Guerrilleros Farc Iconozo Tolima

Cada 15 días llegan los insumos a las zonas veredales. Foto: Farc.

Con el paso de las semanas, las zonas veredales de concentración de las Farc se han venido convirtiendo en un dolor de cabeza para el gobierno. Las condiciones de estos espacios, que serán el lugar donde los guerrilleros dejen sus armas y se preparen para entrar en la vida civil, ya han sido motivo de varias discusiones entre comandantes del grupo insurgente y funcionarios del Estado.

La guerrilla ha denunciado en varias ocasiones que los alimentos que llegan a las zonas se encuentran en mal estado o vienen vencidos. También ha señalado que en numerosos puntos de los campamentos se han presentado retrasos de hasta una semana en la llegada de los víveres, lo cual, como contó ¡Pacifista! la semana pasada, los ha llevado a tener que pedir fiado en los comercios locales.

Vea también: Las Farc han sacado fiados 13 millones de pesos en Caldono, Cauca

El pasado 6 de marzo, las Farc hablaron por primera vez de los sobreprecios en las provisiones que llegan a los guerrilleros. En una rueda de prensa en la Biblioteca Nacional, en Bogotá, los representantes de la organización Carlos Antonio Lozada, Pastor Alape y Marcos Calarcá afirmaron que la empresa encargada por el gobierno para los alimentos en las zonas veredales les cobra por los productos el doble o el triple del valor que tenían cuando ellos estaban en confrontación armada. “Adquiríamos una libra de arroz, por decir algo, en 3.000 pesos, y ahora esa misma libra es facturada en 15.000”, dijo Calarcá. En ese momento, sin embargo, no presentaron una prueba de la acusación.

Desde entonces, varios medios han mencionado el tema. El pasado 9 de marzo, la revista Semana denunció que la Agencia Nacional Logística de las Fuerzas Militares, órgano encargado de comprar los productos, cobraba 25.000 pesos por un condimento que en cualquier supermercado se consigue a 2.000. En un comunicado, el organismo respondió que “el valor que registra el documento que muestra la revista se refiere a un kilo de condimento, no a un gramo”.

Pues bien, ¡Pacifista! tuvo acceso a dos de las planillas que periódicamente llegan a las zonas veredales y en las que está discriminado, producto por producto, el valor de los víveres y la cantidad solicitada. Se trata de las listas de la zona veredal Caracolí, en Riosucio, Chocó, y de la zona veredal Los Monos, en Caldono, Cauca. Contienen cotizaciones de precios quincenales.

Con estos documentos nos fuimos a un supermercado bogotano a comparar precios. Encontramos que diez productos de las listas de las zonas veredales son en efecto mucho más costosos que en la capital. Algunos incluso duplican o triplican el valor.

Este es el resultado.

Lenteja (libra)
Zona veredal Riosucio: 5.500 pesos
Almacén de cadena en Bogotá: 2.250 pesos

Panela (kilo)
Zona veredal Riosucio: 11.000 pesos.
Almacén de cadena: 7.700 pesos.

Aceite (litro)
Zona veredal Caldono: 6.500 pesos.
Almacén de cadena: 4.390 pesos.

Café Molido (libra)
Zona veredal Riosucio: 14.000 pesos.
Almacén de cadena: 6.890 pesos.

Gaseosa (botella de 2 litros y medio)
Zona veredal Riosucio: 9.112 pesos (Big Cola).
Almacén de cadena: 4.500 pesos (Coca Cola).

Arroz blanco (libra)
Zona veredal Riosucio: 2.450 pesos.
Almacén de cadena: 1.540 pesos.

Atún (lata)
Zona veredal Caldono: 5.000 pesos.
Almacén de cadena: 3.290 pesos.

Frijol Cargamanto (libra)
Zona veredal Riosucio: 5.400 pesos.
Almacén de cadena: 3.400 pesos.

Leche en polvo (bolsa 400 gramos)
Zona veredal Caldono: 7.200 pesos.
Almacén de cadena: 5.950 pesos.

Ajo (kilo)
Zona veredal Caldono: 10.600 pesos.
Almacén de cadena: 3.140 pesos.

 

¿Qué dice el Gobierno?

Con las listas en mano fuimos a buscar a la Agencia Nacional Logística de las Fuerzas Militares, el organismo encargado de comprar y llevar los alimentos a las zonas veredales. Intentamos hablar con el Coordinador de Suministros, con la Directora Regional del Suroccidente y con el Director General de la Agencia. Sin embargo, a través de mensajes de Whatsapp o de sus asistentes, nos dijeron que no darían respuesta. Se limitaron a remitirnos el comunicado que enviaron cuando Semana denunció el precio del condimento.

 


 

Publicamos el comunicado completo a continuación.

Comunicado de la Agencia Logística de las Fuerzas Militares

1.  EL valor que registra el documento que muestra la revista, refiere a kilo de condimento no a gramo. Error transcripción. 

2. El valor para proveer desayuno, almuerzo y cena diarios a cada integrante de las Fara es de 16.800 pesos. 

3. Precio que además de cubrir la compra de productos, su adecuado embalaje y cadena de frío, garantiza su distribución y entrega en las ZV, algunas de ellas, según la infraestructura vial del área circundante, demandan entre ocho y y hasta treinta y seis horas de desplazamiento, y vinculan transporte multimodal. 

4. La adquisición de Víveres Secos se cumple a través de la Bolsa Mercantil de Colombia, garantizando los más altos estándares de calidad, inocuidad alimentaria y precio; en procura de asegurar el bienestar de todos y cada uno de los miembros de las Farc. 

5. La compra de Víveres Frescos se adelanta localmente, en cada una de nuestras regionales, con proveedores que participan en procesos de contratación pública a través de SECOP II que garantiza cabal cumplimiento de la normatividad legal aplicable y las exigencias del Ministerio de Salud e INVIMA, respecto de la inocuidad alimentaria. 

6. Por último, me permito expresar que la Agencia Logística de las Fuerzas Militares, en cada uno de los ciclos de distribución ha venido aumentando el porcentaje de compras locales y se continuará haciendo. 

7. El Mecanismo de Monitoreo y Verificación hace acompañamiento para garantizar la calidad de los productos. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS