Síguenos en Facebook
Juventudes Votamos NO 1

Algunos integrantes del grupo ‘Jóvenes Votamos No’. Foto tomada del Facebook de ‘Jóvenes Votamos No’.

Las campañas por el Sí y el No afrontan sus últimos días de trabajo de cara al plebiscito del 2 de octubre que aprobará o rechazará el Acuerdo para la Terminación del Conflicto entre el Gobierno y las Farc, firmado el lunes 26 de septiembre por el máximo comandante de las Farc, alias Timochenko, y el presidente Juan Manuel Santos. Las movilizaciones a favor y en contra de los pactado en La Habana dedican sus últimos esfuerzos para convencer, ad portas de los comicios, a los indecisos.

Desde que se anunció el fin de las negociaciones en Cuba, cientos de colombianos le han apostado a la promoción del Sí y del No en la refrendación del Acuerdo. No obstante, las juventudes son las que más se han apropiado de este proceso. Muchos movimientos estudiantiles han surgido para apoyar o desaprobar lo convenido con la Farc.

¿Qué piensan los jóvenes que promueven el No en el plebiscito por la paz? Hablamos con algunos movimientos estudiantiles del No para conocer sus motivaciones, opiniones y la forma en que adelantan la campaña de oposición de los acuerdos con las Farc. 

Algunos de los muchachos que conforman los grupos de campaña por el No hacen parte de las juventudes del Centro Democrático. Otros, cuentan, no están inscritos en ningún partido político. Sin embargo, todos comparten una fuerte crítica frente a lo pactos que el Gobierno suscribió con las Farc. “Creémos que los acuerdos, como están planteados, no contribuyen a que se construya una paz estable y duradera. Consideramos además que debemos tener la posibilidad de renegociar lo pactado y lograr un acuerdo mejor, que incluya a la mayoría de los colombianos”, afirma Diego Roa, miembro del movimiento ‘Javerianos por el No’.

Daniel Arce, integrante del grupo ‘Jóvenes Votamos No’, explica que la resistencia de los movimientos frente a lo firmado en La Habana ha hecho que se piense que sus compañeros de causa, y todos los que apoyan el No, hacen campaña en contra de la paz. “Lo que nosotros hacemos es un ejercicio democrático de oposición a lo que los acuerdos especifican. Hemos participado en debates en los que hemos intervenido para quitarnos la imagen de que queremos guerra ya que, en campaña, tuvimos desafortunados encuentros en los que mucha gente nos ha tildado de paramilitares y guerreristas cuando no es verdad”, asegura Daniel. 

Jóvenes Votamos NO 2

‘Jóvenes Votamos No’ participando en un debate radial con defensores del Sí en el plebiscito como el senador Antonio Navarro Wolff. Foto tomada del Facebook de ‘Jóvenes Votamos No’.

Los jóvenes que promueven el No alegan que las campañas de cara al plebiscito no han sido justas. “El Gobierno está haciendo una campaña masiva. Para nosotros es difícil, porque no tenemos los recursos. Hay una estadística que dice que los colombianos, al día, reciben entre 20 y 30 impactos sobre el Sí a los acuerdos en radio, televisión, prensa y calle”, sostienen.

También, las campaña juveniles por el No, según sus simpatizantes, han sido obstaculizadas por la polarización que hay en el país. “A nosotros, a cada rato, nos caen encima en las redes sociales. Las personas son muy agresivas en los comentarios que hacen a nuestros post. Y toman esa postura por la desinformación. En general, la gente asume el No como la guerra y cree que no queremos la paz. La verdad es que tanto los que apoyan el Sí como los del No queremos la paz. Los jóvenes son los más violentos. Cuando hemos salido a las calles a hacer campaña, siempre ellos son los que nos increpan y nos rapan las cosas. No se dejan hablar”, manifiestan.

Además, muchos de los exponentes del No, como la representante María Fernanda Cabal o la senadora Paloma Valencia, dicen los jóvenes, han afectado el trabajo de campaña. Las salidas en falso de estas personalidades, confiesan, les han dado una mala imagen a quienes apoyan el No. “Las declaraciones de figuras como ellas aumentan la polarización. Lo cierto es que nosotros trabajamos con respeto, haciendo pedagogía. Hemos salido a las calles, a los barrios populares, a repartir volantes en los que ayudamos a la gente a entender nuestra postura. Todo con argumentos”, confiesan.

Foto tomada del Facebook de 'Jóvenes Votamos No'.

Foto tomada del Facebook de ‘Jóvenes Votamos No’.

Para los colectivos que apoyan el No en el plebiscito, el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe es protagonista. No obstante, “él es una figura que tiene un índice de favorabilidad muy alto. Cuando habla, la gente lo escucha y entiende nuestros puntos. Pero queremos ‘desuribizar’ la campaña por el No porque no somos movimientos del Centro Democrático. Las campañas por el plebiscito no son de Uribe ni de Santos”, dice Diego.

“No podemos seguir poniendo a Uribe como el personaje que guía nuestros caminos y la argumentación. La gente no nos va a creer. Hay personas que no creen en el expresidente, y que tampoco le creen a Santos. A ellos queremos llegar y convencerlos”, explica Daniel.

Además, revelan que, como promotores de las campañas por el No, han evitado reproducir argumentos falsos sobre el plebiscito. “Si seguimos con los argumentos flojos del castrochavismo y de que a Colombia la regirá el socialismo del siglo XXI, no podremos convencer a nadie. Hay que hablarle a la gente con la verdad”, afirman.

Pero las juventudes que apoyan el No no están en desacuerdo con todo lo que dice el Acuerdo. “Estamos en desacuerdo, por ejemplo, con puntos específicos como el de la reforma rural integral, que ataca la propiedad privada, y con el de la participación política que promociona el comunismo, una ideología de odio que le ha hecho mucho daño al mundo. Creemos, también, que el método de refrendación de los acuerdos debió haber sido un referendo y no un plebiscito. Un referendo es más explicativo y refleja más la voluntad del pueblo”, aclaran.

Javerianos con el NO 1

Movilizaciones por el No de los grupos estudiantiles que rechazan los acuerdos con las Farc. Foto tomada del Facebook de ‘Javerianos con el No’.

Los jóvenes que trabajan por el No son conscientes de que si el 2 de octubre llega a ganar el Sí, su deber como ciudadanos es, pese a las críticas, seguir trabajando por la construcción de la paz. “No podemos permitir que los acuerdos dividan la sociedad entre los que votaron por el No y los que votaron por el Sí. Si se refrenda lo pactado, tenemos que llegar a acuerdos en lo fundamental para, entre todos, ser parte de la construcción de un nuevo país. Como opositores, si gana el Sí, haremos una veeduría ciudadana para evitar que se violen los derechos de los ciudadanos mediante los acuerdos”, aseveran.

ARTÍCULOS RELACIONADOS