Foto: captura de pantalla

Juan Manuel Santos durante la ceremonia de dejación de armas por parte de las Farc en Mesetas, Meta. Foto: captura de pantalla

Durante más de 20 minutos, el presidente Juan Manuel Santos escuchó atento las palabras de Rodrigo Londoño, el máximo líder de las Farc. Lo vio hacer duras críticas a la implementación de los acuerdos, a causa de los incumplimientos por parte del gobierno, las decisiones de la Corte y el “paso de tortuga” del Congreso.

Vea también: ‘Timochenko’ en la dejación de armas de las Farc: sus frases para la historia

También observó cuando dos guerrilleros subieron a la tarima y le entregaron un bebé a Londoño, y su incomodad tratando de cargarlo. Luego agarró el micrófono para hablarle a los más de 300 guerrilleros que están en la Zona Veredal de Mesetas, en el Meta. Allí también estaban políticos, embajadores, miembros del gobierno, del secretariado de las Farc y los invitados de siempre.

El presidente citó a Víctor Hugo, el poeta y político francés; habló de las dimensiones espirituales y simbólicas de este acuerdo de paz y le tomó la palabra a los guerrilleros, que prometieron cambiar las armas por las palabras. Le entregó una obra de arte al secretariado de las Farc y terminó con un emocionado “¡Que viva la Paz!” ante los aplausos del público.

Presentamos las mejores frases del discurso del presidente Santos, el día en que las Farc se convierten oficialmente en una organización sin armas.

 

1. Excombatientes de las Farc, les tomo su palabra. Colombia entera les toma su palabra, y la comunidad internacional es testigo: en adelante, su palabra será su única arma.

2. Esta es la mejor noticia para Colombia en los últimos 50 años. Es la gran noticia de la paz, de la concordia, del arreglo de las diferencias en la legalidad.

3. Habrá justicia y habrá reparación. Habrá verdad y garantías de no repetición para las víctimas. De eso nos aseguramos en el acuerdo de paz. Las Farc contarán con todas las garantías de seguridad que sean necesarias.

4. Miles de armas que hoy fueron entregadas, no serán más una amenaza para ningún ciudadano de Colombia ni del mundo.

5. Puedo decir, desde el fondo de mi corazón, que por llegar a este día, por vivir este día, por lograr este día, ha valido la pena ser presidente de Colombia.

6. Nos espera un camino largo todavía, pero el gobierno está firme, cumpliendo lo pactado. Seguiremos cumpliéndolo hasta la última coma del acuerdo.

7. Nuestra paz es real y es irreversible.

8. La dejación de las armas es el símbolo del nuevo país que podemos ser, y estamos comenzando a ser.

9. Estemos a la altura de la paz que hemos logrado, a la altura de los sueños de nuestros hijos que hoy nos miran con esperanza. Estemos a la altura de la historia. No dejemos perder este momento, y este logro que es de todos los colombianos. Somos un solo pueblo, una sola nación. ¡Y que viva la paz!.

ARTÍCULOS RELACIONADOS