Foto: El Espectador

¡Pacifista! reproduce este artículo en el marco de su alianza informativa con el diario El Espectador. Vea la nota original aquí

Por: Redacción Política – El Espectador

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca revocó este martes el fallo del Juzgado 16 de Bogotá que salvaba las Circunscripciones Especiales de Paz, al exigirle al Congreso enviar al presidente Juan Manuel Santos el acto legislativo que creaba las 16 curules para las víctimas, para su promulgación.

El tribunal falló “revocar la sentencia proferida el 18 de diciembre de 2017 por el Juzgado Dieciséis Administrativo del Circuito Judicial de Bogotá, en relación con la acción de tutela presentada por el señor Robinson López Descanse y otros, en contra del Congreso de la República”. Definió que, el mecanismo indicado era el de la acción de cumplimiento (que ya fue presentada por el ministro de Interior, Guillermo Rivera).

La tutela no cabe “como mecanismo transitorio para la protección de los derechos fundamentales de representación y participación ciudadana, en consideración a la calidad de víctimas de la violencia de los accionantes, puesto que la acción de cumplimiento contempla la adopción de medidas cautelares que pueden ser ejercidas para prevenir amenazas y precaver daños eventuales o perjuicios irremediables”, señala el fallo del tribunal.

De esa forma, el tribunal asegura que la acción de cumplimiento era el mecanismo necesario para cambiar la decisión del Congreso de hundir el acto legislativo que creaba las circunscripciones, por la falta de quórum en la votación. Sobre esta acción, el fallo del tribunal expone que esta, después de ser presentada por el ministro Rivera, ya pasó al Consejo de Estado, “surtiendo su curso normal ante la jurisdicción contencioso administrativo (…) quien resolverá cuál es el quórum deliberatorio y aprobatorio a aplicarse en el caso”.

La decisión del Congreso

La pelea por las 16 Circunscripciones Especiales de Paz empezó en noviembre de 2017, cuando estaba próximo a finalizar el mecanismo del fast-track. El acto legislativo que llegó al Senado fue archivado al no haber una mayoría absoluta en la votación (de 102 votos, 50 fueron a favor), o al menos así lo precisó la presidencia del Senado, al frente del congresista Efraín Cepeda.

Pero el Gobierno, representado en esa ocasión por el ministro Rivera, insistió en que sí se había alcanzado, porque, tres curules estaban bajo la figura de silla vacía. Esto hacía que el quórum, según Rivera, se alcanzara con 99 senadores, y que, por tanto, 50 votos a favor sí podían entenderse como una mayoría absoluta, por lo que el Congreso debía enviar a sanción presidencial el acto legislativo.


Lea también en ¡Pacifista!:

“El Congreso les tiene miedo a las víctimas”, líderes de las circunscripciones de paz


En el tire y afloje entre Senado y Gobierno intercedió, días después, Robinson López Descanse, un líder indígena y víctima del conflicto, que interpuso una tutela para salvar las Circunscripciones Especiales de Paz. López, cuyo padre y una de sus hermanas fueron asesinados por la guerrilla de las Farc, dijo que su motivación para interponer la tutela fue, porque “las víctimas nos merecemos respeto y participación en los escenarios de debate como lo es el Congreso”.

Aun así, con la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, parece que el único camino que le quedan a las curules para las víctimas es la acción de cumplimiento presentada por el Gobierno.

ARTÍCULOS RELACIONADOS