Un grupo de gente erradica cultivos de coca en Colombia. Imagen vía Luis Eduardo Noriega/EPA

Un grupo de gente erradica cultivos de coca en Colombia. Imagen vía Luis Eduardo Noriega/EPA

Por VICE News

Estados Unidos ha informado sobre un alarmante aumento en el uso y disponibilidad de la cocaína en el país. La preocupación de las autoridades estadounidenses se debe a un alza en el cultivo de hoja de coca en Colombia, uno de los principales actores en la producción y distribución de drogas a nivel mundial.

De acuerdo al Reporte sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2017, elaborado por el Departamento de Estado norteamericano, Colombia experimentó un incremento del 42 por ciento de 2014 a 2015 en la siembra ilegal de coca. En 2014, el país contaba con 112.000 hectáreas de planta; para 2015, esta cifra había aumentado a 159.000 hectáreas (P. 9 a 25).

Este engrosamiento, según el informe, puede ser atribuido a distintas razones que benefician la producción de la droga. La decisión del gobierno colombiano de suspender el programa de erradicación aérea en octubre de 2015 y el ingenio de los narcotraficantes para evitar la destrucción de los plantíos, son factores que han contribuido a agudizar el problema.

¿Por qué los cultivos de coca se han duplicado en Colombia? Leer más aquí.

El reporte menciona que el elevado flujo de cocaína que sale de Colombia aumentará la presión sobre las autoridades de países por donde transita como México y Centroamérica. Asimismo, indica que las ganancias ilegales derivadas de la venta de este narcótico alimentarán la corrupción y la violencia en estos territorios.

Debido a que las cifras correspondientes al 2016 se encuentran en elaboración, el documento no permite un análisis comparativo de la situación en el último par de años. Sin embargo, tomando en cuenta la tendencia ascendente desde 2012, se puede estimar que el número de hectáreas cultivadas se multiplicará.

“Las autoridades colombianas se mantienen como uno de los principales colaboradores de las fuerzas del orden. Estados Unidos se encuentra capitalizando las oportunidades para profundizar en el cumplimiento de la ley a medida que Colombia implementa su acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor organización de narcotráfico en el país”, dice el reporte.

La industria de la cocaína tiene muchos intereses en el acuerdo de paz en Colombia. Leer más aquí.

En las últimas décadas, Estados Unidos ha tenido un rol protagónico en el combate contra el narcotráfico en Latinoamérica. Entre 2000 y 2010, el gobierno estadounidense gastó más de 7,3 billones de dólares en el Plan Colombia, cuyos objetivos eran otorgar ayuda militar y económica para prevenir el flujo de drogas hacia Estados Unidos y promover la paz en Colombia.

En México, la Iniciativa Mérida se convirtió en el equivalente al Plan Colombia. Con una inversión de más de 1,6 mil millones de dólares desde el año 2008, el objetivo de este acuerdo, todavía vigente, es reforzar el equipamiento de las fuerzas militares mexicanas y fortalecer las instituciones de seguridad para frenar el crecimiento de los cárteles mexicanos.

El conflicto armado colombiano dejó al menos 220.000 personas asesinadas y 25.000 desaparecidas entre 1958 y 2012, según el informe del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH). El daño causado por capos como Pablo Escobar y carteles como el de Cali y Medellín es incalculable. A pesar de la ayuda recibida y del avanzado proceso de paz con las FARC, Colombia se mantiene como el principal productor y distribuidor de cocaína en Latinoamérica.

*Este artículo fue publicado originalmente en Vice News

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS