Síguenos en Facebook

Casi un millón de personas marcharon el pasado sábado en Estados Unidos (EE.UU.) para alzar la voz a favor de los derechos de las mujeres y la igualdad de género, lo que convirtió la Women’s March (Marcha de las mujeres) en la protesta en contra de la investidura de un presidente más multitudinaria de la historia de Norteamérica (e independientemente de lo que afirma Kellyanne Conway, consejera de Donald Trump, se trata de hechos constatados y no de “datos alternativos“, como prefiere considerarlos el equipo político del presidente).

Es posible que la manifestación fuera inicialmente planeada para Washington DC, pero hubo marchas también en casi todas las zonas horarias que puedan imaginarse. Setenta y cinco países de todo el mundo fueron escenario de protestas solidarias, lo que supuso una manifestación de 24 horas de duración. USA Today estimó que asistieron 2,5 millones de personas, mientras que las organizadoras calculan que hubo una afluencia mundial de 4,6 millones de participantes.

“Millones de personas se han reunido hoy en ciudades y poblaciones de todo el mundo para defender unánimemente los derechos humanos”, dijo Women’s March en Twitter. “Esto es mucho más que un solo día de acción, es el inicio de un movimiento para proteger, defender y avanzar en el terreno de los derechos humanos, incluso en tiempos de adversidad”.

Con ayuda de colaboradoras de todo el mundo, asistimos a manifestaciones en seis países diferentes y entrevistamos a las personas que habían salido a la calle para apoyar a sus hermanas norteamericanas.

Barcelona (España)

Créditos: fotografías de Alejandra Núñez y entrevistas de Anna Pacheco

2. untitled-article-1485171841-body-image-1485173431

Shaina, 29, escritora y profesora nacida en Nueva York

“Estoy aquí porque soy feminista, anarquista y anti-racista. Y porque quiero hacer ver a la gente feminista, como yo, que podemos vivir en un mundo mejor, un mundo seguro e igualitario para todas y todos. Donald Trump es un racista y un misógino, pero hay que saber que estas cosas que dice no son nuevas. Él forma parte del sistema. Aunque Trump lo diga públicamente, no hay que olvidar que estos problemas siempre han existido. Por eso esta marcha no acaba aquí. La lucha continúa”.

3. untitled-article-1485171841-body-image-1485173525 (1)

Sophie, 28, profesora e investigadora nacida en Nueva York

“Estoy en la marcha para conseguir la igualdad y hasta que no la logremos, seguiré haciendo lo mismo. Donald Trump es un sociópata únicamente interesado en llamar la atención y tener poder a cualquier precio. Él es el producto y, a la vez, promotor de los estándares patriarcales y no tiene ningún problema en tratar a las mujeres como ciudadanos de segunda e incluso como objetos capaces de ser controladas. Además, no tiene ningún problema en despojarnos de todos los derechos por los que hemos estado luchando durante años, intensificando más nuestra opresión. Esto incluye los derechos del gobierno a regular nuestras vidas y nuestros cuerpos, y el acceso a los recursos y a un trato igual para las mujeres.

Espero que la lucha para conseguir la igualdad sea larga y fuerte, y esto empieza con nuestras acciones cotidianas. Lo personal también es político. Si queremos tener éxito, tenemos que estar juntas y luchar por los derechos de las mujeres, y contar con los hombres. El patriarcado es malo para todos. Y también tenemos que apoyar todos los movimientos, como el Black Lives Matter, los derechos del colectivo Lgbtqi o la lucha contra la ablación. La igualdad tiene que ver con la inclusión y la creencia de que un sistema que permite la opresión de un grupo usa los mismos mecanismos para oprimir a otro. No podemos conseguir una verdadera igualdad si no tenemos en cuenta todas las personas diversas que integran nuestra sociedad. Esto empieza con la visibilización”

4. untitled-article-1485171841-body-image-1485173609

Osby y Peckett, 8 y 11 años, estudiantes de Carolina del Norte

“No me gusta Trump por muchas razones. Quiere crear un muro que separe EE. UU. de México y es muy irrespetuoso con todo el mundo. La frase del cartel significa que Trump tiene que ser despedido de su trabajo”.

 

5. untitled-article-1485171841-body-image-1485173654

Mimi, 20, estudiante de California

“Estoy aquí por todas las mujeres que alguna vez han sido agredidas sexualmente, humilladas o denigradas. Por todas las mujeres que hoy necesitan ser reconocidas. Espero que las mujeres seamos poderosas algún día y capaces de hacer las mismas cosas que los hombres. Donald Trump es un hombre irrespetuoso. Quiero volver a EE. UU. para estar con todas las mujeres y las minorías. No quiero huir o escapar para siempre. Tengo que luchar por los derechos de las mujeres”.

Toronto (Canadá)

Créditos: Sarah Hagi por las entrevistas y Jake Kivanç por las fotografías

6. untitled-article-1485171841-body-image-1485172470

Kate, de Guelph

“Creo que ha habido mucha apatía. Creo que todo el mundo está completamente asombrado de lo que ha sucedido en EE. UU. y asombrado ante el tipo de actitudes negativas, racismo y machismo que creíamos que no existían, pero realmente están ahí. Estamos aquí para alzar la voz. Y yo he traído a mi familia conmigo, quiero enseñar a mis hijos que puede haber un mundo mucho mejor. Estoy aquí por la igualdad, el amor y para que las personas sean pacíficas y amables. Esta desigualdad se está dando en todas partes y creo que todo el tema de la elección de Trump la ha sacado más a la luz. Esta es la primera vez que me manifiesto, pero es que sentía la responsabilidad de hacerlo”.

7. untitled-article-1485171841-body-image-1485172487

Zack, de Toronto

“Estoy aquí porque creo que es importante comunicar al menos a (Justin) Trudeau (primer ministro de Canadá) que debemos enfrentarnos a todo lo que sucede en Estados Unidos. Estoy aquí por muchos motivos, ninguno en concreto. Me preocupan (los políticos conservadores canadienses) Kelly Leitch y Kevin O’Leary, pero espero que los mecanismos de nuestra votación no nos expongan del mismo modo que se han visto expuestos los estadounidenses”.

8. untitled-article-1485171841-body-image-1485172507

Colectivo Grrrl Justice, de Toronto

“Es realmente importante que los canadienses reconozcamos que los problemas que están surgiendo hoy en Washington no son nada nuevo. Estas injusticias sociales llevan cientos de años produciéndose. Como miembros de Grrrrl Justice estamos aquí hoy para hablar sobre la lacra del racismo, el sexismo, el colonialismo, la discriminación de las personas discapacitadas. De todos estos sistemas de opresión que están interconectados y que repercuten en las vidas de las mujeres.

El tipo de retórica que estamos escuchando en Estados Unidos no es exclusiva de ese territorio; en Canadá también tenemos racismo, sexismo y todas esas formas de opresión. Nuestro primer ministro acaba de firmar un montón de acuerdos para construir gaseoductos sin consentimiento de los indígenas, así que estos mismos problemas estás sucediendo aquí todos los días”.

9. untitled-article-1485171841-body-image-1485172520

Mary (izquierda), de Toronto

“Creo que es importante que nosotras, como mujeres, estemos hoy aquí. Estamos [aquí] para luchar contra Trump y las personas que se comportan como Trump, personas que no desean respetar a las mujeres de ninguna forma. También estoy tocando el tambor; mi grupo participa en cualquier cosa que tenga que ver con la justicia social. [Y también] estoy aquí para apoyar a Black Lives Matter. Las vidas de las personas negras también importan, siempre. Nos estamos manifestando contra toda forma de opresión”.

Ámsterdam (Holanda)

Créditos: entrevistas de Aysha van Gorp y fotos de Molen Frederieke

untitled-article-1485171841-body-image-1485172553

Mees, 16, de Ámsterdam

Realmente espero que, en el futuro, el mundo se convierta en un lugar de amor donde mis hijos puedan crecer sin que yo tenga miedo de que pase algo malo. Y espero que empecemos otra vez a amarnos los unos a los otros y que, en lugar de odio, repartamos amor entre todas las criaturas de la Tierra. La gente debería darse cuenta de que el planeta está en peligro y deberíamos hacer algo al respecto”.

Paloma, 16, de Ámsterdam

“Soy el tipo de persona que acude a manifestaciones porque quiero que se escuche mi voz. Especialmente en este mundo en el que los gobiernos tienen todo el poder, deseo que eso cambie. Es preciso que la gente piense en lo que está sucediendo en este mundo y que pueda usar su voz para lograr un cambio. Por eso estoy en esta marcha”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485172567

Linda, 21, de Breda

“Soy defensora de la juventud en Choice for Youth and Sexuality, una organización que lucha por la juventud y los derechos sexuales en todo el mundo. Pero el motivo principal por el que estoy aquí es porque el mundo se está volviendo cada vez más y más racista. Otra razón es porque soy una mujer negra y musulmana. Estoy aquí para marchar por todas las minorías, porque todo el mundo merece respeto. Espero que gracias a esta marcha mundial se nos escuche y que todas las minorías reciban el respeto que merecen. Y sí, existe gente como Trump y (el político holandés de extrema derecha Geert) Wilders que definitivamente deberían preocuparnos, pero también espero que no olvidemos que todo el mundo tiene derecho de ser quien quiera ser. No somos todos iguales, pero todos somos uno”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485172753

Nina, 26, de Ámsterdam

“En 2016 noté una gran polarización y negatividad entre las personas. Eso es algo que no deseo para este mundo, así que aquí estoy, con mi mensaje positivo y mi actitud positiva. Mi mayor miedo es que debido a todo el odio que hay en el mundo, la conexión entre las personas desaparezca y que todas las personas estén unas contra otras. Y que ya no haya comprensión en el mundo”.

Londres (Reino Unido)

Créditos: Bekky Lonsdale por las fotografías y las entrevistas

 13. untitled-article-1485171841-body-image-1485172865

Emily, 18

“Creo en la democracia, incluso aunque haya dado unos resultados de mierda. Creo que no podemos cruzarnos de brazos mientras sucede algo así. La elección de Donald Trump es realmente triste. Es horrible y trágica; es algo así como observar la autodestrucción de un país. Necesitan que les apoyemos.

Tuvimos que llevar la vagina por Oxford Street (la principal calle comercial de la ciudad) y obtuvimos una reacción realmente positiva. Solo dos personas nos dijeron: ‘Eso no es apropiado’ o ‘Que os jodan’… Pero mira, que les den.

 untitled-article-1485171841-body-image-1485172884 (1)

Chrystal, 21, de Washington D.C.

“Mi mensaje para Norteamérica es: sobrepónganse a la mezquindad. Es muy fácil rendirse al odio, pero recuerden que siempre que hay gente buena ahí fuera y que, en lo más profundo, la gente nace siendo buena por naturaleza y si se vuelve malvada es porque le ha pasado algo”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485172902

John, 80, de Londres

“Mi madre nació en 1896. Trabajó toda su vida, para otra gente o cuidando de sus hijos. No fue una persona feliz, su matrimonio fue un infierno. Miro ahora a mis hermanas y pienso que, en cierto sentido, tienen más derechos. Pero todavía queda mucho por hacer. Está la obvia cuestión de las mujeres y los salarios, en la que nos encontramos enormemente atrasados… Obviamente existe una gran discrepancia. Quiero decir que, mira a tu alrededor, mira a tu propia familia… ¿Quién hace todo el trabajo no remunerado de cuidar de los hijos, limpiar la casa?, ¿quién esperamos que nos proporcione apoyo emocional?, ¿quién soporta esa carga?”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485172916

Anabel, 25, de Bristol

“(En Inglaterra) vamos a abandonar la Unión Europea y da la sensación de que esta es otra oportunidad para expresar nuestras preocupaciones sobre cómo está yendo el mundo ahora mismo. Así que aquí estoy, tengo aquí una amiga norteamericana y estamos mostrando que apoyamos a los norteamericanos y que estamos con ellos. Creo que (la miembro del Parlamento Británico Theresa) May nos va a sacar de la Unión Europea y va a querer tener una relación especial con Trump. Así que estamos aquí para decir: ‘May, mira, no vamos a echarnos atrás, no vamos a dejar que esto suceda sin luchar'”.

Berlín (Alemania)

Créditos: Maansi Jain por las fotografías y las entrevistas

untitled-article-1485171841-body-image-1485172930

Christine (izquierda), 36, de California, EE. UU.

“No estoy de acuerdo con la posición de Trump en contra de los derechos de los discapacitados y los recortes que va a hacer. Y ahora que estoy embarazada estoy realmente furiosa porque he estado confiando en el ‘Obamacare’ y sé que muchas de mis amigas también confiaban en él. Ahora que potencialmente va a desaparecer, vivimos un momento aterrador”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485172947 (1)

Birgit, 58, de Berlín

“A las mujeres: No están solas y no es solo un problema de Estados Unidos. Llevo 40 años trabajando y manifestándome por los derechos de las mujeres y no le vamos a permitir, ni a él (Trump), ni a nadie, que reduzca nuestros derechos. Hemos llegado hasta aquí y queremos avanzar todavía más. El sexismo sigue vivo, incluso sin Donald Trump. Él simplemente hace que parezca que está bien”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485172963

Abeni, de California, EE. UU.

“Yo vivo aquí. Como médico, trabajo en un entorno predominantemente dominado por hombres blancos y quiero decir a las mujeres norteamericanas: ‘Pueden conseguirlo’. Solo tenemos que permanecer unidas y apoyarnos. Esta marcha muestra que tienen apoyo de todos los rincones del mundo. La mayoría de alemanes odia a Trump ―mucho― y me lo dicen siempre, en cuanto se enteran de que soy norteamericana. Vamos a romper el techo de cristal. Ya está bastante resquebrajado. Gracias a Hilary (Clinton). Gracias a Michelle (Obama). Y gracias a todas las que vinieron antes que nosotras. Esto no es más que un pequeño revés… Y conseguiremos superarlo”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485172978

Firna, 22, de Indonesia

“Vivimos un tiempo realmente difícil. Creo que es importante que permanezcamos unidas, independientemente de nuestras diferencias. Todas las mujeres del mundo estamos con las mujeres norteamericanas. Ellas están en primera línea de fuego en esta lucha contra el odio y contra la ideología de Trump y nosotras estamos tras ellas en esta lucha”.

Sidney (Australia)

Créditos: Sean Foster por las fotografías y las entrevistas

untitled-article-1485171841-body-image-1485172995

Belle, 39, con sus hijas Misha y Elsie, de Sidney

“Dar a luz y ser madre realmente me abrió los ojos con respecto a la importancia vital de los derechos de las mujeres. Para mí, los derechos humanos y los problemas medioambientales están completamente interrelacionados. Manifestarnos juntos es, a fin de cuentas, declarar abiertamente el tipo de mundo que queremos crear. Y como madre de dos niñas, para mí es criar mujeres salvajes, fuertes y apasionadas, preparadas para compartir su voz y su visión de la vida”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485173010

Latch, 35, de Brisbane

“Tenemos que luchar contra esto paso a paso, no va a suceder de la noche a la mañana. La violencia doméstica no va a desparecer, todas esas cosas no van a desaparecer de repente, cada pequeña cosa que podamos hacer a nivel global sirve de ayuda, cualquier cosa es mejor que quedarse en casa viendo la tele y pensando cómo te gustaría haber venido. ¡Mujeres de Norteamérica, sean fuertes! No se preocupen por los resultados de las elecciones y todo lo que ha sucedido: somos más poderosas de lo que pensamos”.

untitled-article-1485171841-body-image-1485173025

Paige, de California, EE. UU.

“Uno de los lados de mi pancarta dice ‘El coño te agarrará a ti’ y el otro dice ‘Resistan’. Y esto lo dice todo. Creo que tenemos que ponernos en pie y hacer algo, por poco que sea. Yo incluso llamo a los senadores de EE. UU. por Skype, es algo muy fácil de hacer y mucho más sencillo de lo que piensas. La gente ha permanecido dormida ―y los australianos también― y ya es hora de que despertemos y hagamos algo. Está claro que podemos marcar la diferencia, toda moneda tiene dos caras. Ya se puede ver lo que está sucediendo en EE. UU. con Donald Trump y las protestas y todo eso. Debemos permanecer juntos y amarnos los unos a los otros”.

*Este artículo fue publicado originalmente en Broadly, la plataforma de VICE dedicada a las mujeres.

ARTÍCULOS RELACIONADOS