Fotomontaje: Juan Rubio | ¡Pacifista!

De cuando en cuando, los líos judiciales de la familia del expresidente y senador Álvaro Uribe arman revuelo en los medios y generan indignación en las redes sociales. Este martes, la noticia corrió por cuenta del proceso que enfrenta el hermano del senador, el ganadero Santiago Uribe, a quien la Fiscalía acusa de participar en el desaparecido grupo paramilitar conocido como Los Doce Apóstoles.

Esta vez, contrariando la solicitud elevada por la defensa de Uribe, la vicefiscal María Paulina Riveros dejó en firme la acusación proferida por un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia en 2016. Eso significa que, ahora sí, el ganadero deberá ir a juicio.

A propósito del caso, les presentamos un resumen de las acusaciones que pesan sobre miembros del clan Uribe por hechos relacionados con el conflicto armado. Los jueces tendrán la última palabra:

Santiago Uribe

Foto El Espectador.

Santiago Uribe. Foto: Cortesía El Espectador

En febrero de 2016, Santiago Uribe fue capturado en Medellín por su presunta participación en el grupo paramilitar Los Doce Apóstoles. Según testigos y víctimas, esa organización orquestó decenas de homicidios asociados a la mal llamada “limpieza social” y al combate contra las guerrillas en el departamento de Antioquia, a finales de los 80 y comienzos de los 90.

En octubre pasado, la Fiscalía profirió una resolución de acusación contra Uribe por los delitos de concierto para delinquir y homicidio agravado. La entidad alega que, cuando supuestamente hizo parte de ese grupo criminal, Uribe participó en el asesinato del conductor de bus Camilo Barrientos, baleado en la vía Yarumal-Campamento en 1994.

Vea también: 12 personajes para entender la historia de Los Doce Apóstoles

El mayor (r) de la Policía Juan Carlos Meneses, también acusado por ese homicidio y testigo contra Uribe, le ha dicho a la justicia que el ganadero organizó el asesinato de Barrientos por considerarlo auxiliador de la guerrilla. Según la Fiscalía, la policía de Yarumal tenía para la época “una lista de personas susceptibles de ser asesinadas” y colaboraba activamente con Los Doce Apóstoles.

En múltiples ocasiones, el expresidente Álvaro Uribe y senadores del Centro Democrático han alegado que Santiago Uribe es objeto de una “persecución política”.

 


Vea el video en el que el senador Uribe defiende a su hermano, horas después de que este último fuera capturado en 2016:


Álvaro Uribe

Foto: Santiago Mesa | ¡Pacifista!

Álvaro Uribe. Foto: Santiago Mesa | ¡Pacifista!

En 2015, la justicia tomó dos decisiones trascendentales contra el senador Álvaro Uribe, ambas relacionadas con la masacre de El Aro, ejecutada por paramilitares en Valdivia e Ituango (Antioquia) en octubre de 1997, cuando él era gobernador de Antioquia.

En febrero de 2015, el Tribunal Superior de Medellín le pidió a la Fiscalía investigar al expresidente por cuenta del testimonio de Rosa María Posada, una de las sobrevivientes de la masacre, quien declaró que un helicóptero de la gobernación sobrevoló el pueblo mientras los paramilitares asesinaban decenas de civiles. Luego, en octubre de ese año, la Fiscalía le pidió a la Corte Suprema de Justicia que investigara a Uribe “por no haber tomado las medidas necesarias en calidad de gobernador para evitar la toma paramilitar”.

Vea también: La historia de la masacre por la que piden investigar a Uribe

La Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes también investiga a Uribe por participar, cuando era presidente, en una supuesta estrategia criminal para desviar la investigación por la masacre de El Aro. El supuesto complot fue denunciado en agosto de 2015 por el exparamilitar y narcotraficante alias “Don Berna”.

Vea también: Hablamos de la JEP con el magistrado que ha pedido investigar al expresidente Uribe

Uribe, en distintas oportunidades, ha asegurado que no participó en los hechos y que ningún helicóptero de la gobernación sobrevoló el área durante la masacre.

Mario Uribe

Foto: Congreso Visible

Mario Uribe. Foto: Congreso Visible

El excongresista Mario Uribe Escobar, primo de Santiago y Álvaro Uribe, fue condenado en 2011 por ‘parapolítica’. Ese año, la Corte Suprema de Justicia lo encontró culpable de aliarse con el excomandante paramilitar Salvatore Mancuso para llegar al Senado en 2002 y lo sentenció a 90 meses de prisión. Entre las pruebas que valoró la Corte se encuentran resultados electorales atípicos en el municipio de Montelíbano (Córdoba), donde Mario Uribe arrasó en las elecciones al Congreso y donde los ‘paras’ ejercían control político, social y militar.

Uribe Escobar, que había sido capturado en abril de 2008, fue liberado en noviembre de 2012 por haber cumplido las tres quintas partes de su condena.

ARTÍCULOS RELACIONADOS