Foto: El Espectador

¡Pacifista! reproduce este artículo en el marco de su alianza informativa con el diario El Espectador. Vea la nota original aquí.

La Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal registra 37 municipios libres de sospecha de minas. Yopal es la primera capital de un departamento en entrar a esta lista.

Por: Juliana Jaimes – El Espectador 

Yopal, la capital de Casanare, fue declarada libre de sospecha de minas antipersonal. El Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario n.°4, después de un trabajo de aproximadamente un año, determinó que la población de este municipio puede estar tranquila, pues hace más de 6 años no se presenta allí una víctima por estos artefactos y, según la indagación realizada, no hay indicios de que haya más explosivos de este tipo instalados en su territorio.

La búsqueda de zonas contaminadas comenzó en marzo de 2017 y terminó en febrero de este año. Según le dijo a este diario el mayor Jorge Flechas, del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario No. 4, se realizó un “estudio no técnico”, que consistió en hacer una investigación puerta a puerta a todos los habitantes del municipio, a quienes les preguntaban si sabían de accidentes recientes con minas.

Gracias a esa indagación, y a los testimonios de los presidentes de las juntas de acción comunal, se pudo determinar que no había evidencias de víctimas de minas antipersonal desde 2012. ¿Qué grupos ilegales instalaron minas en Yopal? El Ejército no lo sabe a ciencia cierta.

Desde 1993, de acuerdo con cifras del programa estatal Descontamina Colombia, en Yopal se han registrado cinco accidentes con minas y 19 incidentes durante operaciones de desminado o incautaciones, además de dos accidentes con municiones sin explosionar. Para declarar a la ciudad libre de sospecha de minas, el Ejército hizo el estudio no técnico en 92 veredas, que representan 2.771 kilómetros cuadrados. Después de este trabajo, dijo el mayor Flechas, los siguientes objetivos Tauramena, Aguazul, Chámeza y otros municipios del Casanare.

Entre 1991 y 2017, Casanare registró 316 accidentes o incidentes con minas antipersonal o con municiones sin explosionar. Se dieron en campo abierto, durante incautaciones u operaciones de desminado, incluso al hallar fábricas donde se producían. Aunque, a diferencia de los principales departamentos golpeados por minas, en Casanare solo 17 civiles -dos de ellos mujeres- resultaron afectados; el resto eran militares.

De igual forma, hasta la fecha se han registrado 11.542 víctimas por minas antipersonal y el año 2006 fue el más crítico en la historia de Colombia, pues se presentaron 1.232 víctimas. En lo corrido de 2018 se han presentado 22 víctimas. Aun así, en términos generales, Colombia suele estar en los primeros lugares en el mundo con víctimas de minas antipersonal, al lado de países como Afganistán.


Lea también en ¡Pacifista!:

Opinión: ¿Le importan a este país los sobrevivientes de minas antipersonal?


Un daño irreparable

Las minas antipersonales han dejado heridas irreparables en el 80 por ciento de los afectados y una de cada cinco personas muere en el accidente.  Luis Ernesto Bustamante tenía 20 años y llevaba un año y medio como soldado regular en el Ejército.  Fue un 26 de febrero de 2003, durante una operación de descontaminación de minas en Casanare, cuando sufrió el accidente que cambiaría su forma de ver la vida.

A las cuatro y media de la mañana, después de realizar un registro nocturno en la zona, descargó su maleta sobre el pasto, hojas secas y piedras fue todo lo que pudo ver en el lugar que no le despertó ninguna sospecha. Pero allí estaba la mina que hizo que perdiera su pierna derecha y le quedaran quemaduras alrededor de la cara y los brazos.  Inmediatamente lo sacaron en un helicóptero de la zona y lo remitieron a un hospital de Yopal, de donde fue trasladado al Hospital Militar en Bogotá. Estuvo internado un mes y medio aproximadamente.

“Es muy difícil liberar del todo el territorio colombiano de minas, porque muchas de las personas que las pusieron ya ni se acuerdan dónde están. Seguramente siempre queda una porque no se acuerdan de los puntos exactos”, señaló Luis Bustamante a El Espectador. “Pero perder un miembro no significa una derrota, toca seguir adelante. Uno en ese momento piensa que se le acaba la vida, pero después de un tiempo, se da cuenta que aún es una persona productiva”.

Voceros de Descontamina Colombia le contaron a este periódico, que, gracias al acuerdo de paz, las entidades encargadas de desminar diferentes zonas del país han podido llegar a sitios donde antes no podían acceder y eso ha sido fundamental para el proceso de descontaminación de artefactos explosivos. De 673 municipios afectados por esta problemática, se han liberado 225. Es decir que, en Colombia ya se han liberado 33 por ciento de los municipios contaminados con minas antipersonales.

Asimismo, el director de Desmina Colombia, Sergio Bueno Aguirre, señaló en un reporte oficial que se está interviniendo el 53 por ciento del total del área contaminada en el país. Los departamentos de Antioquia, Meta, Caquetá, Cauca, Bolívar y Putumayo, entre otros, son los lugares donde se concentra el mayor número de operaciones.

El proceso de descontaminación de minas ha registrado importantes avances en comparación con años anteriores. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por realizar para que algún día se elimine por completo toda sospecha de minas en los diferentes territorios de Colombia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS