Temístocles Machado en el barrio Isla de la Paz. Foto: Elizabeth Otálvaro

La familia de Temístcoles Machado pide protección. Después de un mes, el gobierno les quitó los escoltas.

Han pasado tres meses desde que dos hombres armados asesinaron a Temístocles Machado en Buenaventura. El barrio Isla de la Paz, donde ‘Don Temis’ vivió y trabajó durante 59 años, todavía permanece en silencio, en duelo. “Ha sido difícil asimilarlo, no hemos podido salir del duelo colectivo. Hay mucho silencio”, nos dijo Eduardo*, unos de los líderes sociales de esta zona.

Todos los vecinos coinciden en una idea: nadie conocía tan bien los problemas de la Comuna 6 como Temístocles Machado, nadie tenía la capacidad de interlocución con las instituciones como él lo hacía – por ejemplo, durante las negociaciones del Paro Cívico–, nadie sabía sortear los procesos de restitución de tierras ni convencer a la comunidad para unirse frente a un problema. De ahí a que en estos tres meses no exista una cara visible en el barrio. También se siente, como nos comentaba Eduardo, un miedo profundo a hablar públicamente.

“Estamos saliendo del letargo colectivo. Las luchas de ‘Don Temis’ van a seguir. El problema es que tenemos que saber qué hacer con los abogados, cómo vamos a manejar cada caso. Para nosotros ha sido muy difícil tomar las riendas porque los cuatro líderes que apoyaban y acompañaban a ‘Don Temis’ están en la clandestinidad para proteger sus vidas”, nos cuenta Eduardo. En efecto, Machado llevaba tres procesos: una acción colectiva representando al barrio Isla de la Paz, otro por un terreno que de su familia y otro por la cancha de fútbol del mismo barrio.


Lea también en ¡Pacifista!

‘Aquí van a seguir matando líderes’: Buenaventura alerta al país


Como lo contamos en ¡Pacifista!, pasó un día del asesinato de Temístocles cuando unos sujetos desconocidos colgaron un aviso en la cancha de fútbol que decía “propiedad privada, prohibido el paso”. La comunidad quitó ese letrero y puso otro en que rezaba “aquí se construirá el polideportivo Temístocles Machado”. Ese predio es disputado por las familias Games, Tobón y Salamando. Aunque los procesos jurídicos permanecen estancados, la comunidad tiene algo claro: la cancha de fútbol se queda, para ellos no es propiedad privada. Que se construya el polideportivo, dependerá de la Alcaldía, institución que permanece en silencio tras la captura del alcalde Eliécer Arboleda por presuntos actos de corrupción.

Uno de los frentes de batalla de Temístocles Machado consistía en garantizar la permanencia de la comunidad en el territorio. El barrio Isla de la paz, fragmentado por la obra de la vía alterna de Buenaventura, ha sido codiciado por empresas privadas que buscan darle un uso comercial, como construir parqueaderos o crear grandes bodegas. En 2012, ‘Don Temis’ denunció que desconocidos se estaban acercando a las familias para intimidarlas y amenazarlas para que vendieran sus casas. Este problema persiste, como nos contó Eduardo: “Las familias están preocupadas por la ampliación de la vía Pacífico, un proyecto que con don Temis logramos frenar mientras se consultaba con las familias, quienes siguen siendo intimidadas para que hagan acuerdos individuales”.

Tras diferentes reclamos por parte de las familias, la Defensoría del Pueblo intervino para solicitarle a la Alcaldía de Buenaventura que, antes de crear un Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que permita, sin aval de las comunidades, la ampliación de la vía Pacífico, defina cuáles van a ser los impactos sociales y cómo los van a compensar. Solamente en la estructuración de la ampliación, el gobierno tiene planeado invertir 20.400 millones de pesos. Este proyecto hace parte de la mega obra que, en teoría, permitirá que Buenaventura quede comunicada directamente con Puerto Carreño.

‘Don Temis’, quien era vocero de la comunidad en la mesa de negociación del Paro Cívico, tenía a cargo otros proyectos, como como la veeduría en la construcción de 7.000 unidades de vivienda para familias en situación vulnerable así como la construcción de alcantarillado en barrios como Isla de la paz, que hoy en día ni siquiera cuentan con agua potable. La pregunta, dice Eduardo, es: ¿Quién va a tomar esas banderas? “Por ahora no se ha decidido quién va a asumir esa responsabilidad. Yo he tratado de ser garante pero estoy en pañales frente a lo que sabía ‘Don Temis’. En la Comuna 6 estamos esperando a que se aclare un poco el agua antes de decidir quién va seguir con la lucha. Por ahora nos da confianza que los jóvenes y todos los chiquitos dicen que van a seguir peleando por ‘Don Temis’. Lo querían mucho”.

Después del asesinato de Temístocles Machado, Eduardo ha tenido que visitar a las familias de la Comuna 6, casa por casa.  “Han aparecido muchos abogados avivatos que quieren sacarles plata a las familias y que les recomiendan que demanden al Estado. A mí me llaman y me dicen ‘doctor por favor revíseme esto, aconséjeme, léalo’. Mucha gente le está queriendo sacar provecho a la muerte de ‘Don Temis’ para engañar a las familias”.

Las capturas

El pasado 24 de marzo, la Policía del Valle del Cauca, en un trabajo coordinado con la Fiscalía, capturó a tres personas que supuestamente participaron en el asesinato de Temístocles Machado. Se trata de los alias ‘El Costeño’ (aparentemente el autor material), ‘Samir’ y ‘Danny’. De acuerdo con las investigaciones, los tres sujetos se dedicaban al sicariato, la extorsión, el secuestro y el desplazamiento forzado. Por el momento, no se sabe para quiénes trabajaban y si existe alguna relación entre ellos y las personas que en su momento intentaron despojar a las comunidades de los territorios.

Uno de los familiares de Machado, quien nos pidió mantener su nombre en reserva por seguridad, nos contó que “poco a poco han ido apareciendo personas que quieren hacer posesión de los terrenos que él defendía, pero la comunidad no lo ha permitido”. Frente a las investigaciones y las capturas por parte de las autoridades, el familiar nos contó que inquieta un poco “el rumbo que ha tomado la investigación. Tenemos mucha incertidumbre y tememos que quieran hacerle daño a nuestra familia. Que la Fiscalía corrobore cuanto antes la información que tiene porque las personas capturadas seguramente tienen personas acá en Buenaventura que nos podrían hacer daño”.

En estos tres meses, la familia de Temístocles ha intentado definir qué hacer con los terrenos. Teniendo en cuenta que don Temis tenía 10 hijos, la posibilidad de que algunos actores al margen de la ley se acerquen a algunos de ellos para apropiarse de predios y generar una disputa familiar es latente. “Nosotros hemos hablado y queremos continuar con el legado que él dejó, incluso que alguien de la familia lo represente en la mesa del Paro Cívico”. Antes de hacerlo, nos comentó el familiar, es necesario que el Estado les garantice protección: “El primer mes los familiares tuvimos acompañamiento por parte de la Armada. La persona que quedó viuda tiene protección de la UNP (Unidad Nacional de Protección) pero a los hijos solamente se las dieron hasta el primer mes. Eso ya pasó y ahora no tienen ningún tipo de protección, lo que dificulta más que asuman las banderas de Temístocles, como mucha gente lo pide”.

*Nombre cambiado por seguridad de la fuente. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS