqueño.

Entidades como la Defensoría del Pueblo han puesto en conocimiento de las autoridades la presunta operación de esos grupos paramilitares en el país. Inclusive, en casos específicos como Urabá, la policía ha asegurado que existe una amenaza histórica y real de acciones ejecutadas por las Autodefensas Gaitanistas. Aunque otros entes, como el Ministerio de Defensa niegan su existencia, los videos del canal  serían pruebas del actuar de ese grupo paramilitar en regiones históricamente golpeadas por el conflicto armado.

Pero el canal de YouTube es solo uno de los medios de comunicación de las Autodefensas Gaitanistas. Ese grupo cuenta además con perfiles en redes como Twitter y hasta una página web. “Es una forma legitimarse como un grupo armado y organizado”, explicó Federico García, analista y docente de la Universidad Nacional. Para García, la difusión de esa clase de material podría hacer parte de una estrategia con la que los ‘gaitanistas’ pretenden un reconocimiento como el que han tenido las Farc y el ELN.

De hecho, en su página web han puesto contenidos de audio como un himno y una oración que los agrupa.

“Hay que tener en cuenta que muchos de los miembros de las Autodefensas Gaitanistas o ‘Clan del Golfo’ son también exmilitantes del EPL y exguerrilleros de las Farc.  Los videos podrían ser vistos como una forma no solo de legitimarse, tambiénde ser reconocidos por el Estado como actores principales del conflicto y que, así como con las Farc, se siente a negociar con ellos”, explica el analista.

Sin embargo, más allá de las pretenciones de las Autodefensas Gaitanistas, los internautas han reaccionado al material alojado en YouTube. Entre los comentarios de los videos, varios usarios de la plataforma han manifestado su intención de unirse a ese grupo armado, inclusive han dejado sus números de teléfono con el fin de ser contactados por la organización e ingresar a sus filas.

No obstante, García asegura que la preocupación no se debe centrar en esas personas. “En internet hay mucho desocupado, yo creo que estamos tan alejados del fenómeno del paramilitarismo que no entendemos muy bien las razones por las que una persona decide enlistarse en los grupos armados. Yo pienso que si alguien quisiera entrar a las Autodefensas no lo haría a través de las redes sociales”, concluyó el experto.

Estos son algunos de los comentarios alojados en el canal de YouTube. Imagen: Captura de pantalla

¿Libertad de expresión?

Tanto el canal de YouTube como las redes sociales de ese grupo armado hacen parte del debate sobre libertad de expresión en Colombia, pues su contenido promueve directamente la existencia de un grupo armado al margen de la ley.

Pedro Vaca, director ejecutivo de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) explicó que dentro de la consitución política, existe la figura de libertad de expresión, salvo algunos casos que incluyen los discursos de odio y la apología al genocidio. No obstante, los videos de las AUG entran en una zona gris.

“Si en los videos no existen amenazas directas ni discursos que atenten contra cierta parte de la población, ya no es tanto un tema de libertad de expresión. El porte de insignias paramilitares y la documentación que hace ese grupo  sobre sus actividades se convierte en material que las autoridades deberían estudiar”, asegura Vaca.

Para Vaca, también es necesario entender que, para bien o para mal, es necesario acceder a información sobre el paramilitarismo en el país. “El gran debate es que así a mucha gente le moleste el canal de YouTube, lo que ocurra con las AUG es un asunto de interés público que ayuda a dimensionar un problema. Por ejemplo: ya que muchos funcionarios del gobierno aseguran que no existen y que no se trata de bloques armados articulados, esos videos están ahí para documentar que es posible que sí estén operando”, concluye el director de la Flip.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS