Hernán Ariza. Foto: Cortesía

Por Santiago Valenzuela y María Alejandra Rodríguez 

El video dura un minuto.

El lugar: el claustro de la Universidad del Rosario, en el centro de Bogotá.

Los personajes: la profesora Rocío Peña —especialista en Derecho Tributario, doctora en Derecho y reconocida investigadora en el área de Derechos Humanos—, Hernán Ariza, estudiante de tercer semestre de Derecho y un grupo de jóvenes que lo rodea mientras él se aproxima al auditorio Mutis.

El día: viernes 24 de noviembre, antes del mediodía.

“¡En esta universidad se respeta la institucionalidad!”, grita un compañero de Ariza, evidentemente molesto por la invitación que la universidad  le ha hecho a Lucas Carvajal, un exguerrillero de las Farc que participó en un foro sobre la Reforma Rural Integral con la profesora Rocío Peña.

“¡Es que no han pasado por un proceso de justicia, como estudiante de la Universidad del Rosario tengo derecho a decir que no estoy de acuerdo!”, dice.

Peña responde: “Yo tengo derecho como ciudadana y profesora de la Universidad del Rosario de…”.

La grabación se torna confusa por los gritos y los reclamos de ambas partes. El video se hizo viral en Twitter y Facebook.

Horas más tarde, en la mañana del sábado, la profesora Peña recibió una amenaza a través de un mensaje privado en  Facebook. “Guerrillera hijueputa cuídese el culo, maldita vieja asquerosa, zurda inmunda”, decía el mensaje proveniente de la cuenta de un tal Anibal Garcés.

El Grupo de Investigación en Derechos Humanos de la Universidad del Rosario emitió un comunicado para rechazar “este tipo de violencia (…). Entendemos la universidad como un espacio de pluralismo, inclusión y construcción de paz”.


Lea también en ¡Pacifista!

Así piensan los jóvenes que ‘votan por el que diga Uribe’


El rector de la Universidad del Rosario, José Manuel Restrepo, se pronunció en esa misma línea para defender la libertad de expresión y rechazar cualquier tipo “de bullying mediático”. También subrayó la idea de “unidad en medio de la diversidad”, uno de los lemas rosaristas.

“Es urgente pasar la página de tanta polarización y más en el seno académico, para avanzar a construir ‘desacuerdos inteligentes’ donde se expresen argumentos y razones y no solo posiciones. Al final todos cabemos en la construcción de nuestro futuro país”, concluyó el rector.

Por estos días, el ambiente en la Universidad del Rosario es de división entre estudiantes que defienden a la profesora Peña y otros que condenan su posición. El hashtag #UrosariosinFarc, incluso, se ha impuesto.

Sobre Peña, un egresado de la facultad de Jurisprudencia nos contó que no solo es respetada, sino que también “fue antiuribista cuando toda la universidad era uribista. En 2009 hizo denuncias serias sobre violaciones de derechos humanos”.

¡Pacifista! buscó infructuosamente entrevistar a Rocío Peña, quien al parecer ha decidido no hablar con medios de comunicación.

Sin embargo, sí logramos conversar con Hernán Ariza, el estudiante oriundo de Valledupar y militante del Centro Democrático, que aparece en el video de la pelea.

¿Qué fue lo que pasó exactamente el viernes? ¿Fue esporádico, o planeaban una manifestación?
Nos enteramos ese día de que a la universidad iban a llegar guerrilleros de las Farc a dar una conferencia sobre la Reforma Rural Integral. Nosotros decidimos ir a protestar porque cómo es eso que los despojadores más grandes de Colombia ahora estaban hablando de restitución. Nosotros queríamos expresar nuestro descontento hacía los guerrilleros.

 

¿La motivación principal de la protesta era la visita de los guerrilleros? ¿Qué les molesta a ustedes?
Muchos estudiantes nos molestamos porque ellos ni siquiera se han sometido a la justicia. Nosotros quisimos hablar con él y cuando nos acercamos la profesora se metió entre nosotros dos y ahí fue la discusión.

 

¿Qué querían decirle?
Lucas Carvajal perteneció al frente de Alfonso Cano. Queríamos pedirle que respetara la institucionalidad del Claustro ya que ni siquiera había pasado por la justicia especial. No tiene derecho a darnos cátedra sobre la Reforma Rural. O sea, nosotros estábamos pidiendo un mínimo de respeto por las víctimas.

 

¿Cómo se presentó la discusión con la profesora?
Ella se vino hacia nosotros y dijo que los guerrilleros tenían todo el derecho a estar ahí. Nos dijo que así como los paramilitares habían entrado a la universidad, los guerrilleros también podían. Nosotros le expresamos nuestro descontento pero en ningún momento la insultamos, la agredimos o quisimos que la amenazaran. Nosotros rechazamos todas las agresiones e incluso las personas que están de acuerdo con que los guerrilleros vayan a la universidad nos han agredido y nos han insultado.

Nos dijo que así como los paramilitares habían entrado a la universidad, los guerrilleros también podían

¿Qué piensan del comunicado que emitió la universidad?
No lo he visto todavía…

 

¿Y sobre los tuits que puso el rector?
Ah sí, ahí estoy de acuerdo con él. Hay que buscar la unión y la diversidad. Nosotros también buscamos eso, pero respetando los mínimos de justicia. Pedimos que los guerrilleros pasen a la justicia especial primero, y la justicia especial ni siquiera está en funcionamiento.

 

Claro, la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ha sido bloqueada en el Congreso.
Sí, y pues si se ha demorado es porque el pueblo la rechazó en las elecciones del 2 de octubre de 2016, así como rechazó los acuerdos de La Habana.

 

¿No creen que una persona como Carvajal, que ha vivido la guerra desde lo más profundo, puede tener aportes interesantes sobre la ruralidad?
Eso es una ambivalencia. ¿Entonces el profesor que nos debería dictar violencia contra la mujer debe ser un abusador? Nosotros no entendemos cómo uno de los mayores de despojadores viene a hablar de restitución.

 

Y ahora que habla de despojadores, ¿cuál sería la posición de ustedes si Salvatore Mancuso fuera a la universidad?
Nosotros rechazamos los actos violentos de cualquier persona, vengan de donde vengan.

 

¿Ustedes se consideran de extrema derecha?
No. A nosotros nos quieren hacer ver como fascistas y paramilitares, y no es así.

Nosotros no entendemos cómo uno de los mayores de despojadores viene a hablar de restitución

¿Ustedes qué creen que debe hacer el próximo presidente con el acuerdo de paz?
El pueblo es el que manda. El pueblo dio un dictamen el 2 de octubre, y este gobierno no lo respetó. Hay que modificar lo que está mal, como la justicia. Nosotros estamos de acuerdo con la paz, pero con una paz bien hecha.

 

¿Tendría problema si un guerrillero pasa por la JEP y luego se sienta al lado suyo  a estudiar?
No. No habría problema. Es que aquí lo podemos ver: Gustavo Petro fue guerrillero del M-19, fue indultado, se sometió a un proceso de paz, se postuló a alcalde de Bogotá y ganó con votos. Él llega a la Alcaldía de Bogotá democráticamente, no como se está haciendo ahora con las curules directas de las Farc al Senado.

 

¿Quiénes los acusan de fascistas?
Hay varios grupos del Polo Democrático y algunos de ellos son los que nos dicen neofascistas, paramilitares, todo eso.

(Nota del editor: Hernán Ariza contactó a ¡PACIFISTA! al finalizar la tarde, señalando que no estaba seguro si las personas que lo catalogaron como fascista pertenecen al Polo Democrático).

 

¿Cuántas personas están en las juventudes del Centro Democrático en la Universidad del Rosario?
Somos alrededor de 150 personas.

 

¿Ustedes alcanzaron a escuchar lo que Carvajal estaba diciendo sobre la Reforma Rural Integral?
No, yo llegué tarde, a lo último. Nosotros quisimos ser respetuosos y no entramos al lugar a sabotear el evento. Quisimos fue acercarnos a él para manifestarle nuestro descontento.

 

¿No era más fácil asistir al evento, intentar escuchar y luego hablar con él?
Nosotros no quisimos entrar para que no dijeran luego que llegamos a sabotear como paramilitares, ¿sí me entiende? Queríamos hablar con él después.

 

¿Creen que lograron lo que querían?
Pues sí, le exigimos respetos por las víctimas y la academia. También hemos visto que mucha gente está de acuerdo con que los guerrilleros no vayan a la universidad.

Mucha gente está de acuerdo con que los guerrilleros no vayan a la universidad

¿Ustedes saben quién es Lucas Carvajal?
Es un integrante de las Farc. Fue delgado de las Farc en La Habana.

 

Es una persona que ha tenido mucha experiencia en temas rurales, en diálogos…
Eso no lo sé, se lo dejo a ustedes.

 

¿Antes había tenido alguna discusión con la profesora Peña?
Yo no sabía que era profesora cuando estábamos debatiendo. Luego me dijeron que era profesora. Nosotros insistimos en que rechazamos cualquier tipo de amenaza que le haya llegado.

 

¿No cree que se debería abrir un espacio de diálogo en donde no se califique al otro como paramilitar o guerrillero?
En ningún momento le gritamos guerrillera ni nada parecido. Ellas defendía la presencia de las Farc en el claustro, eso fue lo que dijimos y en contra de lo que nos manifestamos.

 

¿No se podría propiciar un espacio más sano de diálogo?
Sí, incluso el decano de la facultad nos quiere abrir un espacio para debatir sobre lo que pasó, con la profesora y otros tres estudiantes involucrados.

 

¿Se arrepienten quizás de lo caliente que fue la discusión?
No, sabemos que actuamos de manera debida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS