ilustración

Ilustración: Women’s Link Worldwide

 

Por contribuir a promover la equidad de género, la ONG Women’s Link Worldwide acaba de nominar una sentencia sobre el conflicto colombiano a los Premios Género y Justicia al Descubierto, que reconocen decisiones judiciales de todo el mundo relacionadas con los derechos de las mujeres.

Se trata del fallo que en diciembre de 2015 profirió el Tribunal Superior de Medellín contra el desaparecido Ejército Revolucionario Guevarista (ERG), la primera condena emitida en Justicia y Paz contra una guerrilla.

En esa decisión, tal como contó ¡PACIFISTA! en enero pasado, el Tribunal condenó a cuatro excomandantes y un excombatiente del ERG por haber obligado a abortar a siete de sus subalternas, que le entregaron dramáticos testimonios a la justicia.

Asimismo, el Tribunal reconoció que altos mandos del ERG humillaron públicamente a las militantes que tuvieron relaciones sexuales o afectivas con varios de sus compañeros durante su pertenencia a esa organización, y que les prohibieron a las combatientes relacionarse con civiles o con integrantes de otras guerrillas. Para los magistrados, todo ello constituyó una afrenta a los derechos de las mujeres.

Según Women’s Link Worldwide, uno de los aspectos más significativos de esa sentencia es que le ordenó al Estado colombiano suministrar tratamientos médicos y psicológicos a las víctimas “para superar los efectos del aborto forzado, incluidos tratamientos de fertilidad, si su capacidad reproductiva se vio afectada y desean ser madres”.

En concepto de esa ONG, “esa decisión protegió los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres sin discriminar si son combatientes o no, y reconoció la obligación del Estado de indemnizar a las víctimas de esta forma de violencia sexual”.

El fallo es uno de los 12 nominados a los Premios, en la categoría Mallete, que reconocerá tres decisiones positivas que se hayan tomado en países como Kenia, Guatemala, Uganda, México, Zimbabue, Canadá, Reino Unido y España.

Por Colombia compiten otras tres sentencias, dos proferidas por la Corte Constitucional y una por la Corte Suprema de Justicia. En ellas se determinó que no había ningún impedimento para que las parejas del mismo sexo pudieran adoptar; que las entidades de salud debían cumplir con un protocolo especial para la atención de víctimas de violencia sexual, y que en ningún caso la reacción de las mujeres al momento de una agresión sexual se puede considerar como consentimiento.

 

Vea aquí la sentencia contra el ERG: Fallo del Tribunal Superior de Medellín

Vea aquí la historia sobre el pueblo del Chocó donde nació el ERG: El retorno a la trocha

ARTÍCULOS RELACIONADOS