Sin empatía no hay derechos humanos: miren a Colombia

OPINIÓN | Los derechos humanos necesitan una reestructuración. Hay que dejar de pensarlos como meras cifras y conceptos abstractos, y empezar a sentirlos con el corazón.